Comienza el Open de Australia: Djokovic reta a Nadal

Nadal, de debuta ante Tomic: "Necesito jugar mi mejor tenis para tener opciones de victoria"

Serena Williams, a acabar con el dominio de Azarenka

Tomic: "Tengo confianza y creo que puedo ganar a Nadal"

Rafa Nadal ante Nole Djokovic

deportes

| 12.01.2014 - 13:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El tenista serbio Novak Djokovic será el rival a batir en el Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada y que da comienzo este lunes, ya que el de Belgrado parece haber encontrado un romance con las pistas de Melbourne Park que intentará romper el español Rafa Nadal, en busca de una segunda corona en este 'grande'.

La cita australiana abre la temporada de 'Grand Slams' en el circuito, con los primeros jugadores del mundo señalados como grandes favoritos, con los otros dos componentes del llamado 'Big Four', Andy Murray y Roger Federer, un paso por detrás por diferentes circunstancias, con David Ferrer intentando seguir codeándose con los mejores y con el argentino Juan Martín del Potro señalado como la gran y seria amenaza para los primeros favoritos.

Pero Djokovic tiene a su favor el aval del idilio que mantiene con este Abierto de Australia, donde a la dificultad por la cantidad de aspirantes se une también el peligro del habitual calor del verano oceánico, capaz de decidir un partido hacia un lado u otro. El serbio suma seis 'grandes', cuatro de ellos en Melbourne, donde estrenó su palmarés y donde se ha impuesto los tres últimos años.

El de Belgrado aspira a convertirse en el primero de la historia en ganar cuatro seguidos en la Era Open. Sólo el mítico jugador australiano Roy Emerson, capaz de dominar esta cita de 1963 a 1967 y que atesora seis victorias, ha sido capaz de ganar tantas ediciones consecutivas del 'grande' oceánico, y 'Nole' aspira, de momento, a acercarse un poco más a su marca y de paso convertirse en el más laureado de la Era Open, desempatando con André Agassi y Roger Federer.

El número dos del mundo, que atesora 21 partidos invicto en el torneo, ha contratado a Boris Becker para intentar dar un paso más a nivel cualitativo, sobre todo en el aspecto mental, y de momento, en este 2014 no ha disputado ningún partido oficial aunque ha ganado el torneo de exhibición de Abu Dhabi, ante David Ferrer, y a Juan Mónaco en Kooyoong.

Djokovic, que cerró el 2013 en un gran nivel, tendrá un cuadro asequible para sumar una nueva final en Melbourne Park, todo lo contrario que Rafa Nadal, primer cabeza de serie. El tenis balear sabe que para llegar a su tercera final de este 'grande', al que vuelve tras ausentarse el año pasado por su lesión, deberá esforzarse desde el estreno.

El peligroso Bernard Tomic, local y que viene de jugar la final en Sidney, será su debut y si lo supera en su camino se presentan obstáculos de dificultad como el francés Gael Monfils, al que derrotó con trabajo en la final de Doha, el veterano australiano Lleyton Hewitt, que viene de ganar en Brisbane a Roger Federer, el japonés Kei Nishikori, el argentino Juan Martín del Potro, en cuartos, y el escocés Andy Murray o Federer, en semifinales.

Sin duda, un duro recorrido para intentar repetir las finales de 2009, donde se coronó ante Roger Federer, y de, épica, de 2012, con derrota ante Djokovic. El de Manacor llega con un título ya en el bolsillo, el conquistado en Doha, y con la esperanza de seguir acumulando puntos para su defensa del número uno en un torneo donde en ocho participaciones sólo una vez más, en 2008, alcanzó las semifinales, con derrota ante Jo-Wilfried Tsonga.

Junto a Nadal estará la baza de David Ferrer. El de Jávea, tercer cabeza de serie, también ha cambiado de entrenador, separándose de Javier Piles para ponerse a las órdenes de José Francisco Altur, y ha empezado el año ya con dos torneos a sus espaldas, aunque no con los resultados esperados.

Así, las buenas sensaciones ofrecidas en la exhibición en Abu Dhabi, donde pudo con Rafa Nadal y cayó ante Djokovic, no tuvieron continuación con una eliminación en segunda ronda en Doha ante Daniel Brands y las semifinales en Auckland, donde había ganado los tres últimos años y perdió contra Yen-Hsun Lu. En su currículum en Australia destacan las semifinales de 2013 y 2011 y en esta edición va por el lado de 'Nole'.

Un paso por detrás parecen estar Andy Murray y Roger Federer. El escocés, finalista en 2010, 2011 y 2013, acaba de volver a la actividad tras casi cuatro meses de baja por una operación en la espalda y está todavía algo lejos de su mejor nivel; mientras que el suizo se ha unido a Stefan Edberg para intentar reverdecer viejos laureles después de caer hasta el número seis del ranking mundial y no ser capaz de jugar ninguna final de un 'grande' el año pasado.

Y esto abre las opciones de Juan Martín del Potro, el único capaz de haber ganado un 'Grand Slam' dentro de la era dominante del denominado 'Big Four'. El argentino, ganador del US Open en 2009, se presenta en Melbourne Park como una seria amenaza para todos y viene de ganar el torneo de Sidney, aunque nunca ha brillado en este 'grande'. El 'gigante' de Tandil tiene tenis y madurez para poder hacerlo ahora y encabezar las opciones de los 'outsiders'.

SERENA WILLIAMS, A ACABAR CON EL DOMINIO DE AZARENKA

Por su parte, en el cuadro femenino, todas intentarán batir a la estadounidense Serena Williams, actual número uno del mundo y casi inaccesible para sus rivales en el pasado 2013, pero que lleva dos ediciones sin brillar en este Abierto de Australia que ha conquistado en cinco ocasiones.

La menor de las Williams cayó el año pasado en los cuartos de final ante su joven compatriota Sloane Stephens y en 2012 en la tercera ronda ante la eslovaca Daniela Hantuchova, racha que espera romper en esta edición a la que llega ya con un título más, el de Brisbane, precisamente ante la defensora de la corona en Melbourne Park, Victoria Azarenka.

La tenista bielorrusa tiene dos 'grandes' en su palmarés, ambos en Australia y de forma consecutiva, y tendrá ante sí la difícil tesitura de encadenar tres títulos seguidos, algo que no se consigue desde que lo hiciese la suiza Martina Hingis, dominadora de 1997 a 1999. Junto a ella, la rusa Maria Sharapova, que acaba de retornar tras una lesión de hombro, o la china Na Li, finalista el año pasado, se presentan como otras alternativas.

En cuanto a la representación española, Carla Suárez es la mejor baza desde su posición de dcimosexta cabeza de serie y con los cuartos de final de 2009 como mejor resultado, mientras que la joven Garbiñe Muguruza intentará alargar su buen momento tras ganar su primer título en el circuito en el torneo de Hobart y brillar entre las mejores.