Alonso tiene el destino en sus manos para conseguir su tercer mundial

En su primera temporada con la escudería Ferrari

deportes

| 13.11.2010 - 12:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Fernando Alonso (Ferrari) se ha acercado este sábado un poco mas a su objetivo de conseguir el tercer campeonato del mundo de Fórmula Uno, al dar una gran vuelta final en la sesión de clasificación del Gran Premio de Abu Dabi, que le permitirá salir por detrás del alemán Sebastian Vettel (Red Bull) y del británico Lewis Hamilton (McLaren) y dos puestos por delante del australiano Mark Webber.

Con este resultado Fernando Alonso tiene el destino en sus manos para conseguir su tercer mundial en su primera temporada con la escudería Ferrari, después de haber estado prácticamente desahuciado a mitad de temporada. Este domingo, si ganara Vettel le bastaría terminar segundo, tercero o cuarto, lo que en condiciones normales no parece muy difícil.

A falta de diez segundos para que finalizara la sesión de clasificación, con la noche ya caída sobre el circuito de Yas Marina, Alonso iniciaba su segundo y último intento en la sesión de clasificación, para tratar de mejorar el quinto puesto que ocupaba y sobre todo para superar a Webber, su principal rival por el título, a ocho puntos, que había rodado 113 milésimas de segundo mas rápido.

Si en el primer sector Alonso perdía una décima en relación a Webber, en el segundo, el mas rápido, le arrebataba tres, para en el tercer y último perder de nuevo poco mas de una décima, lo que le permitía al final de su vuelta alzarse al tercer puesto tras los inalcanzables Vettel, que lograba su décima "pole" de la temporada, y Hamilton.

El resultado de superar a Webber en la formación de salida era ya lo suficientemente bueno como para acercarse mas al objetivo del mundial, pero lo era todavía mejor el que el británico Jenson Button (McLaren), el campeón saliente, iba a relegar al australiano a la sexta posición.

Vettel ha cumplido con el pronóstico al ser de nuevo el mas rápido, intentará lograr su quinta victoria de la temporada, igualando a Fernando Alonso, pero su sueño de ser campeón del mundo pasa por que el asturiano quede del quinto puesto para abajo.

Hamilton, segundo a tan solo 31 milésimas de segundo de Vettel en la sesión de clasificación, tiene que ganar la carrera y esperar que Alonso no puntúe, es decir que quede del décimo puesto para abajo, que Webber lo haga del quinto para abajo y Vettel sea tercero o peor.

Después de haberse dado por descontado el doblete de los Red Bull en la sesión de clasificación y en la carrera, y de las ordenes de equipo con la incógnita de si Vettel cedería la victoria a Webber para que lograra el mundial en detrimento de Fernando Alonso, la sesión de clasificación de esta tarde noche ha comenzado a dictar sentencia y el primer condenado parece ser el australiano.

Mañana Fernando Alonso afrontará las 55 vueltas del Gran Premio de Abu Dabi tratando de evitar problemas en la salida, porque una vez superada la misma, con conservar su posición le sería suficiente para conseguir su tercer mundial.

Jaime Alguersuari (Toro Rosso) partirá desde la decimoséptima posición. Lo pasó muy mal en la primera eliminatoria de la sesión de clasificación, pero en la última vuelta volvió a superar a su compañero de equipo, al que durante todo el fin de semana le ha ido relegando a cuatro décimas de segundo.

En la segunda eliminatoria Jaime ya no pudo hacer nada, su coche no daba mas de sí y quedó eliminado, aunque su objetivo para mañana será el entrar en los puntos, algo de lo que se ha quedado a las puertas de hacerlo en las cuatro últimas carreras.

El brasileño Bruno Senna era el piloto mas rápido de la escudería Hispania al rodar dos décimas mas rápido que su compañero, el austríaco Christian Klien, y mañana completarán el milagro de la temporada 2010, al estar en la salida de Bahrein y terminar aquí en Abu Dabi, cuando el mismo Bernie Ecclestone lo había puesto en duda