Contador regresa del Tour con la duda de participar en la Vuelta

Riis: "Es pronto para decir su Contador podrá estar en la Vuelta"

Richie Porte: "La ausencia de Contador cambia la dinámica de la carrera"

Wiggins anuncia que seguirá en el Sky en 2015, pero no irá al Tour

Fabian Cancellara, otro ilustre que se retira del Tour

deportes

| 15.07.2014 - 10:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Alberto Contador (Tinkoff) regresa a Madrid con la tristeza de haber tenido que abandonar por culpa de una caída un Tour de Francia que "había preparado como nunca" y con la duda de participar en la Vuelta que comienza el día 23 en Jerez de la Frontera.

"Son tantos los meses de trabajo para llegar al máximo al Tour que duele mucho echarlo todo a perder. Hice todo lo posible por continuar, pero vi que no podía seguir, que se había acabado", señaló Contador en su hotel de Besançon a un grupo de periodistas.

EXAMINADO DE LA ROTURA DE LA TIBIA

El ciclista madrileño regresaró a Madrid en el avión privado del patrón del equipo, Oleg Tinkov para ser examinado de su rotura de la meseta tibial y decidir si debe pasar por el quirófano. A partir de dicha decisión Contador y los médicos que le atiendan decidirán su participación en la Vuelta, si bien el ciclista de Pinto se muestra pesimista al respecto.

"Me van a examinar, pero en principio parece complicado. Sin operación seguro que no puedo estar en la Vuelta; y con la operación, habría que verlo. El problema no es estar en la Vuelta, el problema es estar en la Vuelta pero pudiendo entrenar antes. De momento voy a examinar bien todo y ya veremos qué se puede hacer", señaló.

Contador comentó en su hotel la caída que le retiró del Tour que mejor había preparado en su vida, en el que se encontraba dispuesto a abordar el maillot amarillo del italiano Vincenzo Nibali.

"Se produjo en una zona relativamente tranquila, en una recta larga. Fui a echar la mano atrás, prácticamente no la había soltado del manillar, cuando cogí una ondulación que no se veía a 70-80 kilómetros por hora", describió. A pesar de sus intentos de seguir en la bicicleta y tras rodar unos kilómetros, vio que era imposible y que debía retirarse.

"La idea de salida era disputar la etapa, pero después de llevar un minuto en la bicicleta vi que tenía parar porque la herida que tenía en la pierna era bastante importante y el dolor que tenía en la rodilla era muy grande", concluyó. El Tour de Francia descansa hoy en Besançon, ya con las bajas de los tres corredores que habían ganado la carrera: el luxemburgués Andy Schleck, el británico Chris Froome y el español Alberto Contador.