Casillas: "Tenemos muchas ganas de triunfar en este Mundial de Clubes"

"Escucha a tu cuerpo y tu mente", consejo de Ancelotti a Jesé

El chileno Enrique Osses dirigirá el Cruz Azul-Real Madrid

Cristiano, 'Personalidad Internacional de 2014' para la BBC

Iker Casillas

deportes

| 15.12.2014 - 13:18 h
REDACCIÓN

Iker Casillas, capitán del Real Madrid, mostró las "ganas" que tiene la plantilla madridista de extender su histórica racha de triunfos, veinte consecutivos, y conquistar el Mundial de Clubes en Marruecos.

"Tenemos muchas ganas de triunfar en esta Copa Mundial de Clubes, de mantener el mismo nivel que hemos mostrado durante toda la temporada para llevarnos este título de manera apropiada", aseguró en declaraciones que difunde FIFA.

El Real Madrid llegó en la tarde del domingo a Rabat y comprobó desde el aterrizaje el motivo por el que se ha cambiado la sede de su partido de semifinales a Marrakech. La lluvia acabó en tormenta y sorprendió a la delegación madridista.

"Llegamos a Rabat y parece que el clima es muy diferente del que teníamos en Madrid, pero estoy seguro de que va a haber una gran cantidad de aficionados que nos van a apoyar y que sin duda se sentirá como en casa", sentenció.

"ESCUCHA A TU CUERPO Y TU MENTE", CONSEJO DE ANCELOTTI A JESÉ

Jesé Rodríguez cierra un 2014 marcado por la grave lesión de rodilla que sufrió ante el Schalke 04 alemán, curiosamente otra vez rival de octavos del Real Madrid en Liga de Campeones, con el deseo de participar en el Mundial de Clubes y con los consejos de Carlo Ancelotti en su mente.

"Él pasó esta misma lesión y me ha ayudado mucho con su experiencia y sus palabras. ¿Su mejor consejo? Hace tres meses, antes de volver, me dijo: 'Tienes 21 años y no debes tener ninguna prisa. Debes escuchar a tu cuerpo y tu mente, y tener tranquilidad, porque te quedan muchos años de fútbol'", desveló Jesé en declaraciones a FIFA.

El extremo madridista, una de las grandes perlas del fútbol español que vio frenada su progresión en ocho meses y medio de recuperación de la rotura completa del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, regresó marcando en Copa del Rey al Cornellá y desde entonces ha tenido algún minuto de Ancelotti para que vaya recuperando confianza.

"Lo pasé muy mal. Pero creo que en la vida, las cosas pasan por algo. Si tuve esta lesión, tal vez fue porque necesitaba aprender, madurar más como futbolista. Sé que ahora vuelvo más fuerte", dijo.

"De todo se aprende. Hasta de estas experiencias. He aprendido a ser más profesional en todo. Me cuido más, en la alimentación, en la atención a la musculatura y el físico. Mi intención es poner en práctica todo lo que he aprendido hasta que me retire del fútbol", añadió.

Por su cabeza pasa jugar, tener minutos en el Mundial de Clubes y aportar su granito de arena en la búsqueda de un broche de oro a un gran año del Real Madrid. "Vamos despacio, dosificando los partidos en el regreso, porque no queremos sustos. Pero creo que el mister me dará oportunidades en Marruecos. Necesitamos recambios, porque vienen unos meses intensos, la parte cumbre de la temporada y en este equipo, con tantas competiciones, todos vamos a tener nuestro momento".

Jesé destaca la unión del vestuario madridista para estar firmando, con veinte triunfos consecutivos, la mejor racha de la historia del club. "Se han batido récords muy difíciles y todo esto no lo hace un equipo, lo hace una familia. Si no estuviéramos así de unidos, no se hubiera dado ese cambio tan grande. La gente desde fuera lo ve fácil, pero no lo es".

"Hay muchos egos en un vestuario. Y lo que yo veo aquí es que tenemos grandísimos jugadores, pero hay una competitividad muy sana. No es pique, ni envidia, sino competencia por el bien del equipo. Y eso pasa porque además de grandes jugadores, lo que hay aquí son grandes personas. Y así hemos crecido de equipo a familia".

Por eso, el canterano madridista señala al técnico italiano Carlo Ancelotti como la clave del éxito. "Es un gran técnico pero yo destacaría su calidad como persona. Sabe llevar a un grupo, que es lo más difícil, y sobre todo en un Real Madrid donde hay muchos grandes jugadores y muchos egos. Transmite mucha paz, mucha tranquilidad. Pero también cuando se enfada sabe motivarnos y medir los tiempos. Se nota muchísimo que ha sido jugador antes".