Casillas: "Va a ser una transición buena, no soy inmortal"

"Es ley de vida, tengo 33 años y no voy a poder jugar al fútbol todo lo que me gustaría"

Asegura que su idea es seguir en la Selección y que no se refería a Florentino Pérez cuando dijo que se había sentido "aislado"

"Si tengo que decir algo de mi presidente lo hablo con él primero"

“Me siento muy querido por el público del Bernabéu”

Gil Manzano arbitrará el 'clásico' el 25 de octubre

deportes

| 15.10.2014 - 14:55 h
REDACCIÓN

Iker Casillas, capitán de la selección española, respondió a la "transición dulce" de la que habló el seleccionador nacional Vicente del Bosque tras el partido en el que fue suplente en Luxemburgo, asegurando que será "buena" porque no es "inmortal". "Creo que va a ser una transición buena, evidentemente no duro toda la vida, no soy inmortal", aseguró Casillas en un acto publicitario en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

"Cada uno tiene que saber el momento que tiene que decidir cuando dejar la selección, pero a día de hoy me veo bien y fuerte para ayudar a mi país, para estar en la Eurocopa de Francia y luchar por ganar el título que no va a ser fácil porque hay otras selecciones muy fuertes", añadió.

"ES LEY DE VIDA, TENGO 33 AÑOS"

La decisión de Del Bosque de sentar a Casillas para comenzar a dar partidos oficiales al portero del Manchester United David De Gea, reconoció que no le causó sorpresa y por encima de todo destacó la buena relación que mantiene con el seleccionador español.

"Para nada fue una sorpresa, con Vicente tengo una relación fabulosa. Me enteré porque me habían dicho lo de transición dulce pero para nada me sienta mal, todo lo contrario", afirmó.

Y comienza a asumir que es un momento que estaba por llegar. "Es ley de vida, tengo 33 años y no voy a poder jugar al fútbol todo lo que me gustaría. Hay gente que viene con muchas ganas, que ya son una realidad como David (De Gea) o Kiko (Casilla). No me lo tomo para nada mal en ningún momento", aclaró.

Tras su grave error ante Eslovaquia en un gol que marcó la derrota de España, Casillas llegó a plantearse dejar la selección española. Lo admite pero asegura que fue un pensamiento fugaz.

"Después de un partido en el que no consigues ganar se te pasan cosas por la cabeza, mosqueos y enfados, hablas en voz alta peor es como cuando tienes un hermano pequeño y te hace una perrería y dices lo mataría. Evidentemente no lo voy a matar. Pues lo mismo pasa con la selección. Mi idea es seguir mientras el míster decida y para ello tengo que estar bien en mi equipo. Mi idea es continuar y estar el máximo tiempo posible", sentenció.

"SI TENGO QUE DECIR ALGO A MI PRESIDENTE LO HABLO CON ÉL PRIMERO"

Casillas aclaró que cuando aseguró que se sintió "aislado" recordando su peor época en el club, enfrentado al portugués José Mourinho hace año y medio, no se refería al presidente Florentino Pérez sino al club. "No creo que fuese a mi presidente, cuando hablo del club no hablo del presidente", aclaró preguntado por la frase que dejó en la entrevista con Iñaki Gabilondo cuando dijo sentirse "aislado".

"Si te soy sincero y tengo que hablar del presidente lo hablaría con él primero. Cuando hablas de quedarte aislado es porque un jugador cuando lleva tanto tiempo jugando al fútbol, al dejarlo estas más apartado pero no tengo que matizar nada de mi presidente porque si me hubiese referido a él habría dado su nombre", añadió.

Casillas fue el protagonista de la inauguración oficial del 'Sports Bar', situado en la Terminal 2 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, con Mahou, uno de los patrocinadores del portero madrileño. El acto estaba planificado para que tuviese varias preguntas del presentador, pero fue el propio jugador el que pidió que se abriese turno de preguntas para los periodistas asistentes en un encuentro que había levantado mucha expectación.

Casillas respondió a los silbidos que recibe de su propia afición con máximo respeto a los seguidores. "Me siento muy querido en el Bernabéu. Todo el mundo tiene su corazoncito y a nadie le gusta recibir pitos, pero no tengo ningún tipo de problema, el público es soberano y puede expresarse de la mejor manera que crea conveniente".

"LO QUE TENGO QUE HACER ES JUGAR BIEN"

"Yo lo que tengo que hacer es jugar bien y que al final de temporada con la unión que a todos los jugadores nos gusta, llegar a La Cibeles para celebrar algún título importante. No voy a ir en contra de mi público que está en los momentos más difíciles y en las buenas también", añadió.

Esta semana Carlo Ancelotti mostró toda su confianza en Casillas en una entrevista y el capitán lo agradeció. "Claro que te gusta que tu entrenador hable bien de ti, es muy positivo para el grupo que también lo haya hecho de otros compañeros como Arbeloa, Cristiano o Sergio Ramos. Es bueno porque el vínculo con el entrenador es optimista y tiene que ser así toda la temporada para que todos juntos consigamos los objetivos y conseguir títulos".

Preguntado por la crítica que le acompaña en sus últimas temporadas, desde que comenzó a ser suplente con José Mourinho como entrenador del Real Madrid, el capitán blanco asegura que se queda con lo positivo de estos dos últimos años.

"No se ha sido injusto conmigo, cuando Iker Casillas está tanto tiempo en un equipo como el Real Madrid y en la selección española te exigen como lo que es, un puesto muy difícil y con mucha competencia. Te exigen como al mejor que has sido. Hay que aguantar la competencia y la crítica como sabes, jugando al fútbol. Estos dos años atrás por encima de las críticas, que no gustan a nadie que sean malas, pesa más en la balanza los títulos que hemos ganado y los momentos buenos vividos", manifestó.

"VAMOS EN UNA LÍNEA ASCENDENTE"

Tras el parón de selecciones llegan para el Real Madrid partidos importantes que ya tiene en mente el portero. "Vamos en una línea ascendente y el objetivo es llegar a conseguir nuestro máximo nivel para llegar a ser primeros de la Liga recortando puntos a los que están delante nuestro".

"Hoy cuando lleguen los internacionales estaremos todos juntos para afrontar estos difíciles partidos. Primero el Levante que es un equipo necesitado, luego podemos decidir ya la clasificación para la siguiente ronda de Champions en los dos partidos seguidos ante el Liverpool y el Barcelona ya está ahí, en un partido muy bonito que la gente ya está esperando", reconoció.

Iker dejó unos guantes firmados para decorar el bar como recuerdo y dejó un sueño en voz alta con la 'Undécima' Copa de Europa. "Sabiendo que es difícil porque ya nos pasó en Bulgaria el otro día, donde conseguimos remontar sufriendo y cualquier equipo te puede dar problemas. También se ven los partidos internacionales donde cada vez es más complicados y a veces te toca sufrir y perder".