Barcelona y Valencia dejan prácticamente sentenciadas sus eliminatorias de copa

deportes

| 31.10.2012 - 09:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Barcelona comenzó su defensa del título de la Copa del Rey con un triunfo en su visita al Alavés por 0-3 en un duelo en el que la calidad de los azulgranas fue determinante para castigar con goles los errores de la defensa vitoriana. David Villa, antes del descanso, y Andrés Iniesta, en el inicio de la segunda parte, acabaron con las ilusiones de un Alavés que aguantó mientras le duraron las fuerzas y que vio como cada error fue convertido en tanto por la implacable maquinaria azulgrana.

En la recta final del partido Cesc Fábregas apareció de nuevo, fiel a su cita con el gol, para cerrar la cuenta tras un medido centro de Dani Alves desde la línea de fondo. Vilanova demostró desde el arranque su intención de ir en serio en esta Copa con la inclusión de toda su artillería, Alves, Mascherano, Cesc, Busquets, Iniesta, Villa y Alexis, para tratar de finiquitar la eliminatoria en Vitoria y dejar como un mero trámite el duelo del Camp Nou.

El Alavés presentó también su once de gala que tan buenos rendimientos le está dando en la Liga de Segunda B, con las variaciones de Urtzi en la portería y Barahona como hombre de banda izquierda. Lo intentaron los azulgranas durante la primera media hora buscando las entradas de Villa, Alexis y Alves por las bandas, pero el desajuste en el pase definitivo y la buena respuesta física del Alavés para tapar huecos impidieron que se moviera el marcador en un duelo dominado por el Barcelona. En el minuto 39 Agustín no acertó a despejar un pelotazo cruzado a su espalda y dejó el balón franco a David Villa. El asturiano soltó un soberbio zapatazo que se coló como un obús, tras pegar en el larguero, y abrió el camino en el marcador. Con este nuevo tanto Villa se mantiene fiel a su promedio realizador que le lleva a marcar un tanto cada 55 minutos.

No pudo empezar mejor la segunda parte para el Barcelona que aprovechó un robo de balón de Villa en la frontal del área para hacer el segundo. El asturiano le cedió el balón a Andrés Iniesta que soltó un exquisito derechazo directo a la escuadra derecha de la portería vitoriana para poner más tierra de por medio y volver a castigar de nuevo un error vitoriano.

Con los dos goles de ventaja y cuarenta minutos por delante, los de Vilanova levantaron el pie del acelerador y permitieron que los albiazules amasaran durante más minutos el balón en sus pies para hilvanar acciones ofensivas en las inmediaciones de un tranquilo Pinto que no tuvo que intervenir en ninguna acción a lo largo del duelo.

A falta de tres minutos una colada de Alves hasta la línea de fondo le sirvió para colgar el balón a la cabeza de Cesc Fábregas para que el de Arenys de Munt hiciera el tercero y cerrara la cuenta.

0-2. EL VALENCIA DEJA ENCARRILADA LA CLASIFICACIÓN PARA OCTAVOS

El Valencia dejó encarrilada su clasificación para los octavos de final de la Copa del Rey al ganar en el campo del Llagostera por 0-2 en un partido marcado por la fuerte lluvia caída durante los noventa minutos de partido. Fueron los locales los que llevaron el peso del partido en los primeros 45 minutos, en los que el equipo valencianista pareció no adaptarse bien a las reducidas dimensiones del terreno de juego.

En el minuto 5, Pitu tuvo la primera oportunidad en una falta directa que se marchó fuera por muy poco. El mismo protagonista tuvo una segunda a la media hora de juego, aunque su remate también se marchó fuera. Y cuando el primer tiempo ya estaba en el descuento, una falta servida sobre el área local fue rematada de cabeza por Jonas, que estableció el 0-1. Todo un mazazo para el Llagostera.

Con el marcador a favor, y a pesar que el terreno de juego que daba para poco fútbol, el Valencia se mostró más peligroso que en la primera parte y llegó con más facilidad al área local. Fruto de ello, llegó el segundo gol, en el minuto 68, obra de Valdez al rematar un saque de esquina. Con el 0-2 los visitantes dejaban el partido sentenciado y la eliminatoria muy de cara. Si alguna opción podía tener todavía el Llagostera, esta se perdió en el minuto 82 cuando Marc Sallares lanzo al palo un penalti con el que el colegiado había castigado al Valencia.

El partido ya no dio para más y con la ventaja conseguida en el feudo gerundense, todo hace pensar que la vuelta en Mestalla será un puro trámite para el equipo de Pellegrino.