Belmonte: "No tengo miedo a nadie, en Río iré a muerte"

Confía colgarse, al fin, el oro que se le resiste

Mireia Belmonte

deportes

| 09.12.2015 - 14:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La nadadora catalana Mireia Belmonte (UCA Fuensanta) ha asegurado que con vistas a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro no le tiene "miedo a nadie", tampoco a la húngara Katinka Hosszu, que hace pocos días le arrebató la plusmarca mundial de los 400 metros estilos en piscina corta.

Antes de darse un chapuzón en el Aquarium de Barcelona, donde ha grabado un anuncio de uno de sus patrocinadores, la deportista de Badalona (Barcelona) ha atendido a los medios de comunicación para valorar un curso que afronta con muchas esperanzas.

"EL OBJETIVO ESTÁ MUY CLARO"

"Este año no le tengo miedo a nadie. Hay que ir a muerte; el objetivo está muy claro. Intentaré hacer todo los posible para dejar los miedos atrás y centrarme en lo realmente importante", ha explicado Belmonte al ser preguntada por el nivel de sus rivales de cara a la cita olímpica Y es que la preparación del curso está marcada por la celebración de los Juego Olímpicos, donde confía colgarse, al fin, el oro que se le resiste.

Por ello, el calendario está pensado para que la badalonesa llegue al cien por cien con vistas al próximo mes de agosto. De momento, la primera parada será la Amsterdam Swim Cup, en la que es su primera competición oficial en piscina larga después de la lesión en los hombros que le impidió participar en los Mundiales de Kazán.

"Mañana viajamos a Amsterdam. Hay que ver cómo me encuentro en una piscina de 50 metros y espero ver mi posición. Estoy en fase de carga, pero aun así estaría bien acercarse a las mínimas y tantear un poco cómo me encuentro respecto a las demás", ha explicado.

CONCENTRACIÓN EN SUDÁFRICA

Después de esta cita, Belmonte realizará una concentración en Pretoria (Sudáfrica) hasta el mes de enero, momento en el que regresará al viejo continente para disputar el Euro-Meet de Luxemburgo. En su camino a Río de Janeiro tampoco faltará una concentración de unos 20 días en Sierra Nevada (Granada) antes de los Campeonatos de España, que se disputarán en marzo.

"En Sierra Nevada esquiamos, trabajamos de manera específica la fuerza con biomecánicos y después recuperamos mejor", ha señalado al ser preguntada por las ventajas de entrenar a más de 2.000 metros de altura.

Tras su lesión en los hombros, Mireia también trabaja dos veces a la semana con una fisioterapeuta que le ayuda a mejorar la musculatura de la zona afectada.

"Ella me dice que todo está muy bien y que sólo falta seguir trabajando para que el músculo no vuelva a recaer", ha señalado Belmonte, quien ha añadido que "sólo queda seguir trabajando para mejorar las marcas" y olvidar lo sucedido hace unos meses. En este sentido, ha reconocido que el pasado verano "fue muy difícil ver los Mundiales por televisión", algo que, sin embargo, parece haber olvidado.

"He tenido que recuperarme física y mentalmente. Creo que desde el primer día he estado a tope, con el objetivo claro y lo que intento es disfrutar de todo lo que hago, pasarlo bien", ha concluido.