85-69. El Madrid machaca al Barça y se asegura el factor cancha para el playoff

Llull: "Necesitábamos esta victoria. Veníamos de unos partidos difíciles"

Laso: “Hemos hecho un partido sólido, no brillante”

Llull (21 puntos y 6 asistencias), Ayón (14 puntos y 5 rebotes) y Randolph (13 puntos) aplastan al Barça

Navarro: "Es el año más complicado que he estado en Barcelona"

Bartzokas: "Lamonica (el árbitro) ha sido la estrella del partido"

deportes

| 22.03.2017 - 23:57 h

El Real Madrid aseguró el factor cancha para los play-off de la Euroliga gracias a la victoria (85-69) ante el FC Barcelona en el Palacio de los Deportes, con los locales haciendo leña del árbol caído al ritmo de Sergio Llull y Anthony Randolph.

El quinto Clásico de la temporada fue un descafeinado choque entre dos polos opuestos. Un Madrid que, pese a las últimas derrotas (cinco de ocho partidos desde la Copa), se mantiene en lo alto de la Euroliga, y un Barça que llegaba ya eliminado, fuera del play-off 12 años después, y que sumó la 17ª derrota europea.

SIN OPOSICIÓN AZULGRANA

Los de Pablo Laso hicieron los deberes, que se escaparon en Atenas la pasada semana, para asegurarse un puesto entre los cuatro primeros. Diez días después del último Clásico, el que decidió Llull sobre la bocina, el Madrid apenas encontró oposición en un Barça sin rumbo, desquiciado como un Georgios Bartzokas expulsado en la primera mitad.

Dos minutos tardó el equipo culé en mirar a canasta y casi cuatro en anotar. El Madrid gozó de buenas rentas de inicio a pesar de no guardar el rebote, pero con Llull y Randolph a buen nivel (22-13). Los triples de Koponen y los cinco rebotes de Tomic fueron el sustento culé.

Encontró respiro el equipo visitante mejorando en defensa con la agresividad de Diagne, pero la falta de conexión era palpable. Pases a los pies, pérdidas, jugando como con uno menos con un Juan Carlos Navarro en pista exigido ante las muchas bajas catalanas, pasaron de un 22-20 a un 32-23 en un abrir y cerrar de ojos.

BARZOKAS, EXPULSADO

Ahí comenzó la desesperación culé. Técnica para Tomic por un golpe a Doncic y expulsión de un Bartzokas fuera de sí en las protestas a Lamonica, seguramente desesperado más con su propio equipo. Llull se encargó de hurgar un poco más en la herida con un triple sobre la bocina (41-27).

Tras el descanso, sin nada que perder ni con el continuo aspaviento del técnico griego en el banco, el Barça jugó desinhibido. Soltó las muñecas al menos y encontró el acierto ausente anteriormente con los triples de Rice y Oleson.

LLULL, 21 PUNTOS

El Real Madrid, encantado, aceptó el tú a tú, con Llull rompiendo el aro rival (8 puntos en el tercer cuarto) para mantener la buena renta local (62-48). Gustavo Ayón se sumó a la fiesta, con la zona azulgrana venida a menos desde el primer cuarto. La fiesta del Palacio estaba servida.

Hace 10 días el Barça plantó cara hasta el final, pero con escaso orgullo a estas alturas y una desesperación general a la que se sumó Navarro en sus protestas, el feudo blanco se recreó en la eliminación culé. Los de Laso, sobre el parqué, se encargaron de que la paliza fuera también sonada.

FICHA TÉCNICA:

REAL MADRID: Llull (21), Maciulis (2), Taylor (3), Randolph (13) y Ayón (14) -cinco inicial- Rudy Fernández (2), Hunter (8), Doncic (5), Carroll (8) y Thompkins (9)

BARCELONA: Rice (12), Oleson (9), Perperoglou (7), Claver (5) y Tomic (12) -cinco inicial- Koponen (11), Navarro (4), Renfroe (5), Eriksson (-), Vezenkov (3) y Diagne (1)

PARCIALES: 22-13, 19-14, 23-24 y 21-18

ÁRBITROS: Lamonica (ITA), Mogulnok (TUR) y Koljensic (MNE). Eliminado por faltas personales Carroll en el Real Madrid. Expulsado el técnico del Barça Bartzokas

PABELLÓN: Palacio de los Deportes, 11.759 espectadores