Bordalás califica "de falta de respeto" las acusaciones sobre su juego

Setién: "El Alcorcón acaba teniendo líos con todos, no conmigo"

Karpin: "El rival plantea las cosas que plantea como las plantea"

deportes

| 24.11.2014 - 14:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

José Bordalás, técnico del Alcorcón, ha calificado las críticas que está recibiendo su equipo sobre el estilo de juego como "una falta de respeto gravísima" y ha instado "a quién corresponda, Federación, LFP o AFE a tomar cartas en el asunto para cortar" estos comentarios.

Bordalás mostró su descontento tras vencer al Lugo (1-0), en un encuentro en el que su rival se quedó con nueve jugadores y tras el cuál su técnico, Quique Setién, criticó al conjunto madrileño por trabar el juego.

SETIÉN ACUSA

"Parece que todos los equipos calentamos el partido contra el Alcorcón y este equipo acaba teniendo líos con todos, no conmigo. Esto ha sido un partido por llamarlo de alguna manera, porque no lo interpreto como tal, lo interpreto como otra cosa. No ha habido continuidad, con cierta asiduidad ha habido interrupciones, líos y para nosotros no es como los que acostumbramos a jugar", dijo Setién.

Esta no es la primera vez que Setién critica al Alcorcón, puesto que el 13 de abril de 2013, tras perder en el Anxo Carro por 0-1, dedicó unas duras palabras al conjunto madrileño.

"Nos hemos dejado ganar por un equipo que no se lo ha merecido. Me cabrea ver a los jugadores perder tiempo. De los equipos que están arriba, espero que el Alcorcón no ascienda, porque da pena verlos. Es un rival complicado porque no juega ni deja jugar. Interrumpen y pierden tiempo", dijo Setién aquel día.

Estas críticas de Setién se unen a otras realizadas esta temporada contra el Alcorcón por entrenadores como Valeri Karpin, del Mallorca.

CRÍTICAS DE KARPIN

"No ha habido nada que no esperáramos, cada equipo juega como puede y la pena ha sido que el árbitro no haya sacado más tarjetas en la primera parte", dijo Karpin el pasado 15 de noviembre, que ironizó al decir que se alegraba de que la estrella balear, el griego Marco Asensio, no hubiera podido jugar. "Quizás haya sido mejor que no haya jugado, porque podían haberlo sacado en camilla", comentó el entrenador del Mallorca.

Unos días antes, el 1 de noviembre, el entrenador del Alavés, Alberto López, también acusó al Alcorcón dirigido por José Bordalás.

"Ha sido un partido durísimo, con un nivel de violencia alto. El rival plantea las cosas que plantea como las plantea y hay dos versiones. Una es lo que puede permitir el árbitro y sobre lo que no podemos hacer nada, nos guste más o menos, y la otra es que no podemos permitirnos que teniendo el encuentro controlado nos expulsen a un jugador y volvamos a fallar un penalti en el minuto 92", declaró el entrenador del Alavés.

BORDALÁS SE DEFIENDE

Este cúmulo de acusaciones han hecho que Bordalás haya estallado defendiendo a su equipo y haya instado a diferentes organismos para que salgan en ayuda del club madrileño.

"El equipo está muy afectado porque se está cometiendo una grave injusticia y creo que aquí habría que tomar cartas en el asunto. No se pueden hacer este tipo de acusaciones y creo debería hacerlo quién corresponda, Federación, Liga, AFE o los propios protagonistas", dijo Bordalás.

"Tenemos que ser ejemplo de lo que hagamos y digamos y estas declaraciones incitan a la violencia. Nos sacan muchas tarjetas de manera injusta y no nos quejamos. Somos un equipo que compite bien, muy noble y las personas que son de fútbol lo saben, pero el Alcorcón debe ser un equipo que molesta. Cuando nos ganan nadie dice nada, pero cuando pierden con nosotros se quejan", declaró.

"Esto es una falta de respeto gravísima y hay que cortarlo ya. El Alcorcón, siendo un equipo humilde, honesto y que compite no tiene el presupuesto o la calidad de otros, pero juega con honradez y sensatez. Caminando no se puede jugar. Mis equipos trabajan, corren y compiten al máximo nivel y no se puede poner en tela de juicio a los jugadores que vienen y se dejan la piel trabajando", confesó.

"Nadie puede acusarnos de manera infundada. Es una falta de respeto y no lo vamos a consentir nunca más. Si no lo corta alguien lo cortaremos nosotros. Nosotros respetamos a todos los rivales", comentó Bordalás, que analizó, según su punto de vista, el partido realizado por el Lugo en Santo Domingo.

"Muchas de las interrupciones que hubo en el partido fueron por parte del Lugo intentando provocar. Supongo que alguien les habría dado indicaciones para ver si nos sacaban alguna tarjeta. Como tenemos esa fama alguien les habrá dicho, 'chicos, tiraros al suelo y a ver si expulsan a alguno del Alcorcón'. Lo importante es que ha ganado el equipo que más ha querido ganar y el que le ha echado un par de pelotas", dijo Bordalás.