Baraja: "El objetivo es ambicioso y la exigencia muy alta"

Martín Presa: "La etapa con Baraja la afrontamos con muchísima ilusión"

deportes

| 09.11.2016 - 09:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Rubén Baraja, nuevo entrenador del Rayo Vallecano, agradeció al club madrileño la "confianza" que le han brindado para dirigir un proyecto con "un objetivo ambicioso" y en el que su "exigencia es muy alta" para pelear por el ascenso a Primera.

"Quiero agradecer al presidente y al club la confianza que han depositado en mi. Hay momentos en la vida que te pasan equipos por delante que siempre te gustan o dan sentido a lo que quieres hacer. Esta es una gran oportunidad y llego con la ambición de demostrar cosas. Mi decisión fue rotunda al aceptar poder trabajar aquí con la plantilla, estructura y ambición de pelear por los objetivos", dijo Baraja, en rueda de prensa.

"NO PODEMOS VALORAR LO DE ANTES"

El técnico vallisoletano, con experiencia en Segunda en el Elche la pasada campaña, evitó pronunciarse sobre la etapa que se ha cerrado en el club con José Ramón Sandoval.

"Todo tiene su proceso y lo más importante es pensar a partir de hoy, no podemos valorar lo de antes. Hay que ser optimista con lo que queda esta temporada. Hay jornadas suficientes para en este proceso dar al equipo una forma de juego y resultados. Tengo convicción absoluta en esta plantilla y que hay mucho trabajo por hacer", confesó.

"Lo que me gustaría es que el Rayo jugara para ganar. Yo venia aquí como jugador. Sabia que era un club difícil, que la afición está muy encima y la atmósfera es especial. El Rayo siempre es un equipo correoso y que da energía. Eso es lo mínimo que podemos exigir. El equipo tiene que saber manejar diferentes registros para ganar en cualquier campo", señaló.

"Podemos conseguir cosas grandes y esa es la ilusión que tengo. El objetivo es ambicioso. Mi punto de partida es ahora y mi mensaje es positivo. Con la plantilla y la gente que hay veo un equipo fuerte y exigente y quiero que dé lo mejor de sí mismo", manifestó.

Pese a llegar a un club con el objetivo del ascenso, Baraja aseguró que la presión que existe es "la que uno se ponga", puesto que el Rayo es un "equipo ganador". "Mi objetivo solo pasa por hacer un Rayo competitivo y asemejarlo a lo que he venido a hacer. Quiero un Rayo correoso y agresivo, y que el equipo tenga sus propias señas de identidad. A los jugadores los he encontrado con una buena predisposición. Quiero que esa actitud se mantenga, que haya lucha por jugar y que eso te haga crecer como equipo. Es una de las primeras premisas", declaró.

"El Rayo es un equipo que tiene pegada, posibilidades y argumentos. Al final uno viene a un sitio en el que puede sacar rendimiento. Voy a tratar de poner mi sello, mi mentalidad, y eso es lo que tiene un proceso. La exigencia es muy alta y la plantilla tiene que ser consecuente con lo que significa jugar con el Rayo y aspirar a estar entre los mejores", concluyó.

MARTÍN PRESA: "LA ETAPA CON BARAJA LA AFRONTAMOS CON MUCHÍSIMA ILUSIÓN"

Raúl Martín Presa, presidente del Rayo Vallecano, declaró que la destitución de José Ramón Sandoval es "una desgracia" que no les gusta, pero aseguró que "tocaba un cambio" por los resultados y por eso la llegada de Rubén Baraja la afrontan "con muchísima ilusión y energía".

"Es una desgracia esta presentación a mitad de temporada. El domingo tomamos la decisión por la necesidad del club y agradecemos todo su trabajo a Sandoval", dijo Martín Presa, que estuvo en la presentación del nuevo técnico, Rubén Baraja.

"Esta es una presentación que no nos hubiese gustado hacer, pero tocaba. Ahora mismo comienza una nueva etapa, que afrontamos con muchísima ilusión y mucha energía. Aún tenemos tiempo para todo. Rubén desde el primer momento quería apostar por el proyecto, tiene hambre y ganas de cumplir los objetivos", declaró.

"La destitución de Sandoval fue por un tema deportivo. Teníamos un objetivo ambicioso y de 13 partidos hemos fallado en 9. Creemos que tenemos la obligación de aspirar a algo más y por eso teníamos que cambiar", comentó.

La vinculación contractual de Baraja con el Rayo Vallecano es por una temporada y se produce para "reparar la situación" deportiva en la que están. "Según avance la temporada ya tendremos tiempo de hablar. Tenemos mucha ilusión, queremos coger el pulso a la categoría, y Baraja tiene ilusión por hacer algo importante. Esperemos que ese hambre que tiene se pueda juntar con el Rayo y nos haga mejorar los resultados", concluyó.