85-90. El Real Madrid logra un póquer histórico

Gana la Liga al Barcelona en un playoff de ensueño (3-0)

Es el primer club en la historia que gana Liga, Copa, Supercopa y Copa Europa, en la misma temporada

Carroll, determinante en la victoria con 19 puntos

Llull, 'MVP' de la final, ya lo había sido en la Supercopa (2014) y Copa (2012)

Pascual: "Un año sin ganar no nos ha pasado nunca desde que estoy aquí y es decepcionante"

deportes

| 24.06.2015 - 22:03 h
REDACCIÓN

El Real Madrid se ha proclamado campeón de la Liga Endesa al vencer a domicilio al FC Barcelona en el tercer y último partido de la final del play-off (85-90), logrando el primero de los match ball que tenía a favor y encontrando un atajo hacia el póquer, mientras que el Barça no pudo alargar siquiera una serie cerrada a las primeras de cambio pese al gran partido de Ante Tomic (29 puntos y 7 rebotes).

Las ganas de lograr el título, la calidad de Sergio Rodríguez, la letalidad de Jaycee Carroll (19 puntos) desde la línea exterior o las ganas e intensidad de Maciulis y Nocioni fueron demasiado para un Barça que dejó demasiado solo a Tomic, pese a que al final Abrines y Oleson abrieron una línea de fuego exterior.

Fue tarde, y el Madrid aguantó estoico el intento final del Barça por seguir luchando por revalidar el título hasta poder celebrar en casa del enemigo esta Liga.

PARCIAL 18-25

Pese a estar más igualado que el 100-80 precedente, el Barça no pudo mantener invicto su feudo ante el Real Madrid. No pudieron los de Xavi Pascual devolver con un triunfo el apoyo de su grada. Y es que cuando parecía que con el 67-65 al final del tercer cuarto (33-17) podía llegar el 1-2, Carroll apareció (19 puntos) casi infalible en su tiro para sentenciar, con un último parcial de 18-25.

Un gran Ante Tomic firmó 12 de los 17 puntos de su equipo en el primer cuarto, y 16 de 34 al descanso. Tan bárbaro era el partido del gigante de Dubrovnik que Xavi Pascual le hizo jugar 28 minutos y le tuvo en pista pese a sus cuatro personales. Y es que el croata aguantó al Barça en el partido mucho tiempo. Sin él, la Liga hubiera sido blanca todavía antes. Acabó con 29 puntos y un 36 de valoración.

Pero el Barça iba sin red de seguridad y caminaba al borde del abismo pese al buen hacer de Tomic. Estaba obligado a ganar y perdía por 14 puntos al descanso, después de un segundo cuarto (17-31) en el que el Real Madrid volvió a estar desatado. Así, con un acierto pírrico en triples (3/16, 19%) y nada extraordinario en tiros de dos, se presentaba harto complicado poder alargar la serie final. Mejoraron estos registros, pero sin obtener premio alguno.

IGUALDAD

La reanudación sirvió, eso sí y pese a un inicio igualado como el del primer cuarto, para ver una reacción blaugrana que no se avistó ni por asomo en Madrid. A la que el Barça empezó a ver el camino al aro como una autopista, y llegaron los triples, la diferencia se redujo hasta los 6 puntos. Una esperanza que se mantuvo viva ya no solo gracias a Tomic y Doellman sino a los exteriores.

Pese a que el Madrid seguía con su buena defensa, pese a que Sergio Llull iba de menos a más buscando la gesta del segundo choque, pese a ello, el Barça llegó a los tres minutos finales del tercer cuarto a -3 puntos gracias a un espíritu renovado. Duros atrás, con mordiente arriba, y creyentes en poner el 1-2 en la final, el guión del partido dio un tumbo. Finalmente, se llegó a los últimos 10 minutos con un 67-65 en el electrónico.

El Barça no había estado por encima en el marcador desde el 11-10 del primer cuarto. Y en un final loco de tercer periodo, logró irse por encima con dos triples de Àlex Abrines y un matazo de Ante Tomic, aunque Sergio Rodíguez congeló un poco los ánimos de la caldera del Palau con triple a tabla casi desde el centro de la pista y sobre la bocina.

EL MADRID NO DA PIE A LAS DUDAS

Y esos ánimos se vieron disipados del todo cuando el Madrid, que se recuperó a tiempo, volvió a abrir brecha (71-79) a poco más de cinco minutos para el final. Con Ante Tomic ya demasiado cansado, pero exprimiéndose al máximo ante dos fieras como Marcus Slaughter y Gustavo Ayón, el Barça tenía que abrir una segunda vía al triunfo, y no la pudo encontrar. Al final, un claro 3-0 para el Real Madrid, que arrebata el título al eterno rival a domicilio para lograr un póquer para la historia.

Tras ganar la Supercopa al Barça (99-78), Copa del Rey en Gran Canaria ante el Barça (71-77) y la Euroliga en Madrid ejerciendo de anfitrión sobre el Olympiacos griego (78-59), esta Liga Endesa comporta haber ganado todos los grandes títulos en juego, que se suman además a la Supercopa Endesa de inicios de campaña. Una temporada grande para el club blanco, quien además ha batido al Barça en tres de esos cuatro títulos.

FICHA TÉCNICA:

FC BARCELONA: Satoransky (10), Oleson (10), Hezonja (-), Doellman (12), Tomic (29) -cinco inicial-; Huertas (1), Abrines (16), Pleiss (2), Thomas (-), Jackson (3), Nachbar (2)

REAL MADRID: Llull (10), Rivers (9), Fernández (4), Reyes (6), Ayón (8) -cinco inicial-; Nocioni (11), Maciulis (10), Rodríguez (11), Carroll (19), Slaughter (2)

PARCIALES: 17-17, 17-31, 33-17 y 18-25

ÁRBITROS: Hierrezuelo, Pérez Pizarro y Calatrava. Sin eliminados

PABELLÓN: Palau Blaugrana