Beckham rechaza un partido de despedida de la selección

Capello por comunicar a la prensa antes que a él que le debaja fuera de la selección

La polémica ha supuesto la puntilla para la reputación de Capello

deportes

| 13.08.2010 - 09:05 h
REDACCIÓN
Más sobre: fútbolSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

David Beckham ha rechazado la oferta del seleccionador de Inglaterra, Fabio Capello, de participar en un último partido amistoso con el equipo nacional a modo de despedida. La propuesta ha sido recibida con un profundo malestar por el jugador, que se siente especialmente molesto con Capello por comunicar a la prensa antes que a él su decisión de no volver a contar con sus servicios por ser "un poco demasiado viejo".

Toda la prensa británica se hace eco hoy del estupor con el que Beckham recibió la noticia, teniendo en cuenta que en numerosas ocasiones ha manifestado que no se retirará voluntariamente de la selección mientras siga siendo un jugador profesional. El centrocampista del LA Galaxy, de 35 años, no pudo jugar su cuarto Mundial en Sudáfrica tras romperse el tendón de Aquiles en un partido con el AC Milán, en el jugaba cedido, pero estuvo presente en Sudáfrica como ayudante técnico dado su peso en el equipo.

Entre los sustitutos de Capello

Su nombre llegó incluso a figurar entre los posibles sustitutos de Capello tras el fracaso en la cita mundial, en la que la selección inglesa dio una pobre impresión en la primera fase, siendo eliminada (4-1) por Alemania en octavos de final. Los rumores acabaron con la ratificación de Capello hasta la Eurocopa de 2012, un torneo en el que Beckham confiaba jugar, tanto en la clasificación como la fase final si Inglaterra llegaba.

De hecho, aseguran fuentes citadas por "The Guardian", antes de que Capello afirmara públicamente que a Beckham le había llegado la hora de decir adiós, el manager general de la selección, Franco Maldini, había telefoneado a los representantes del jugador para decirles que contaba con él en el futuro si se recuperaba bien.

Los representantes recordaron también lo que el técnico italiano dijo después de que "Becks" se lesionara en marzo: "esperamos que David estará en forma el año que viene para la clasificación de la Eurocopa. Es de los mejores jugadores en Inglaterra".

La idea de Capello y de la Federación Inglesa (FA) era que el centrocampista se despidiera de los "pross" en un partido amistoso que Inglaterra disputará contra Francia en Wembley en noviembre, en lo que supondría la internacionalidad número 116 de Beckham.

La reputación de Capello por los suelos

La polémica en torno a Beckham, que es uno de los jugadores más populares en la historia del fútbol inglés, ha supuesto la puntilla para la reputación de Capello en la prensa de este país, que le acusa de falta de comunicación con los futbolistas y de falta de tacto a la hora de tomar sus decisiones más importantes.

Ocurrió a la hora de saber si el centrocampista del Manchester United Paul Scholes quería participar en el Mundial de Sudáfrica (el veterano jugador asegura que Capello nunca le llamó personalmente) y cuando convocó para el reciente amistoso contra Hungría al defensa del United Wes Brown y al portero del Blackburn Paul Robinson, que poco después anunciaron su retirada de la selección.

El tabloide "The Sun", que titula hoy en grandes letras "Bicho raro", asegura que Capello estuvo tres días sin hablar a los jugadores antes del partido contra Hungría y que los futbolistas temen que haya perdido el interés por dirigir al equipo.

Una fuente cercana a los futbolistas citada por este diario dice que "los jugadores esperaban una gran reunión del equipo en la que Capello les dijera que hay que sacarse de la cabeza la pesadilla del Mundial y centrarse en reconstruir el equipo"."Pero en cambio, encontraron silencio. Nunca habló con ellos, no hubo un grito para despertarles. Nada", afirmó.