Cibeles y Neptuno se visten de gala para recibir a su ganador

deportes

| 17.05.2013 - 13:46 h
REDACCIÓN

La final de Copa del Rey, que enfrentará al Real Madrid y al Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu, ha motivado que las fuentes de Cibeles y Neptuno se vistan ya de gala para recibir tras el partido a sus equipos, en el que caso de que se alcen campeones.

La fiesta está asegurada esta noche entre los aficionados de ambos conjuntos, pero, a diferencia de ellos, la celebración de los jugadores tomará cursos totalmente distintos.

Mientras que los madridistas, tanto jugadores como cuerpo técnico, se dirigirán (si ganan) a la plaza de Cibeles esta misma noche después del partido, los del Atlético harán esperar hasta mañana al dios Neptuno para celebrar el triunfo.

Asimismo, la recepción oficial en el Ayuntamiento de Madrid será el sábado por la mañana si el ganador es el Real Madrid y por la tarde si es el Atlético, según indicó ayer el portavoz municipal, Enrique Núñez, en rueda de prensa.

Independientemente de quien sea el ganador, las dos fuentes han sido ya valladas para evitar contratiempos y se ha anunciado un dispositivo del Ayuntamiento formado por 1.012 personas de los distintos servicios municipales: 507 policías municipales, 100 agentes de movilidad, 320 sanitarios de Samur con 22 ambulancias y ocho UVI móviles, entre otros.

DISPOSITIVO DE SEGURIDAD

El operativo prestará servicio en las inmediaciones del Bernabéu desde horas antes del encuentro y se trasladará, una vez concluida la final, a la plaza de Cibeles o a la de Neptuno.

En cuanto a la atmósfera previa al encuentro que se respira entre los aficionados de ambos conjuntos, la motivación histórica es bien distinta de una a otra hinchada, pero el objetivo es el mismo: "ganar al eterno rival".

Mientras que los 'merengues' apelan a la hegemonía del Real Madrid en los últimos derbis (llevan 14 años sin perder frente al Atlético), los 'colchoneros' se cobijan en la efectividad de los rojiblancos en las finales de Copa ante el Real Madrid, a los que les han arrebatado el trofeo en las tres ocasiones que han disputado la final en el Bernabéu.

El partido ha despertado tal expectación que no sólo los aficionados más acérrimos de ambos conjuntos se aventuran a hablar de un resultado, sino que también algunas caras conocidas ajenas al mundo del deporte han apostado por sus favoritos.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, que se confesó madridista, se atrevió a pronosticar un ajustado 2-1 a favor del Real Madrid.

Por su parte, Luis Figo, exjugador del Real Madrid, que acudió hoy a un acto de presentación del Torneo Mirabaud Copa Solidaridad de golf en la sede madrileña del Consejo Superior de Deportes (CSD), reconoció que es "madridista" y que espera "que el Madrid gane", aunque no quiso dar un resultado.