84-75. Un irreconocible Real Madrid se quedan sin final de la Euroliga

Cae con el Fenerbahce en un pésimo partido de todo el equipo blanco, salvo Llull (28 puntos y 8 asistencias) y Carroll (21 puntos)

Obradovic: "Hemos dominado el partido desde el primer minuto"

Laso: "En este punto tienes que jugar bien y no ha sido nuestro día"

Llull: "Si hubiéramos estado a nuestro nivel podríamos haber ganado"

Sergio Llull ante Fenerbahce

deportes

| 19.05.2017 - 22:30 h

El Real Madrid no jugará la final de la Euroliga tras caer en semifinales ante el Fenerbahce de Zelko Obradovic. Desde el minuto uno los de Laso fueron muy inferiores ante el equipo turco, que empujado por 16.000 aficionados superaron en todas las facetas del juego a su rival. Mal en defensa y peor en ataque, los blancos mostraron una cara irreconocible con excesivas pérdidas de balón.

Un pésimo partido de todo el equipo blanco, salvo Llull (24 puntos y 8 asistencias) salvo Llull (28 puntos y 8 asistencias) y Carroll (21 puntos). El artillero americano dio algo de vida al Madrid en el tercer cuarto (52-46), pero un enchufado Fenerbahce no vaciló en responder a las amenazas del nueve veces campeón de Europa.

UNA PESADILLA TURCA

Los turcos dominaron en la pintura con Ekpe Udoh (18 puntos) y Jan Vesely, contaron con el liderazgo de Bogdan Bogdanovic y un inspirado Nikola Kalinic, sobre todo tras el descanso, y llevaron la voz cantante para citarse con Olympiacos en la final del domingo.

El Madrid echó de menos a muchas de sus armas. El equipo de Laso, que a lo largo de la temporada ha demostrado su fondo de armario, estuvo siempre sin argumentos más allá de Llull y Carroll para hacer frente al torbellino del anfitrión. No encontró al debutante en estas lides Luka Doncic ni encontró respuestas a la férrea posición del rival.

AL RESCATE LLULL

Al rescate fue Llull en el primer cuarto (11 puntos), mientras en el Fenerbahce todo funcionaba a la perfección (21-13). El rifirrafe entre Datome y Rudy Fernández encendió al cuadro español y despistó al turco. El Madrid mejoró en defensa y encontró tres triples seguidos con un parcial de 0-11 (26-21).

Bogdanovic asumió el mismo rol que Llull en el equipo rival y junto con Vesely volvieron a poner tierra de por medio mientras Randolph se retorcía en el suelo de la otra canasta (35-27). Carroll comenzó su aportación antes del descanso para maquillar una mala primera mitad (44-34).

NI DEFENSA NI ATAQUE

Sin juego interior, sin rebote, el Madrid sufría muchos frentes abiertos, con la duda del estado físico de Randolph, quien pese a los signos de dolor en el costado volvió a pista en la reanudación. A esos frentes se les sumó el de Kalinic, haciendo estragos con sus robos a un Madrid que acumulaba pérdidas sin remedio (52-37) hasta la irrupción desde el triple de Carroll, con tres seguidos.

El Madrid encontró desde la línea de tres la vida necesaria para llegar a los últimos cinco minutos con vida (70-62) después de ir 16 puntos abajo. Hunter respondió a la necesidad madridista de encontrar respuestas en el banquillo mientras el acierto de Carroll se apagaba. No ocurrió lo mismo con Udoh y Vesely, quienes amarraron la segunda final consecutiva de Fenerbahce (77-64).

Después de mandar en el Viejo Continente en la fase regular, el Madrid no tuvo su día en Estambul. Fenerbahce fue quien se vengó, de la derrota en semifinales hace dos años, para buscar un primer título que se le resiste. El maestro Obradovic pudo con el discípulo Pablo Laso en su decimosexta Final Four y en búsqueda de su noveno título, con el séptimo equipo distinto.

FICHA TECNICA:

FENERBAHCE: Dixon (9), Bogdanovic (14), Kalinic (12), Udoh (18) y Vesely (12) -cinco inicial-; Sloukas (9), Datome (8) y Nunnally (2)

REAL MADRID: Llull (28), Doncic (-), Maciulis (-), Randolph (7) y Ayón (2) -cinco inicial-; Carroll (21), Taylor (3), Rudy Fernández (-), Hunter (6), Draper (-) y Thompkins (8)

PARCIALES: 21-13, 23-21, 19-16 y 21-25

ÁRBITROS: Lamonica (ITA), Ryzhyk (UCR), Latisevs (LET). Eliminado por faltas personales Randolph en el Real Madrid

PABELLÓN: Sinan Erdem Dome, 13.696 espectadores