Alonso conquista las Seis Horas de Spa

"Estoy encantado, ha sido un debut genial", ha dicho tras exhibirse en el circuito belga

La primera victoria desde el GP de España de Fórmula Uno de 2013

Alfonso Calabia, ingeniero de Toyota: "Alonso me ha sorprendido gratamente"

Fisichella: "Alonso no renunciará al título, pero lo más importante es Le Mans"

deportes

| 06.05.2018 - Actualizado: 10:53 h

Efe

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Fernando Alonso, doble campeón mundial de Fórmula Uno, debutó en el Mundial de Resistencia (WEC) con una exhibición que le sirvió para ganar las Seis Horas de Spa, la primera prueba del campeonato, que se disputó en el circuito de Spa-Francorchamps (Bélgica) y se resolvió con gran emoción.

Alonso, de 36 años, campeón del mundo de F1 en 2005 y 2006 (con Renault), se impuso, en la categoría principal, la LMP1, a bordo de un Toyota TS050-Hybrid, formando equipo con el suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima en una prueba que dominaron de principio a fin, pero que se resolvió por tan sólo segundo y medio.

VICTORIA CINCO AÑOS DESPUÉS

El español no subía a lo más alto de un podio desde hace casi cinco años, cuando se impuso al volante de un Ferrari F138 en el Gran Premio de España, en el Circuito de Cataluña, en la que fue su trigésima segunda y hasta la fecha última victoria en la Fórmula Uno. Desde entonces han transcurrido 1.820 días de espera. 4 años, 11 meses y 24 días para volver a ver al asturiano festejar como ganador.

El astro astur ganó, además, sólo ocho días antes de que afronte, precisamente, en el circuito de Montmeló (Barcelona), el Gran Premio de España, esta vez como piloto de McLaren.

El equipo de Alonso completó un total de 163 vueltas y ganó la prueba por delante del otro Toyota, el del inglés Mike Conway, el japonés Kamui Kobayashi y el argentino José María 'Pechito' López, al que superaron -en un final no apto para cardiacos, en el que el doble campeón del mundo asturiano de F1 volvió a demostrar su enorme talento- en apenas segundo y medio.

REBLLION RACING, TERCERO

La tercera plaza, a dos vueltas, la ocupó el equipo Rebellion Racing que integraron el alemán André Lotterer, el suizo Neel Jani y el brasileño Bruno Senna.

El doble campeón mundial asturiano se reencontró con la victoria precisamente en Spa-Francorchamps, la mítica pista de las Árdenas en la que, curiosamente, nunca había ganado en F1 (ha sido segundo en una ocasión; y dos veces tercero), pero sí lo hizo hace 18 años en la Fórmula 3000 -equivalente a la actual F2-.

Un triunfo que lo catapultó a la categoría reina del automovilismo y que le sirvió para vivir a partir de ese momento una serie de experiencias que "jamás hubiese imaginado", según explicó a Efe en Bélgica.

ALONSO: "ESTOY ENCANTADO, HA SIDO UN DEBÚ GENIAL"

Fernando Alonso declaró que está "encantado" porque "ha sido un debut genial". "Ayer ya hicimos el segundo en puesto en la calificación, pero salimos desde la primera posición. Ha sido realmente emocionante, volver a escuchar el himno, antes de la carrera", comentó Alonso, de 36 años, campeón del mundo de F1 en 2005 y 2006 (con Renault), nada más hacer historia al ganar un su debut en el WEC.

"Lideramos durante toda la carrera. Hubo tres coches de seguridad que reagruparon la prueba, pero logramos mantener la primera posición hasta el final. Ha sido un debut fantástico en el Mundial de resistencia", indicó a Efe en Spa el genial piloto asturiano.

"El trabajo del equipo ha estado sensacional. Fuimos primero y segundo en la calificación y hemos acabado primero y segundo hoy. Estamos listos para las 24 Horas de Le Mans", comentó Alonso tras su victoria.