Andy Schleck ataca desde lejos recorta distancia y se lleva la etapa reina

Voeckler se mantiene líder por 15 segundos

deportes

| 21.07.2011 - 17:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El luxemburgués Andy Schleck ganó la decimoctava etapa del Tour de Francia, en la que atacó desde lejos sin que ningún rival le siguiera, aventajó a los demás favoritos en mas de dos minutos, pero no pudo arrebatarle el liderato al francés Thomas Voeckler.

Schleck demostró ser el mas fuerte en la segunda etapa alpina, entre Pinerolo y Galibier Serre-Chevalier, de 189 kilómetros, en la que aprovechó la táctica de su equipo para abrir diferencias con sus rivales y luego tuvo la fuerza suficiente para mantenerlas.

No obstante y por solo quince segundos, Voeckler mantuvo el primer puesto de la clasificación en la que el español Alberto Contador, descolgado al final del grupo perseguidor, perdió sus opciones y queda ahora a 4:44.

Por su parte, el australiano Cadel Evans se sitúa a 1:12 en cuarta posición de la general, superado por el luxemburgués Frank Schleck, tercero a 1:08.

Andy Schleck atacó a 60 para la meta, con cinco para coronar el Izoard, y nadie le siguió. Por la cima aventajaba ya a 2:10 a sus perseguidores. Ahí le esperaba su compañero de equipo el francés Maxime Monfort que procedía de la escapada del día.

Juntos hicieron la bajada del Izoard y aumentaron la diferencia con el resto de favoritos hasta los tres minutos, con 33 kilómetros para el final.

Por detrás hubo reagrupamiento, con varios representantes del BMC, del Saxo Bank y del Euskatel-Euskadi para tirar del grupo, con terreno llano antes del último puerto de la jornada, el Galibier.

No obstante, el grupo trasero fue incapaz de recortar las diferencias, mas bien aumentaron hasta casi los cinco minutos momento en el que Evans tomó el mando del grupo y comenzó a reducir la diferencia hasta los dos minutos con los que llegó Andy a meta.