Beitia competirá por su sexta medalla en la final de altura del Europeo

"Cada Campeonato es una oportunidad y sigo disfrutando mucho. Me motivo con cada competición"

Torrijos, a la final de triple con un solo salto

Orlando Ortega, séptimo en 60 metros valla con un registro de 7.64

Ruth Beitia

deportes

| 03.03.2017 - 21:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La campeona olímpica Ruth Beitia disputará su séptima final de altura en unos Europeos bajo techo y luchará por obtener su sexta medalla en un torneo que ya le ha dado un oro, tres platas y un bronce. La atleta cántabra necesitaba una marca de 1,93 para acceder a la final.

Empezó a saltar con la barra en 1,86, altura que superó a la primera, igual que los 1,90. No tuvo que volver a saltar, porque solo 8 pudieron con esa altura.

Beitia, segunda en el ránking mundial del año con 1,98, competirá por una nueva medalla. Su mejor resultado fue el oro de Gotemburgo 2013. Entre sus rivales no estará la polaca Kamila Licwinko, campeona mundial en sala en 2013, que se quedó en 1,86.

ORLANDO ORTEGA, SÉPTIMO

El atleta español Orlando Ortega se quedó lejos de la medalla en el Kombank Arena de Belgrado. El subcampeón olímpico de 110 metros vallas no tuvo su día en una final que se adjudicó el británico Andy Pozzi, invicto esta temporada. Ortega, que partía con la segunda mejora marca del año -su récord de España 7.48-, no salió mal pero no tuvo el sprint final de otras ocasiones, perjudicado además al tropezar con la penúltima valla y perder valiosas centésimas en un apoyo defectuoso.

Con 7.64, el vallista de origen cubano se quedó lejos de su soñado podio, algo que sin duda avivará más si cabe su hambre de competir de cara a la cita grande del año, el Mundial de Londres. La actuación de Ortega dejó sabor agridulce en el cierre de un estreno sin embargo positivo del Europeo para la delegación española.

MÁS ESPAÑOLES

Los 3.000 metros apuntan alto en el equipo español, con cuatro finalistas. En categoría masculina, Carlos Mayo sorprendió en una serie en la que el favorito, el turco Ali Kaya, desfalleció tras una fuerte primera mitad. Las 15 vueltas pesaron y en el tramo final, irrumpió Mayo. En la segunda serie, Adell Mechaal cumplió con los pronósticos para estar también en la final.

En la prueba femenina Nuria Fernández y Ana Lozano se clasificaron para la final, con la madrileña además batiendo el récord del mundo de veteranas de W40 (8:58.20). Blanca Fernández fue eliminada, al igual que Solange Pereira en los 1.500 metros.

POLÉMICA ELIMINACIÓN DE MARC ALCALÁ

El 1.500 masculino tuvo la buena noticia del pase por tiempo (3:45.56) de Llorenç Sales, pero el mal sabor de boca de la eliminación con polémica de Marc Alcalá. El campeón de Europa Sub-23 al aire libre se vio perjudicado por un doble pistoletazo de salida que le confundió y le hizo quedar cortado de la cabeza de la carrera. La reclamación española está a la espera de conocer si evita la eliminación del catalán. Fuera se quedó también Sergio Paniagua.

Además, en el 400, después que en las series Lucas Bua (46.72), el plusmarquista nacional Óscar Husillos (47.13) y Samuel García (47.16) no tuvieran problemas, en semifinales Bua y Samuel se ganaron el puesto en la final, mientras que Husillos acusó el esfuerzo de una distancia para la que aún busca el fondo necesario. En la prueba femenina, Aauri Bokesa acusó también el desgaste.