Atlético y Real Madrid se juegan la Liga ante Levante y Valencia

El equipo blanco, eufórico, apura sus opciones en el Bernabéu

El Levante, penúltimo obstáculo del Atlético hacia la Liga

Modric, baja ante el Valencia

Pizzi: "No queremos dar lástima"

Caparrós: "El Atleti le está haciendo mucho bien a nuestro fútbol"

deportes

| 03.05.2014 - 18:03 h
REDACCIÓN

El Real Madrid, sin margen de error y eufórico tras conseguir su pase a la final de la Liga de Campeones, apurará ante el Valencia, tocado por su eliminación en la Liga Europa, sus opciones de conseguir arrebatar el título de Liga al Atlético de Madrid, que marca el paso en el campeonato con un liderato incontestable.

Las fechas se agotan para los blancos, que poco a poco van cumpliendo encuentros sin conseguir acercarse al conjunto rojiblanco. A falta de tres jornadas (cuatro para el Real Madrid, que el miércoles jugará ante el Valldolid un partido aplazado), el equipo de Diego Simeone tiene una renta de seis puntos más la cuenta de goles particular a favor sobre los hombres de Carlo Ancelotti.

SÓLO LES VALE LA VICTORIA

Por eso, el encuentro ante el Valencia es indispensable para que los blancos puedan seguir optando al título y, por tanto, al triplete. Con el choque de Lisboa en el horizonte, Ancelotti no quiere que sus jugadores se despisten en una de las cuatro "finales" que aún tiene que disputar antes de jugar el encuentro más importante del club en los últimos doce años.

El repaso que el Real Madrid dio al Bayern de Múnich en el Allianz Arena, con un 0-4 histórico, avivó el buen estado de forma madridista, que no especulará con el equipo que dirige Juan Antonio Pizzi. Horas antes, el Levante podría dar la sorpresa ante el Atlético de Madrid y los blancos podrían aprovecharse de una situación que pocas veces ha tenido esta temporada.

POCAS BAJAS

Ancelotti no dejará fuera a sus mejores futbolistas. Presentará una alineación competente con pocas bajas salvo la del croata Luka Modric, que con molestias físicas no ha participado en las dos últimas sesiones de trabajo y no pudo entrar en la convocatoria. Será sustituido, salvo sorpresa, por Asier Illarramendi en un posible ensayo para la final de Lisboa por la ausencia del sancionado Xabi Alonso.

Sí estará el alemán Sami Khedira, que después de seis meses lesionado regresa a una lista. Desde el inicio podría jugar el brasileño Marcelo Vieira para sentar en el banquillo al portugués Fabio Coentrao, uno de los grandes beneficiados de la eliminatoria ante el Bayern con dos actuaciones prodigiosas.

Y Diego López, que para este encuentro mantendrá la titularidad. Sin embargo, Ancelotti anunció en rueda de prensa que Iker Casillas alternará con su compañero en la Liga para que no pierda la forma antes de la final de la Liga de Campeones. Casillas jugará desde el miércoles contra el Valladolid y en el último duelo del torneo, ante el Espanyol. Con el Valencia, será Diego López el dueño de la portería.

Aparte de Modric, el otro futbolista de la plantilla que se perderá el partido por lesión será Jesé Rodríguez. Tampoco estará en la lista Álvaro Arbeloa.

Por su parte, aunque el partido llega en un mal momento anímico para el Valencia tras la decepción europa del pasado jueves, el equipo de Juan Antonio Pizzi buscará dar la sorpresa ante el Real Madrid después de la eliminación a manos del Sevilla en un final trágico que se decidió en el último suspiro con un gol de M'Bia.

El cansancio de la plantilla blanquinegra será uno de los grandes problemas para Pizzi, que tratará de alinear un equipo que le ofrezca garantías para pelear en el Santiago Bernabeu ante uno de los mejores equipos del momento.

La falta de motivación y el desconsuelo tras quedarse fuera de la final de Turín pesarán en las piernas de los futbolistas valencianistas.

EL LEVANTE, PENÚLTIMO OBSTÁCULO DEL ATLÉTICO

El estadio Ciudad de Valencia y el Levante oponen mañana el penúltimo obstáculo al Atlético de Madrid hacia el título de Liga, del que sólo le separan dos victorias a falta de tres jornadas, con la opción de adelantar al campeonato a este domingo si gana su duelo y pierden Real Madrid y Barcelona.

Esa complicada combinación le haría campeón este mismo fin de semana, aunque en el conjunto rojiblanco asumen que ninguno de sus dos principales perseguidores fallará en lo que queda de torneo, por lo que la victoria en Valencia es imprescindible para el Atlético ante un adversario que podría estar ya salvado antes del choque.

Un tropiezo del Almería, Valladolid o Getafe en sus respectivos partidos permitiría al Levante, con 42 puntos, certificar la permanencia de forma matemática antes de empezar el duelo ante el líder de Primera División en el Ciudad de Valencia, donde se espera mañana la presencia de miles de aficionados del equipo madrileño.

Hasta allí llega un Atlético prácticamente incontestable en esta temporada, clasificado el pasado miércoles para su segunda final de la historia de la Copa de Europa, la primera en 40 años, con un 1-3 formidable contra el Chelsea en Stamford Bridge; en el liderato de la Liga y lanzado por nueve triunfos consecutivos en el campeonato.

Sin apenas tiempo para saborear el éxito mayúsculo de su pase al partido decisivo por el título de la Liga de Campeones, regresa a la competición más importante para el equipo. "La realidad nos vuelve enseguida a lo que siempre me importó, que es la Liga", dijo hoy Diego Simeone, que recalcó que "todavía queda mucho por hacer".

Por delante está el partido exigente de este domingo, después recibir al Málaga en el Vicente Calderón, más tarde la visita al Camp Nou y, en la última cita del curso, la final europea en Lisboa; los compromisos más transcendentes de la temporada para un equipo que encara el tramo final con una racha de 15 encuentros sin perder.

Para mañana, el técnico argentino podría incluir algún cambio en su alineación tipo. Uno es obligado por la baja de Juanfran Torres. El lateral derecho cumplirá sanción por su expulsión de la anterior jornada frente al Valencia. Hay dos opciones para suplirle: Toby Alderweireld, más probable, o Javi Manquillo, su sustituto natural pero que acumula dos meses y medio sin jugar competición oficial.

Esa será la única novedad en la línea defensiva, con Diego Godín, Joao Miranda y Filipe Luis indiscutibles en la zaga, protegidos por detrás por el portero Thibaut Courtois, que ya ha dejado su meta a cero en 20 de las 35 jornadas disputadas, mientras que Gabi Fernández vuelve al medio centro tras cumplir sanción en Londres.

Mario Suárez, probablemente, será su acompañante en esa posición para dosificar de minutos a Tiago Mendes, titular en los dos choques del Atlético en esta semana, el de Liga ante el Valencia y el de 'Champions' con el Chelsea. Koke Resurrección y Raúl García apuntan a titulares en las bandas, con la opción también de Arda Turan.

A la alineación inicial también puede regresar David Villa, sin minutos en Stamford Bridge. Su puesto sería en la delantera junto a Diego Costa, ya restablecido del golpe sufrido en Londres y el líder ofensivo del equipo, con 36 goles, los mismos que marcó el colombiano Radamel Falcao en su curso más goleador como rojiblanco.

Enfrente estará el Levante, cuyo entrenador, Joaquin Caparrós, recupera para este encuentro a David Navarro, Juanfran García y David Barral, que se perdieron el último partido de Liga por lesión, el primero, y sanción, los otros dos, y que volverían directamente al once inicial. Además, el entrenador andaluz también ha convocado a Sergio Pinto y Andreas Ivanschitz.