92-79. Un enorme Rudy sale al rescate del líder ante el CAI

30 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y 40 de valoración de Rudy Fernández

La ACB homenajeó al Real Madrid por lograr el récord histórico de victorias: 28 consecutivas

Rudy: "Victoria contra un buen equipo"

Llull: "Seguimos sumando, partidazo de Rudy"

deportes

| 04.05.2014 - 15:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Rudy Fernández salió al rescate de un Real Madrid que encontró muchos problemas para superar a un CAI Zaragoza (92-79) que vino con la piel de cordero, que dio batalla hasta el último cuarto, y que, finalmente, tuvo que rendirse a la evidencia.

La salida en tromba del CAI Zaragoza, de la mano de Pedro Llompart, no sentó demasiado bien a un Real Madrid fallón en ataque y poco efectivo en defensa, lo que determinó que el marcador se decantara para los aragoneses a las primeras de cambio, 4-9 (min. 4:30). Fue Rudy Fernández el encargado, una vez más, de tirar del equipo a base de garra y de calidad para lograr el empate a 9 un minuto después.

INTENSO CAI

El CAI pareció aflojar un poco en el ritmo y el Madrid centrarse más en el partido por lo que se equilibró el marcador para llegar al final del primer periodo con un 14-17. El inicio del segundo cuarto fue un calco del anterior, con un parcial de 0-5 para los maños, en el primer minuto, que desató las primeras alarmas en un Palacio de Deportes alicaído.

Ahora fue Sergio Rodríguez, el Chacho, el encargado de sacar del bache al equipo con dos triples seguidos, para volver a nivelar un marcador que ya no reflejó ventajas tan amplias. El Real Madrid siguió sin encontrar su juego y se perdió en detalles como las protestas a los árbitros que hicieron que Ioannis Bourousis se marchara al banquillo para no volver más.

Con un 39-40, los equipos encararon los vestuarios para el descanso preceptivo. En la continuación, se volvió a repetir la situación, con el CAI adelantándose en el marcador, 41-48 (min.22) y, ahora, con Sergio Llull haciéndose con los mandos de su equipo para anotar 8 puntos seguidos y que el Real Madrid pudiera seguir vivo en el partido, 49-51 (min. 24).

SIN BOUROUSIS

La ausencia de Bourousis y la inoperancia de Nikola Mirotic, algo que viene sucediendo desde hace algunas semanas, estaba pasando factura a un Real Madrid que sobrevivía gracias a la calidad de Rudy, 'Chacho' o Llull en momentos puntuales. Pablo Laso decidió intentar dar un nuevo rumbo al partido y ordenó el cambio de defensa a zona (57-58, min. 26). El equipo de José Luis Abós se vio sorprendido y el técnico tuvo que pedir tiempo para reorganizar a sus jugadores.

Fue un momento clave, porque el líder de la Liga se reactivó en defensa, elevó sus prestaciones y maniató a un CAI que comenzó a verlo todo negro. Un parcial de 8-0 en los últimos dos minutos permitió al Real Madrid acabar el tercer cuarto con 67-60, su máxima ventaja en el partido. La salida en tromba del Real Madrid y de Rudy en especial, en el último cuarto, amplió el parcial a 13-0 (72-60, min.31) y puso la victoria en franquicia para los locales.

El alero internacional alcanzó los 30 puntos, con 7 rebotes y 5 asistencias y se fue hasta los 40 puntos de valoración, siendo el principal argumento de un Real Madrid que tardó demasiado en despertar para alcanzar la victoria.

Real Madrid (14+25+28+25): Rudy (30), Mirotic (6), Darden (8), Llull (13) y Bourousis (2) -equipo inicial-, Rodríguez (9), Slaughter (2), Díez (3), Mejri (8), Carroll (3), Martín y Reyes (8)

CAI Zaragoza (17+23+20+19): Roll (2), Llompart (4), Sanikidze (11), Tomás (13) y Norel (3) -equipo inicial-, Jones (14), Stefansson (11), Rudez (6), Tabu (14) y Fontet (1)

Árbitros: Vicente Bultó, Luis M. Castillo y Sergio Manuel

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes de Madrid, ante 6.781 espectadores. Antes del inicio el capitán del Real Madrid recibió un cuadro conmemorativo de reconocimiento de la ACB por el récord conseguido de 28 victorias consecutivas.