Carvalho trabaja con el grupo y Khedira e Higuaín se recuperan en el gimnasio

deportes

| 25.11.2010 - 13:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El primer día de trabajo del Real Madrid para preparar el "clásico" ante el Barcelona ha llegado con diferentes noticias para el entrenador José Mourinho, que ha podido dirigir con normalidad a Ricardo Carvalho y aún deberá esperar para recuperar a Gonzalo Higuaín y a Sami Khedira, que hoy trabajaron en el gimnasio.

En los quince minutos a los que tuvo acceso la prensa se pudo ver al defensa portugués trabajar con normalidad. Carvalho, junto a sus dos compañeros, era uno de los tres tocados de cara al enfrentamiento que jugará el conjunto madrileño ante el equipo que dirige Josep Guardiola. El zaguero portugués tenía una contusión en el cuádriceps de la pierna izquierda que parece haber superado sin problemas.

Sin embargo, los otros dos futbolistas blancos con dolencias físicas no estuvieron sobre el césped de la Ciudad Deportiva. Higuaín, con una lumbalgia aguda, tiene muchas opciones de llegar al choque ante el Barcelona. Khedira, con una contractura en los isquiotibiales de la pierna derecha, preocupa más en el seno del cuerpo médico madridista, que tendrá que trabajar a fondo para recuperar al medio germano.

Ante una presencia masiva de medios de comunicación, entre los que se pudieron contar 19 cámaras de televisión, diez fotógrafos y múltiples redactores de prensa y radio, la sesión comenzó con un aplauso de toda la plantilla a Xabi Alonso, que hoy cumple 29 años.

Después, los jugadores se dividieron en tres grupos: los suplentes ante el Ajax por un lado, los titulares por otro, y los tres guardametas, Iker Casillas, Jerzy Dudek y Antonio Adán, con el preparador de guardametas, Silvino Louro.

Mourinho pasó buena parte de los quince minutos con el grupo de porteros, con quiénes charló durante un buen rato. Puede que comentara con Dudek y Casillas el partido ante el Ajax, donde el técnico portugués ordenó a Sergio Ramos y Xabi Alonso que buscarán su expulsión utilizando a los dos arqueros como interlocutores.

Después, antes de que se cerrarán las persianas a los medios de comunicación, Mourinho tuvo tiempo de observar de cerca las evoluciones de los titulares y de los suplentes. El "clásico" ya ha echado a andar en el Real Madrid, que el lunes buscará dar un golpe de autoridad en el Camp Nou.