Carlos Sainz entierra sus ilusiones en el desierto

Pierde sus opciones al título por problemas mecánicos

Carlos Sainz

deportes

| 08.01.2015 - 09:55 h
REDACCIÓN

Carlos Sainz (Peugeot) y el argentino Orlando Terranova (Mini) arribaron hoy por la madrugada al campamento de Copiapó tras una complicada cuarta etapa del Dakar 2015. El madrileño tuvo un problema con el turbo durante la especial y debió esperar el camión de asistencia para poder retomar su rumbo en una etapa que marcó el pase por la cordillera de los Andes desde Argentina a Chile.

Las complicaciones se duplicaron al llegar a las dunas donde quedó atrapado para recién liberarse y arribar al campamento del equipo Mini a las 3:17 de la madrugada. El vencedor del Dakar en 2010 arribó apenas 43 minutos antes de evitar el corte y la descalificación de la presente edición.

TERRANOVA, KO

Por su parte, Orlando Terranova rompió el extremo de dirección izquierda de su coche en el kilómetro 72 tras golpear con una piedra. Terranova, que ganó las etapas 1 y 3 de esta edición, y sufrió un vuelco en la segunda para sumar ayer un nuevo contratiempo.

Tras ser asistido y reparar su Mini, el argentino arribó a Copiapó pasada la medianoche a las 12:45. No obstante, sus mecánicos se pusieron a trabajar en el coche con la intención de ponerlo en pista para la quinta especial de hoy, que unirá Copiapó y Antofagasta.