95-85. Un gran Real Madrid tumba al CSKA

Llull y la defensa derriban la férrea resistencia del campeón

Llull: "Meter más o menos de 20 puntos me importa bastante poco. Lo importante es que el equipo ha ganado"

Los blancos aprietan la clasificación y se colocan a una victoria de los rusos, los líderes

Sergio Llull ante el CSKA Moscú

deportes

| 07.01.2017 - Actualizado: 00:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Real Madrid se dio el mejor regalo de Reyes posible y sumó una gran victoria en la Euroliga al batir por 95-85 al CSKA Moscú ruso, actual campeón continental, en un trabajado partido que decidió en un gran cuarto final donde la defensa y Sergio Llull acabaron con la férrea resistencia visitante.

Los dos últimos reyes de Europa brindaron un gran espectáculo en el Palacio de los Deportes, donde los de Pablo Laso se reconciliaron con su afición tras sus últimas discretas actuaciones a domicilio para empezar la segunda vuelta de la competición con triunfo y cerca del líder.

24 PUNTOS DE LLULL Y 20 DE MARCIULIS

Llull, con 24 puntos, cinco de ellos en los momentos claves, y Maciulis, con 20 y 4/6 en el triple, fueron claves en el entramado ofensivo de un equipo que, sin embargo, labró su triunfo en la gran defensa del cuarto final donde dejó en 15 puntos y sin anotar en los últimos cuatro minutos a un CSKA donde ni Milos Teodosic ni Nando de Colo estuvieron a su mejor nivel.

En un duelo plagado de alternativas, los de Pablo Laso mostraron variedad de recursos ofensivos, con 14 puntos del mexicano Gustavo Ayón, trascendental en la defensa (3 rebotes y 4 robos), y otros tantos del estadounidense Anthony Randolph (9 rebotes); mientras que el francés Nando de Colo fue el más destacado de los suyos con 18 tantos y 13 del serbio Milos Teodosic, intermitente esta noche.

A UNA VICTORIA DE LOS LÍDERES

El conjunto blanco ofreció a su afición una luchada victoria como regalo de Reyes, que comporta la ruptura de una racha adversa de tres partidos y casi tres años sin ganar al club moscovita en la Euroliga, desde el 20 de marzo de 2014.

El equipo blanco arrancó con un buen balance defensivo y ayudas para poner un 8-2 en los primeros dos minutos, lo que llevó al técnico griego Dimitris Itoudis a mover piezas para un quinteto más móvil con el estadounidense Aaron Jackson a los mandos y su compatriota Kyle Hines mostrando las carencias de la defensa blanca (14-12, min. 5).

El esfuerzo interior de Felipe Reyes y Ayón mantenía al frente en el marcador al Real Madrid junto con uno de los triples imposibles de Llull, pero el CSKA siempre encontraba la manera de penetrar la defensa blanca e incluso culminaba el primer periodo por delante (23-24).

TEODOSIC Y DE COLO SUSTENTAN AL CSKA

Tres puntos del esloveno Luka Doncic estrenaron el segundo periodo, pero el CSKA tenía a sus dos magos en pista, tanto Teodosic como De Colo, que comenzaban a hacer daño secundados por el estadounidense James Augustine, imparable por dentro.

El Real Madrid recurría a fogonazos del lituano Maciulis para mantenerse por delante, con un triple que ponía el 40-36 (min. 16), pero en dos acciones de puerta atrás los de Itoudis volvían a desnudar a la defensa blanca y empataban el electrónico.

No obstante la calidad del ataque de los de Laso les permite solventar las desconexiones atrás con parciales como el que siguió, un 10-2, con un triple de Llull, canastas de Ayón y Maciulis -éste tras capturar rebote ofensivo- y triple de Trey Thompkins (50-42). CSKA maquilló el resultado con dos acciones que ponían 50-46 al descanso.

DE PODER A PODER

La segunda mitad, que comenzó casi diez minutos de retraso por un error en el marcador impropio del nivel del duelo, fue una lucha poder a poder.

Primero, desde fuera, con el primer triple visitante del partido, de Victor Khryapa, respondido al instante por Maciulis; en cuanto apareció brevemente Teodosic llegó un triple de Llull, pero le contestaba con la misma medicina De Colo (60-60, min. 25); y de nuevo el balear se apuntaba un lanzamiento extraordinario (65-62).

Al frenesí exterior seguía una fase de faltas y tiros libres de la que se benefició el Real Madrid y redondeó Randolph, desaparecido hasta el momento, con un mate con tiro adicional. El tercer parcial se cerraba con un 74-70 para los blancos y todo por decidir.

SENTENCIA LLULL

Randolph seguía en su mejor versión al inicio del cuarto definitivo, pero De Colo demostraba que él también sabía de triples imposibles y abría una locura exterior que seguían Maciulis, Teodosic y Doncic, que ponía ocho puntos arriba a los blancos (84-76, min. 32).

Pese a que el CSKA hacía esfuerzos para bajar las revoluciones al duelo y acercarse (84-82, min. 35) siempre aparecía algún recurso en ataque madridista, bien un triple de Randolph, bien una bandeja con tiro adicional de Llull (90-85, min. 37).

El ídolo madridista sería también el que sentenciaría el partido con una bandeja que suponía el 93-85 a falta de los últimos 58 segundos, la guinda a una victoria trabajada, sufrida y de muchos quilates para el Real Madrid ante el vigente campeón de la Euroliga.

FICHA TÉCNICA:

REAL MADRID: Llull (24), Taylor (-), Maciulis (20), Reyes (6) y Ayón (14) -cinco inicial- Randolph (14), Doncic (9), Carroll (-), Rudy Fernández (1), Hunter (4) y Thompkins (3)

CSKA MOSCÚ: Jackson (5), De Colo (18), Hines (8), Khryapa (7) y Kurbanov (7) -cinco inicial- Teodosic (13), Fridzon (2), Antonov (-), Vorontsevich (3), Higgins (8), Kulagin (6) y Augustine (8)

PARCIALES: 23-24, 27-22, 24-24 y 21-15

ÁRBITROS: Radovic (CRO), Jovcic (SRB) y Pastusiak (POL). Sin eliminados

PABELLÓN: Palacio de los Deportes