Cinco asuntos claves del Atlético tras el 'no' del TAS

La permanencia de Griezmann, la renovación de Torres, la vuelta de cedidos, ichar ahora para el mes de enero...

deportes

| 01.06.2017 - 11:24 h
REDACCIÓN

LA PERMANENCIA DE GRIEZMANN

Al día siguiente del final de la temporada, en una entrevista en la televisión francesa, habló de la posibilidad de jugar en el Manchester United e insistió en ello unas horas después. A esa opción le dio un seis sobre diez y abrió la incertidumbre sobre su futuro, mientras se negocia y avanza su ampliación de contrato y su subida de sueldo con el Atlético. El actual concluye en 2021.

¿Una medida de presión para el Atlético o un deseo real de marcharse ya mismo del equipo rojiblanco? Las próximas horas, una vez conocida la decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), son determinantes para descubrir la intención del delantero, su máximo goleador en los últimos tres cursos: con 25, 32 y 26 tantos.

Ahora, concentrado con su selección, él fijó un plazo de dos semanas entonces (ya ha transcurrido una y media) para decidir su futuro, que, según expresó este miércoles, está "en manos" del presidente del club rojiblanco, en declaraciones recogidas por Minuto 0 de Movistar Plus.

El Atlético niega que Griezmann haya pedido salir. Su cláusula de rescisión es de 100 millones de euros y el club no tiene intención de negociar un traspaso con ningún equipo. "Creo que tiene la cabeza en estar aquí con nosotros y creo que va a seguir aquí", dijo el pasado domingo Juan Vizcaíno, ayudante del argentino Diego Simeone.

LA RENOVACIÓN DE FERNANDO TORRES

El entrenador argentino Diego Simeone le transmitió que contaba con él en la última semana de la temporada, independientemente de cuál fuera la decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo; Fernando Torres ya ha manifestado su deseo de quedarse en el club de su vida y todas las piezas encajan para la renovación un año del delantero.

La decisión depende ahora mismo de Torres y la formalización de su continuidad de la negociación club-jugador del contrato. Una vez conocida la resolución del TAS, todo ese proceso debería acelerarse en las próximas horas. Todo apunta a su renovación con la entidad rojiblanca, a la que regresó en enero de 2015 desde el Milan.

Desde entonces, primero tras un año y medio de cesión y después con una renovación para una campaña, que termina el próximo 30 de junio, el atacante ha competido con éxito por un puesto en el once, primero con Mario Mandzukic, después con Jackson Martínez y luego con Kevin Gameiro. Ha disputado 115 partidos y ha anotado 28 goles.

LA RECUPERACIÓPN DE AUGUSTO FERNÁNDEZ

"A Tiago y a Augusto los hemos echado de menos durante todo el campeonato. Esta es la temporada más difícil desde que yo estoy en el club. Hemos tenido bajas decisivas", decía Simeone en las últimas semanas de esta campaña, en la que ha podido contar poco con el medio centro luso y casi nada con el centrocampista argentino.

Augusto, que posiblemente habría jugado mucho este último curso, se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha el pasado 24 de septiembre frente al Deportivo de La Coruña. Desde entonces, un total de 51 encuentros, ha estado fuera de la competición, con la merma que ha supuesto para el Atlético en la zona del medio centro.

Desde su lesión, el objetivo era su recuperación completa ya para el comienzo de la pretemporada, a principios del próximo mes de julio. Ahí estará ya de nuevo a disposición del técnico. De momento, está en el tramo final de su puesta a punto. Ya antes del final de esta campaña, en sus entrenamientos específicos, ya golpeaba balón. Su vuelta al equipo es clave ante la actual prohibición de fichar.

LA VUELTA DE CEDIDOS

La pasada temporada, el Atlético ha tenido doce futbolistas cedidos en otros clubes: el portero Axel Werner (Boca Júniors), los defensas Theo Hernández (Alavés), Javi Manquillo (Sunderland), Guilherme Siqueira (Valencia) y Emiliano Velázquez (Braga); los medios centros Matías Kranevitter (Sevilla) y Bernard Mensah (Vitoria Guimaraes); los extremos Amath (Tenerife) y Diogo Jota (Oporto) y los delanteros Héctor Hernández (Albacete), Luciano Vietto (Sevilla) y Rafael Santos Borré (Villarreal)

Uno no volverá seguro, Theo Hernández, que pondrá rumbo al Real Madrid este mismo verano, pero del resto puede disponer el Atlético para el próximo curso, aunque, dependiendo de los casos, la mayoría saldrá probablemente del club rojiblanco, bien de nuevo a préstamo o bien ya traspasados a otros equipos.

El rendimiento en esta campaña ha sido desigual entre unos y otros. Mientras Amath, Diogo Jota o Héctor Hernández han tenido mucho protagonismo en sus clubes, los tres con una buena cuota de goles, sobre todo el primero de ellos en el Tenerife en Segunda División, otros han completado un año irregular, como Vietto, Kranevitter, Siquiera o Santos Borré, los cuatro por debajo de las expectativas.

FICHAR AGORA PARA EL MES DE ENERO

La sanción de la FIFA impide inscribir fichajes para entrar en competición durante el próximo mercado de verano, pero no evita un movimiento alternativo: la contratación de futbolistas con vistas al próximo mes de enero, cuando ya habrá concluido esa prohibición y podrá ya incluir en los diferentes torneos a los refuerzos que haga.

Ya lo hizo el Barcelona, por ejemplo, hace dos años, cuando afrontó idéntica sanción, con el turco Arda Turan y Aleix Vidal, a los que incorporó a sus entrenamientos con el equipo para el inicio de la temporada hasta el mercado de invierno siguiente, el momento en que los dos ya pudieron entrar en juego con el club azulgrana.

Y la intención del Atlético es hacerlo, según se desprende de su comunicado de este jueves. "El club avanzará a partir de este momento en las negociaciones necesarias para formalizar operaciones con el objetivo de inscribir jugadores desde el 1 de enero, cuando se abra la próxima ventana en la que estaremos autorizados por FIFA para dar de alta nuevas licencias", explicó en su página web.

Pero esa fórmula tiene una complicación añadida, como es convencer al futbolista pretendido de que estará medio curso sin poder jugar, con la circunstancia, además, de que al final de esta temporada está el Mundial de Rusia. Es un condicionante muy valorado por los jugadores que apuntan a ese objetivo, ya que necesitan jugar y tener continuidad para entrar en los planes de sus selecciones.