Contador pierde la Dauphine, pero mete miedo a Froome

En la última etapa se impuso Mikel Nieve y Talansky se adjudicó la prueba

"No es ninguna decepción. El balance es positivo", dice Contador tras meterle 3'50" a Froome

Alberto Contador

deportes

| 15.06.2014 - 21:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El español Alberto Contador batió al británico Chris Froome en el gran duelo entre los favoritos para el Tour, pero perdió el Criterium de Dauphiné en beneficio del estadounidense Andrew Talansky (Garmin), que aprovechó el marcaje de los dos grandes para alzarse con la victoria final.

La octava y última etapa, de 130,5 km entre Megeve y Courchevel y cuatro puertos -uno de segunda y tres de primera- en el trayecto, tuvo un ganador español: Mikel Nieve, que se adelantó a sus compañeros de escapada en el último kilómetro y se impuso con un tiempo de 2h20:29.

DESCOMUNAL ESFUERZO DEL PINTEÑO

Talansky cruzó la línea siete segundos después, en cuarto lugar, y Contador lo hizo a 1:15, décimo, después de realizar un descomunal esfuerzo en solitario a lo largo de los últimos 23 kilómetros. 27 segundos les separó en la general definitiva.

Los organizadores habían suavizado la llegada a Courchevel al situar la meta antes de la cumbre. En la última dificultad, los corredores tenían que ascender 1.267 metros a lo largo de 5,9 kilómetros al 6,2 de pendiente media.

Tanto Contador como Froome, separados por ocho segundos en la general, habían advertido de que la carrera no estaba resuelta, y la realidad les dio la razón, pero en favor de un tercero. El sábado el español había distanciado en 20 segundos al británico en el último kilómetro y medio para enfundarse el amarillo.

La escapada del día se formó en el primer ascenso con 23 corredores, y entre ellos el estadounidense Andrew Talansky, tercero en la general a 39 segundos de Contador, que rápidamente se convirtió en líder virtual.

LE METE 4 MINUTOS A FROOME

El equipo Sky de Chris Froome tenía tres hombres en el corte, los españoles David López y Mikel Nieve y el australiano Richie Porte, y el británico atacó en el Col de Saisies en compañía de sus compañeros Geraint Thomas, Danny Pate y Vasil Kiryenka. Contador respondió sin problemas pero se quedó sin equipo.

El pelotón se fracturó en mil pedazos con las maniobras del equipo Sky para destronar a Contador, de las que momentáneamente se beneficiaba Talansky, líder virtual de la prueba durante muchos kilómetros.

A 23 kilómetros de meta, Contador, al comprobar que la ventaja de los fugados pasaba de los dos minutos, resolvió salir en su busca, dejando clavado a Froome en el ascenso al col de Montagny, para que la carrera no se le fuera con los de arriba.

Talansky coronó junto a Jurgen Van den Broeck y Romain Bardet con 48 segundos de ventaja sobre Vincenzo Nibali y Wilco Kelderman. Contador pasaba a 1:26 y Froome a 2:25.

El esfuerzo de Contador resultó baldío. Talansky mantuvo un ritmo suficiente para evitar que el español culminara la remontada y se alzó con la victoria, evitando, de paso, el décimo triunfo de un español.

Desde que Valentín Uriona ganó la Dauphiné en 1964 la carrera francesa ha registrado nueve victorias españolas: Luis Ocaña en 1972 y 1973; Miguel Induráin en 1995 y 1996, Iban Mayo en 2004, Iñigo Lanzaluce en 2005 y Alejandro Valverde en 2008 y 2009.

SATISFECHO

Alberto Contador dijo no estar decepcionado y calificó de "positivo" lo sucedido. "Estoy satisfecho con mi actuación y por ello no estoy decepcionado. Lo dije el día anterior que la carrera no había terminado y así ha sido. Lo importante es que ha sido una semana de alto nivel y he respondido bien", explicó.

Para Contador lo importante es que se siente fuerte y ahora sólo piensa en el Tour: "Ahora unos días de descanso y luego una concentración de altura, para llegar en mi mejor momento de forma al Tour, que comienza el 5 de julio".

Sobre el vencedor Andrew Talansky comentó: "Para mí no es ninguna sorpresa, es un gran ciclista, se defiende bien en todos los terrenos y ha tenido a su lado a corredores de gran calidad, entre otros al canadiense Ryder Hesjedal".