Casillas: "Todo el mundo quería erradicarme porque parecía la peste"

Explica sus dos años de crisis en los que "parecía la peste" y dejó de hablarse con Mourinho: "Pensé en irme del Madrid”

Sobre Florentino en el pulso con Mourinho: "Me sentí aislado"

"Lo de 'topo' es injusto, pero hay que aceptarlo, quiero pensar que no es cosa del entrenador ni del presidente"

"Es mentira que pidiera perdón a Xavi o que me bajase los pantalones"

Sobre las críticas: "Opté por guardar silencio por el bien del club"

deportes

| 07.10.2014 - 11:48 h
REDACCIÓN

El jugador del Real Madrid Iker Casillas se sinceró en una extensa entrevista con Iñaki Gabilondo en Canal+.

"¿Por qué hablo ahora? Intento defenderme del momento. Lo normal hubiese sido hablar cara a cara las cos. A lo mejor tenía que haber hablado en su momento con el entrenador -Mourinho- pero opté por el bien del club y opté por guardar silencio, muchos me han recriminado ese silenci", dijo.

"Intentaba pasar y no echar más leña al fuego y nosotros, fuera de esas ruedas de prensa no cruzábamos palabra, lo más normal sería que después de esas ruedas de prensa nos dijésemos muchas cosas pero no teníamos ningún momento. Digamos que era una relación que no teníamos buena y cada uno por su lado", agregó.

Has pasado una mala racha, ¿no?

Bueno, hemos pasado una mala racha, sobretodo una lesión que hace que te cambie un poco la vida, sobretodo la profesional, pero creo que de una mala racha siempre sacas conclusiones muy positivas.

Has sido el hombre más querido de España, la primera figura, el deportista más querido, el más admirado, el más respetado. Y de pronto, en un determinado momento y sin que pase demasiado tiempo empiezan a pasarte cosas, que no son sólo de tipo técnico. Te empiezan a llamar traidor, topo, cosas así... No me digas que eso no te ha hecho sufrir mucho porque no me lo voy a creer.

Este país igual que tiene miles de cosas buenas, tiene cosas pequeñas malas, y entre esas cosas malas está la envidia o las ganas de hundir a gente que ha intentado hacer las cosas lo mejor posible. Al más mínimo resquicio que hay queremos meternos y hacerlo más y más grande.

Hace unos meses parece que todo era nefasto, eras el culpable de todo, el primer problema que todo el mundo quería erradicar porque parecías la peste y creo que me ha venido fenomenal para reponerme a mí mismo y saber cual era la situación.

Yo creo que tus problemas comienzan cuando llega Mourinho. Antes de que llegue Mourinho esos problemas no los estabas teniendo. Empiezan cuando llega Mourinho.

En aquel momento se acentuó más. Creo que la etapa de José Mourinho en el Real Madrid fue una etapa muy buena para nosotros porque nos aupamos a la igualdad entre Real Madrid y Barcelona que habíamos perdido en las últimas temporadas. La primera etapa fue muy buena , la última quizá no tan buena.

Esto es una relación que no da más de sí. Mi máximo respeto porque es un entrenador y creo que tienes que dar el máximo respeto a los entrenadores pero es cierto también que cuando hay una cosa que no te gusta tienes que debatirla o dar tu punto de vista porque a lo mejor llevas más tiempo. Eso no hace que seas más que el entrenador. Todo lo contrario, es tu jefe y tienes que respetarlo.

Pero cuando él llego al club ¿hubo un problema de egos de salida?

Yo creo que no, pero cuando hay una situación que no es la adecuada y la buena intentamos buscar gente que pueda ser culpable de algo. Recuerdo aquella etapa mía sobretodo con aquella suplencia en Málaga en diciembre de 2012 donde el equipo no estaba bien en Liga, pero en Copa y en Champions sí, el míster entendió que yo no estaba bien para jugar aquellos partidos y me dio un toque de atenci, un toque de atención que fue fructífero porque me hizo espabilar y saber que tengo que dar un poco más de mi.

Quiero que me cuentes si empiezan a haber problemas más en serio después del incidente de agosto de 2011, aquella bronca Barcelona y Real Madrid, el dedo en el ojo de Tito Vilanova, el gran enfado general, tu llamada...

La historia real es que llamé a Xavi y a Puyol para echarnos la bronca mutuamente. La situación que estábamos viviendo en los últimos partidos entre Real Madrid y Barça era lamentable. En el momento en que estábamos jugando cada uno miraba por lo suyo. Aquel verano habíamos jugado muchos partidos y había mucha tensión, pero cada uno miraba por lo suyo, se nos fue de las manos, sobretodo en la trifulca final.

Estabamos defendiendo a nuestro entrenador. En la conversación nos dijimos de todo. Su situación: que estábamos dando muchas patadas, que compañeros míos se estaban pasando, excediendo muchas veces en el terreno de juego, yo dije que nosotros para nada, que igual que también ellos que iban a protestar al árbitro, cosas típicas de fútbo.

La llamada era para reprocharnos muchas cosas, aquí Iker Casillas no pide perdón a Xavi. Para nada. Por mucho que se haya querido vender esa imagen o esa historia para que mucha gente diga pues vaya el capitán del Real Madrid que se baja los pantalones ante un Xavi Hernández. Todo lo contrario. Se llama para decir que esto nos iba a pasar factura porque no estábamos siendo un ejemplo para los niños ni para la gen.

Hablamos y fue tenso porque en la Selección nos teníamos que ver las caras y seguíamos reprochándonos cosas. Pero a medida que pasaba el año, perdimos la Copa del Rey contra el Barcelona en la eliminatoria, pero conseguimos ganar la Liga y los tiempos empezaron a venir mejor.

De aquella conversación se dice que enfadó mucho a Mourinho y que te lo reprochó.

Eso habrá que preguntárselo a José Mourinho. A mí nunca me dijo nada. Esa es una historia que corre por ahí de que Iker Casillas pidió perdón a Xavi. Mentira. Totalmente mentira. Yo no te puedo asegurar si el señor José Mourinho se enfadó por la llamada pero a mí no me dijo nada, lo que sí es cierto es que mucha gente dice que le molestó.

¿Pero tú percibiste que cambió su actitud hacia ti?

No, ese año ganamos la Liga y nuestra relación fue muy buena porque siempre lo que le ha gustado a Mourinho es ir de cara, ir de frente y creo que jugadores como Sergio Ramos, Cristiano, o yo incluso, hemos ido siempre de frente. Y ahí nuestra relación fue otra vez fluida, fue bu.

En verano de 2012 nuestra relación es fenomenal, hablábamos todos los días y en pretemporada de 2012 para 2013 igual, lo que pasa que ya se tuerce en esta navidad de 2012 al 2013.

Para entonces había un alto rumor de que había grupos y tensiones y era casi un clamor que tú y el entrenador teníais muy mala relación. Tú lo niegas, no había mala relación.

Yo creo que no había mala relación. Había discrepancias en alguna ocasión pero siempre con el máximo respeto, sobretodo el mío hacia él. Él puede respetarme como jugador pero el que toma decisiones siempre es el entrenador.

¿Puede empezar el problema el día en que Sara hace esa declaración diciendo que hay mal ambiente en el Madrid y que el equipo no está con el entrenador?

No, creo que ese día lo que se busca es una excusa para atacarme a mí vía mi pareja Sara Carbonero que es periodista.

¿Cometió un error ella haciendo esa declaración?

Yo creo que no. Le preguntan, es periodista. Durante los días previos a esa entrevista todo el mundo opina de esa situación. Ella lo que hace es recoger el eco de todos los compañeros periodistas pero algunos se aprovecharon.

¿Dice verdad cuándo dice que hay mal ambiente en el equipo, que el equipo no está con el entrenador o está equivocándose en eso Sara?

Sara podría decir muchísimas cosas del vestuario. Millones de cosas. Más de las que la gente pudiese pensar.

¿Ahí empieza a haber un mayor problema contigo?

Sí, desde ahí sí.Sí, porque justo cuando se dan estas declaraciones me lesiono y mi sorpresa es cuando estoy dos meses fuera y empiezo a ver un movimiento contra Casillas. Durante mis dos primeras semanas de lesión vi demasiada suciedad. Ví noticias que no me gustaban que hablaban de mí como un filtrador, traidor...

¿Crees que el entrenador creyó que eras tú un topo que estabas filtrando cosas?

Yo quiero pensar que no.

¿El presidente?

Por supuesto quiero pensar que tampoco. Aunque también sabe el presidente que tengo una relación muy fluida con varios periodistas porque les conozco desde que tengo 16 años. He crecido con muchos periodistas pero eso no quita que pueda diferenciar una relación con un periodista a una relación de amigo.

¿En algún momento te sentiste un poco desamparado por el presidente Florentino Pérez?

Bueno, yo me quedé un poco aislado. Aislado. Estás lesionado, no formas parte del equipo, no tienes la convivencia, de hecho yo pedí varias veces ir con el equipo en algunos partidos se dieron una serie de ruedas de prensa que no creo que fuesen las más buenas por parte del entrenador pero ahí se quedó la historia.

O sea, te sentiste un poco desamparado.

Aislado.

¿Pensaste en irte de España y del Madrid?

Sí. Y a día de hoy también lo piensas. Cuando ves la situación que hay sobretodo en este inicio de temporada... si molestas, no quieres molestar a nadie ni tener ningún problema con nadie, no quieres crear ningún mal ambiente porque lo que quieres es que el Madrid siempre gane.

Pero lo piensas en voz baja porque en tu interior dices: ¿Qué narices? ¿Por qué? ¡De eso nada! Hay que competir, hay que luchar, 33 años que tengo, 15 en el primer equipo... Yo peleo y lucho, me esfuerzo para renacer de mis ceniza. Mi idea es acabar en el Real Madrid.

Háblame del Real Madrid ¿qué es el Real Madrid para ti?

El Real Madrid es mi casa. Es como una propiedad, sin querer ocuparla entera la considero mi caa. He pasado por todas las categorías del club. No entendería mi vida sin el Real Madrid. Me ha educado como jugador de fútbol y también como person. Crecer en el Real Madrid es crecer en otro mundo.

Estás soñando con París 2016

Estoy soñando con París 2016. El pasado Mundial me dejó tocado. No fue el Iker Casillas que yo estaba acostumbrado a ver ni a sentir. Tengo una espinita clavada. No me ha gustado el papel que he hecho en el pasado Mundial. Lucharé para estar en la portería de la Selección Española.

Además Casillas habla sobre su relación con Álvaro Arbeloa, con el que afirma mantener una "relación cordial" o sobre la visita a Florentino Pérez con Sergio Ramos de la que asegura que hablaron "temas de vestuario. No fuimos a decirle que se fuera Mourinho. Es de los mejores entrenadores que he tenido".