Conchita Martínez, del triunfo en Wimbledon a la Copa Davis | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Conchita Martínez, del triunfo en Wimbledon a la Copa Davis

Primera seleccionadora que logró aglutinar las dos capitanías del tenis nacional, la Copa Federación y la Copa Davis

Miguel Cardenal recibe a Fernández-Ladreda para normalizar el tenis español

deportes

| 06.07.2015 - Actualizado: 15:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Conchita Martínez, la única tenista española que ha logrado el título de Wimbledon hasta la fecha, pasará a la historia también por ser la primera seleccionadora que logró aglutinar las dos capitanías del tenis nacional, la Copa Federación y la Copa Davis.

Nacida en Monzón (Huesca) hace 43 años, Conchita se convirtió en uno de los referentes del tenis nacional femenino desde que en 1988 debutó como profesional y ganó su primer torneo en Sofía. Un año después su portentoso golpe de derecha y único revés a una mano ya le habían situado entre las diez primeras del mundo.

WIMBLEDON 1994

Ganó cinco títulos de Copa Federación en diez finales disputadas. En 1991 ante Estados Unidos; en 1993 frente a Australia, en 1993 y 1994 nuevamente ante Estados Unidos y en 1998 ante Suiza, además de tres medallas olímpicas (plata en dobles en los JJ.OO. de Barcelona 1992, (con Arantxa Sánchez Vicario), bronce en dobles en Atlanta 1996 (de nuevo con Arantxa), y la de plata también en dobles en Atenas 2004 (con Virginia Ruano).

También compitió en los Juegos de Sydney 2000, pero allí sus problemas físicos le impidieron conseguir buenos resultados.

Pero si algo ha brillado con fulgor incomparable en la carrera de la ahora capitana del equipo de Copa Davis es el título de Wimbledon en 1994, al vencer en la final a la estadounidense Martina Navratilova, su ídolo, el 2 de julio de aquel año, por 6-4, 3-6 y 6-3, e impedir así que la zurda de origen checo ganase su décimo título individual en el All England Tennis.

Un año después, en octubre de 1995, Conchita alcanzaba el segundo puesto de la clasificación mundial. Fuera de Wimbledon, el tenis de Conchita Martínez no tuvo la recompensa que buscaba. En 1998 cayó en la final del Abierto de Australia después de vencer a la estadounidense Lindsay Davenport en semifinales, pero perdió ante la suiza Martina Hingis en el último partido.

Dos años después, en Roland Garros, alcanzó su tercera final de un Grand Slam al vencer a Arantxa Sánchez Vicario en semifinales, por primera vez en cinco años, aunque luego cedió por el título ante la francesa Mary Pierce.

EN EL TENIS DESDE LOS 9 AÑOS

Su carrera empezó con nueve años, cuando José María San Vicente la comenzó a entrenar en su Monzón natal, tras verle pegar a la pelota en un frontón del barrio de Hidronitro, y desde entonces fue fulgurante. Un año después fichó por el Club de Tenis Urgel de Lleida, en la escuela de José Tutusaus y Eduardo López y logró el subcampeonato de España alevín.

Después de permanecer en la Residencia Blume durante tres años, en 1987 se trasladó a Suiza aprovechando la oportunidad que le brindó el holandés Eric van Harpen para prepararse en su escuela, donde el técnico le cambió el revés a una sola mano que, posteriormente, se convertiría en uno de sus mejores golpes, y donde aprendió algo de alemán y sobre todo, inglés.

En enero de 1988 se inscribió en el Club de Tenis La Salud de Barcelona y al mes siguiente se hizo profesional. En su debut llegó a los octavos de final de Roland Garros en un año en el que ganó el Campeonato de España y en el que finalizó en el puesto 40 de la WTA. Su primer título lo obtuvo el 8 de agosto de 1988 en Sofía (Bulgaria). Un éxito al que seguirían un total de 33 de 55 finales disputadas y otros 13 en dobles.

En esta última modalidad, alcanzó también dos veces la final de Roland Garros, en 1992, con Arantxa Sánchez Vicario como pareja, y en 2000 con la australiana Jelena Dokic. Pero donde se la recuerda siempre con nostalgia es el Foro Itálico, donde brilló especialmente ganando cuatro veces consecutivas, desde 1993 hasta 1996, y en el que fue también finalista en 1997.

El 15 de abril de 2006, un día antes de cumplir los 34 años, anunció su retirada del circuito profesional siendo una de las siete jugadoras que han disputado más de 1000 partidos con 739 victorias y 297 derrotas.

ENTRENADORA Y COMENTARISTA

Entrenadora de varias jugadoras, como la israelí Shahar Peer, la eslovaca Janet Husarova y la australiana Rennae Stubbs, también trabajó con la Federación Australiana de Tenis, con diferentes jugadoras, entre ellas Anastasia Rodionova.

Nada más retirarse, en abril de 2006, al mes siguiente comenzó a trabajar con Eurosport España, como comentarista durante Roland Garros. Y desde entonces ha trabajado en diferentes cadenas de televisión en España, incluyendo Canal Plus, durante Wimbledon, Marca TV y con DIRECTV Sports para latinoamérica.

El 17 de diciembre de 2012, Arantxa Sánchez Vicario renunció a su puesto como capitana del equipo español de la Copa Federación y Conchita Martínez fue elegida a continuación para dirigir el equipo femenino, donde tiene un balance de tres eliminatorias ganadas y otras tres perdidas.

Galardonada con el Reina Sofía de los Premios Nacionales del Deporte, que compartió con Arantxa Sánchez Vicario, un aspecto que muchos desconocen de Conchita es su afición a la enología. En su página web, Conchita organiza rutas de vino wine tours y tenis por Barcelona, combinando sesiones de entrenamiento con comida y vinos típicos de la ciudad condal.

La sucesora de Gala León García en el puesto de capitana, afrontará ahora la difícil papeleta de luchar por el regreso al Grupo Mundial, contra Rusia en Vladivostok, del 17 al 19 de julio. De ganar, el equipo español jugaría la repesca, del 18 al 20 de septiembre, tras un sorteo en el que quedaría emparejado con los perdedores de la primera ronda del Grupo Mundial y los ganadores de las zonas.

De perder ante Rusia, España recibiría a Dinamarca, del 18 al 20 de julio, pero para permanecer en el Grupo I.