Arbeloa: "El Liverpool peleará hasta morir y lo dará todo"

"Volver a Liverpool será muy especial"

Nicola Rizzoli dirigirá el Liverpool-Real Madrid

El próximo martes, la lista de aspirantes al Balón de Oro

deportes

| 20.10.2014 - 14:38 h
REDACCIÓN

El lateral madridista Álvaro Arbeloa, que militó dos temporadas y media en el Liverpool, rival este miércoles del Real Madrid en la Liga de Campeones de Europa, ha afirmado que volver al estadio de Anfield será para él "muy especial", así como que les espera un equipo que "saldrá a pelear hasta morir".

"Volver a Liverpool después de cinco años será muy especial. Jugué en Anfield, así que será muy bonito. Pero no sólo para mí. Les he dicho a mis compañeros que disfruten del partido en Anfield lo máximo posible", ha comentado Arbeloa, en declaraciones a los medios oficiales de la UEFA.

"EL LIVERPOOL SALDRÁ A PELEAR A MORiR"

El jugador madridista, que volvió al Real Madrid justo desde el Liverpool, ha considerado que "las noches de 'Champions', y los grandes encuentros como éste en Anfield, son muy especiales": "Nos vamos a enfrentar a un equipo que saldrá a pelear hasta morir y lo dará todo, porque ellos necesitan ganar también".

Sobre la marcha del Real Madrid en la presente Liga de Campeones, donde ha ganado los dos encuentros que ha jugado (Basilea y Ludogorets), ha señalado: "Lo estamos haciendo muy bien. Ganamos los dos primeros partidos, que era nuestro objetivo. Sabemos que todavía tenemos que jugar dos encuentros ante el Liverpool, que van a ser decisivos para ver cómo acaba el grupo. Queremos hacerlo bien y que se decidan a nuestro favor".

De su etapa en el Liverpool (enero 2007-julio 2009), no duda en afirmar que le sirvió para crecer "mucho, como jugador y como persona": "Estuve dos maravillosos años allí y me acostumbré a una nueva cultura".

Su debut con el Liverpool, en Liga de Campeones, fue justamente ante un Barcelona, al que también se medirá el Real Madrid el próximo sábado: "Era mi primer partido en el once inicial y mi debut en 'Champions League'. ¿Qué más puede pedir alguien que creció en las categorías inferiores del Real Madrid que debutar en el Camp Nou y ganar allí (1-2)?".

"Fue una noche mágica y especial, al jugar en un gran club y defender la camiseta del campeón de Europa. Hicimos un partido fantástico", ha añadido. Durante su carrera deportiva, el jugador salmantino ha lucido los dos dorsales 2 y 17: "El 17 es el número en el que más creo y con el que más me identifico y pienso que siempre se me asocia al 17. Pero en el Liverpool y en el Real Madrid ese número ya estaba cogido".

CRIADO EN LA CANTERA BLANCA

"En el Liverpool por Bellamy, así que tuve que esperar a que se marchara para conseguirlo. Rafa Benítez me dijo que cogiera el 2. No fue un problema. Aquí en el Real Madrid era Van Nistelrooy quien tenía el 17, así que volví a escoger el 2, también porque encaja con mi posición de lateral derecho. Pero si me pregunta por el número que elegiría para un partido especial, siempre me decantaría por el 17", ha reconocido.

Arbeloa creció en la cantera madridista, pues ingresó en el juvenil (2001-03), jugó en el Real Madrid Castilla (2003-06) y debutó con el primer equipo del club en octubre de 2004. "Es el club más importante del mundo. Eso lo hace especial, no hay un club más grande. Es el que ha ganado más títulos y eso lo dice todo", ha considerado.

Arbeloa, con el Liverpool, perdió en 2007 la final de la Liga de Campeones ante el Milán (2-1), en Atenas. La última campaña, con el Real Madrid, se quitó la "espina" al ganar el máximo título continental en la final frente al "eterno rival" Atlético de Madrid.

"La Décima fue el título más importante y después de haberla ganado puedo mirar al pasado sin la ansiedad que tenía antes. Cuatro veces he perdido en semifinales y pensaba siempre en la oportunidad perdida en Atenas", ha recordado.

LA FINAL DE LISBOA

Una final en Lisboa que Arbeloa vivió desde el banquillo: "Cuando se jugó el encuentro acababa de recuperarme de una lesión y los doctores me dijeron que no estaría disponible. Pese a todo fue grandioso estar ahí, en el banquillo y en el vestuario. Como he dicho, cuando sufrí la lesión había mucho escepticismo pero con duro trabajo y esfuerzo al final fui capaz de estar allí con mis compañeros".

Arbeloa no duda en apuntar que para triunfar como jugador la clave es "trabajar duro" y "ser consistente, ambicioso y disfrutar de esta profesión"; así como desvela tener "la suerte de ser alguien que se despierta cada mañana con una sonrisa, consciente de que hago lo que me gusta".

De su compañero Cristiano Ronaldo, que esta temporada está batiendo sus récords goleadores, ha comentado: "No hay duda de que Cristiano es el mejor jugador del mundo en este momento. Es un gran profesional y un jugador que mejora cada día. Nadie imagina lo que hace. Entrenar y jugar con él ayuda a crecer y ser mejor. Para nosotros es un privilegio contar con Cristiano".

Al serle preguntado tanto por su primer recuerdo futbolístico y por el partido en que más ha disfrutado como espectador, coincide en apuntar la final de la Liga de Campeones en que el Real Madrid derrotó al Bayer Leverkusen (2-1) y trajo consigo el noveno entorchado madridista en la competición.

"Siempre recuerdo con especial atención aquella final del golazo de Zidane, porque además fue el año en el que vine al Real Madrid. Aquel partido, con el equipo ganando la Novena, fue fantástico... la historia y la grandeza de este equipo está basada en sus títulos de 'Champions League' y cualquier victoria en una final de esta competición merecería ser mencionada", ha indicado.