82-57 (1-0). Vendaval blanco en el último cuarto ante el Valencia

El Real Madrid se exhibe en defensa en el segundo cuarto y en ataque en el último (35-15)

Pablo Laso: "El resultado es engañoso, nos ha faltado mucha energía"

Pedro Martínez: "Felipe Reyes de cinco ha sido decisivo"

¿Qué dice la historia del 1-0 en semifinales? 9 de de cada 10 ganadores se clasifican para la final

deportes

| 02.06.2016 - 22:47 h
REDACCIÓN

El Real Madrid se adjudicó el primer punto del play-off de semifinales de la Liga Endesa ante el Valencia Basket, con una victoria (82-57) en el BarclayCard Center en la que el campeón no necesitó forzar la máquina para cumplir con el factor cancha, aprovechando una aciaga y desacertada noche del conjunto taronja.

El Madrid defendió su fortín dosificando a sus mejores hombres y rompiendo el encuentro en el último cuarto. Los de Pablo Laso hurgaron en la herida de un Valencia que se ahogó en sus males. El conjunto de Pedro Martínez sufrió un lamentable 2/22 en triples que comenzó en el segundo cuarto. A partir de ahí, el conjunto visitante no encontró la manera de levantar cabeza, ante un Madrid que olió la sangre y no dudó en dar el paso al frente para comenzar mandando en la serie.

VENTAJA VISITANTE 8-14

Más castigado por su cruce de cortos con el UCAM Murcia, el conjunto de Laso buscó un partido tranquilo de inicio. Con un cinco de refresco, con Thompkins y Taylor, la falta de ritmo le complicó el encuentro al conjunto local. Diot y Sato (8 puntos en el primer cuarto) no encontraron excesiva oposición para poner al Valencia en una cómoda renta (8-14). Tras seis minutos Laso buscó la reacción desde el banquillo con Llull y Reyes.

Más metido en el encuentro, el Valencia siguió mandando hasta que en el segundo cuarto comenzó la tremenda crisis anotadora en los de Pedro Martínez. El Madrid siguió enredado, espeso, con pérdidas y falto de ideas, pero encontró el camino en el 0 de 11 en triples del Valencia durante el segundo cuarto. Un lastre que cortocircuitó el juego visitante, emperrado sin acierto en romper la crisis y contagiando a las demás facetas de su juego.

Con buenas acciones de Carroll y Reyes, el Madrid conectó lo suficiente, no para echar cohetes con un 25% en el triple, pero sí para irse al descanso con ventaja (31-26). A ello contribuyó también un Doncic que aprovechó bien los últimos minutos que Laso le dejó sobre el parqué, ejerciendo de base. Sin forzar la máquina, con mucho descanso para piezas clave, aunque sí jugó lo suyo Rudy Fernández tras su lesión, el campeón desató las dudas del equipo naranja.

EL VALENCIA SE DESINFLA

La crisis de artillería sin duda pesó a los de Pedro Martínez. En la reanudación, sólo Shurna anotó desde la línea de tres (1/18) en un tercer cuarto igualado, pero con el Madrid poco a poco comiendo terreno a su rival (47-42). El Valencia parecía lamentarse de su mala noche antes de encontrar soluciones. Taylor, el despertar de Llull y un Ayón regular como el resto de la temporada soportaron el marcador blanco ante un cuadro taronja que parecía perder la fe.

Más nueve para los blancos en dos minutos del último cuarto (53-44) exigieron al Valencia un plus que sus dudas en ataque no estaban dispuestas a soportar. Abocados a la precipitación por la racha de su rival, el Valencia Basket vio el principio del fin con tres triples, Carroll, Llull y Rudy, seguidos del Madrid (62-44). El campeón echó del partido con un zarpazo a un aspirante que terminó pidiendo la hora, pensando ya en el segundo asalto, el sábado en este mismo escenario.

FICHA TÉCNICA:

REAL MADRID: Sergio Rodríguez (-), Maciulis (5), Thompkins (5), Taylor (6) y Ayón (10) -cinco inicial-, Rudy (7), Nocioni (7), Doncic (2), Carroll (15), Reyes (10), Llull (13) y Hernangómez (2)

VALENCIA BASKET: Sato (8), Diot (10), Rafa Martínez (2), Hamilton (8) y Peterson (3) -cinco inicial-, Stefansson (-), Dubljevic (13), Vives (1), San Emeterio (2) y Shurna (10)

PARCIALES: 14-19, 17-7, 16-16 y 35-15

ÁRBITROS: García González, Pérez Pérez y Manuel. Sin eliminados

PABELLÓN: Palio de los Deportes, 8.696 espectadores