Alonso promete a sus aficionados que "lo mejor está por llegar"

Entiende la "curiosidad por su futuro"

"Decidí mi futuro hace dos o tres meses"

Todt desmiente que ignorase a Alonso en el GP de Rusia

Hamilton y Rosberg se jugarán el título en Austin, Sao Paulo y Abu Dhabi

Fernando Alonso

deportes

| 13.10.2014 - 11:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Fernando Alonso (Ferrari) le ha transmitido a sus aficionados que entiende "la curiosidad" respecto a su futuro en la Fórmula 1 y les ha pedido que "disfruten y confíen", ya que "lo mejor está por llegar"

"Followers! Entiendo la curiosidad, sabéis que ahora la prioridad está en la pista ayudando al equipo. Disfruten, confíen, #loMejorEstaPorLlegar", pidió Alonso a través de su cuenta en Twitter (@alo_oficial).

PIDE PACIENCIA

Al finalizar el Gran Premio de Rusia, que concluyó en sexta posición en otra carrera donde no pudo competir con los mejores, el piloto español reiteró que tiene claro su futuro "desde hace meses", pero que aún "hay que esperar un poco más" para desvelar la incógnita.

Una vez completada la decimosexta cita del calendario, Alonso se mostró "contento de estar por fin en casa". "Tres semanas sin GP para recargar pilas y estar listos para otro bloque de carreras exigentes Austin/Brasil", recordó.

HAMILTON Y ROSBERG SE JUGARÁN EL TÍTULO EN TRES CARRERAS

Los dos pilotos de Mercedes, el inglés Lewis Hamilton, líder del certamen, con 291 puntos, y el alemán Nico Rosberg, segundo, a diecisiete, se disputarán el Mundial de Fórmula Uno en las tres últimas carreras, en Austin (EEUU), Sao Paulo (Brasil) y Abu Dhabi, que puntuará doble.

Hamilton, de 29 años, reforzó su liderato al obtener este domingo en el primer Gran Premio de Rusia de la historia su trigésimo primer triunfo en Fórmula Uno, el noveno del año, al ganar en el nuevo circuito, construido en el anillo olímpico de Sochi.

El australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), único que ha contestado el dominio de Mercedes -con triunfos en Canadá, Hungría y Bélgica- que fue séptimo en la carrera disputada a orillas del Mar Negro -muy cerca de Georgia- cuenta con posibilidades matemáticas aún de ganar el título, aunque éstas se antojan más que remotas. El piloto de Perth es tercero con 199 puntos, 92 menos que Hamilton.

ABU DHABI, EL DOBLE DE PUNTOS PARA EL VENCEDOR

El ganador de un Gran Premio de Fórmula Uno -en el que puntúan los diez primeros- suma 25 puntos, siete más que el segundo. Mirando a los puestos punteros cabe añadir que el tercero recibe 15 y el cuarto 12. Puntuación que se doblará, por primera vez en la historia, en la carrera que cerrará el Mundial (por tercera vez, después de su debut en 2009 y en 2010) el próximo 23 de noviembre en el circuito de Yas Marina, en Abu Dhabi.

Con anterioridad, las "flechas de plata" medirán su puntería en el circuito de las Américas de Austin (Texas), donde se disputará el Gran Premio de Estados Unidos, el 2 de noviembre; y en el de Interlagos, de Sao Paulo, sede del Gran Premio de Brasil, el 9 de ese mes. El Gran Premio de Estados Unidos tuvo a lo largo de su historia distintas sedes, pero la más habitual, en la década de los 60 y los 70, fue la de Watkins Glenn (Nueva York).

Entre 2000 y 2007 se corrió en Indianápolis y, tras una pausa de cuatro años sin pisarlo, la Fórmula Uno regresó a suelo estadounidense, en 2012, para inaugurar el circuito de Austin, de 5.516 metros, al que está previsto dar 56 vueltas para completar 308,8 kilómetros.

Hamilton, que en 2007 ganó la última carrera en Indianápolis, también se impuso hace dos años -asimismo, con McLaren- en la primera disputada en el Circuito de las Américas, por delante del alemán Sebastian Vettel y del español Fernando Alonso, en una carrera en la que Rosberg -ya en Mercedes- fue decimotercero.

El año pasado, cuando los dos favoritos ya compartían garaje en la escudería de Brackley, en Austin Vettel ganó una carrera en la que Hamilton acabó cuarto, por delante de Alonso; y Rosberg, noveno. Brasil alberga un Gran Premio de Fórmula Uno desde 1972 y, salvo las diez veces que se corrió en Jacarepagua (Rio de Janeiro), todas sus ediciones tuvieron sede en Interlagos (Sao Paulo), donde Alonso festejó sus dos títulos mundiales, ambos con Renault, en 2005 y 2006.

Ni Lewis, ni Nico han ganado nunca en Brasil, donde se impuso el año pasado Vettel, que a final de este año dejará Red Bull. La temporada pasada, Alonso fue tercero en Interlagos -un circuito de 4.309 metros, al que se girará 71 veces (305,9 kilómetros)-, en una prueba en la que Rosberg concluyó quinto y Hamilton, noveno.

En Abu Dhabi, que se estrenó en 2009 en F1 y donde a Alonso se le escapó en el último suspiro el primero de los cuatro títulos que encadenó Vettel, Hamilton festejó triunfo en 2011, aún en McLaren.

Hace dos años, cuando se impuso el finés Kimi Raikkonen a bordo de un Lotus -por delante de Alonso-, los dos principales rivales por el título de 2014 abandonaron en Yas Marina, pista de 5.554 metros a la que se darán 55 vueltas para completar 305,4 kilómetros. El año pasado, Vettel firmó su tercera victoria en el circuito de los Emiratos Árabes Unidos. Nico subió ese día al podio, al acabar tercero, mientras que Hamilton fue séptimo.

Mercedes festejó este domingo en Sochi el título de constructores, matemáticamente decidido a su favor tras firmas el noveno 'doblete' del año. En un Mundial prácticamente monocolor, la emoción se mantiene en la lucha por el título de pilotos A Hamilton y a Rosberg les quedan tres asaltos. El último de ellos, de doble valor: sólo queda saber cuál de las flechas de plata hará diana.