Atlético, en la peor racha de su historia sin ganar un derbi en el Calderón

deportes

| 17.03.2011 - 15:59 h
REDACCIÓN

El Atlético de Madrid acumula en el Vicente Calderón nueve derbis consecutivos de Liga sin victoria, la peor racha de su historia en casa en los duelos ante el 'eterno' rival, al que no vence como local desde la temporada 1998-99.

A la jornada trigésimo séptima de aquel curso, disputada el 12 de junio de 1999, se remonta el último triunfo del Atlético en un derbi ante su público, cuando José Mari Romero, Jordi Lardín y el brasileño Juninho firmaron los goles de la victoria frente al Real Madrid, por el que marcó Fernando Morientes (3-1).

Desde entonces, el conjunto rojiblanco no ha vuelto a ganar un derbi en su campo, donde sus últimos nueve precedentes se resumen en siete derrotas (2-3, en 2009-10; 1-2, en 2008-09; 0-2, en 2007-08; 0-3, en 2005-06; 0-3, en 2004-05; 1-2, en 2003-04, y 0-4, en 2002-03) y dos empates (ambos a uno en 2006-07 y 1999-2000).

En total, el Atlético, que sólo ha vencido tres de sus últimos 25 derbis de Liga en el estadio Vicente Calderón, se ha enfrentado en esa competición en 73 ocasiones como local ante el Real Madrid, con un balance de 23 victorias, 20 empates y treinta derrotas, con 111 goles a favor y 115 en contra.

Agüero, Forlán, Marcelo, Di María, estrellas latinas en el derbi

El ambiente del derbi Atlético de Madrid-Real Madrid del próximo sábado en el Vicente Calderón discurre entre arengas de motivación, sueños y pesadillas, ilusiones y esperanzas, pero por encima de todo prima la pasión por los grandes duelos que se adivinan.

Los jugadores latinos no son ajenos a este ambiente que el goleador uruguayo rojiblanco Diego Forlán enfoca con ánimo de romper un balance de once años sin victoria de su equipo: "Todas las rachas se rompen algún día".

Varios jugadores latinos aparecen como pilares de sus equipos para imponer su ley en el Calderón, donde hay que remontarse al 12 de junio de 1999 para contemplar el último triunfo rojiblanco, que tuvo también un protagonista sudamericano, el brasileño Juninho, autor del último gol del 3-1 final, en una contra lanzada por el argentino Santiago Solari.

Para cumplir el pronóstico de Forlán, el "Atleti" confía en la capacidad anotadora del uruguayo, si bien las miradas de la hinchada rojiblanca estarán más pendientes del argentino Sergio "Kun" Agüero, más en forma que su compañero.

Agüero suma 11 goles ligueros, tres más que Forlán, pero ambos, lanzados por el español José Antonio Reyes, un ex del Madrid también en forma, componen uno de los dúos ofensivos más letales de la Liga, con un total de 19, si bien lejos de la pareja blanca Cristiano Ronaldo-Benzema, que suman 37 dianas.

Buena parte del resultado del derbi pasa por el día que tengan estos goleadores. En el caso de los rojiblancos, la esperanza se viste con una competitividad puramente latina, la de Agüero y Forlán.

El uruguayo no da nada por perdido. Todo lo contrario: "Los partidos hay que jugarlos, ningún partido se gana antes de empezar".

Forlán seguramente pensaba en la hazaña de su selección en la final del Mundial de Brasil de 1950, cuando Obdulio Varela, Chiggia y Schiaffino y compañía hicieron añicos los pronósticos y silenciaron Maracaná ganado por 2-1 a la "verdeamarilla" del artillero Ademir.

Si hay duelos sin pronóstico fijo, esos son los derbis, a veces verdaderas cajas de sorpresa donde el teóricamente más débil se impone al, en principio, más fuerte.

"Un derbi siempre es diferente, siempre se vive de otra manera", dice Agüero en unas declaraciones a la página web del club.

"En estos partidos no hay favoritos", sentencia Forlán, una de las cabezas junto con Agüero del espíritu latino del Atlético, en el que también milita su compatriota Diego Godín, los brasileños Filipe Luis, Paulo Assunçao, Tiago Mendes, Elías y Diego Costa y el colombiano Luis Perea.

En el Real Madrid ese espíritu está representado por los argentinos Ezequiel Garay, Fernando Gago, Ángel Di María y Gonzalo Higuaín y los brasileños Marcelo y Kaká.

Del grupo latino, los titulares habituales rojiblancos son Godín, Perea, Filipe Luis, Tiago Mendes, Elías, Forlán y Agüero. En el Madrid, Mourinho cuenta siempre con Marcelo y Di María.

Higuaín era también uno de los fijos, pero no juega desde noviembre por una hernia discal, de la que fue operado en enero pasado, mientras Kaká no termina de recuperarse de la lesión de rodilla.