76-69. El Madrid desniveló la serie y se ganó una plaza en la final

deportes

| 03.06.2012 - 10:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Real Madrid se medirá al Barcelona en la final de la Liga tras vencer al Caja Laboral, en el quinto y definitivo partido de semifinales, por 76-69, gracias a la buena actuación de Reyes, Velickovic, Mirotic y Carroll, los cuatro con dobles dígitos anotadores, y a la chispa de Sergio Rodríguez.

Real Madrid y Caja Laboral quisieron controlar el partido desde el primer segundo, pero muchas acciones individuales hicieron que el guión prediseñado saltara por los aires. Primero fue Velickovic, que demostró que sigue en estado de gracia, el que dio las primeras ventajas a un Real Madrid voluntarioso.

Pero rápidamente Teletovic y Nocioni le dieron la réplica al serbio por partida doble, con el resultado de que se comenzó a gestar la primera crisis madridista en el partido.

Poco a poco, punto a punto, ataque tras ataque, el Baskonia fue tomando ligeras ventajas en el luminoso, mientras que el Real Madrid tenía problemas de finalización en el aro. A los seis minutos el marcador era 9-14, con 7 puntos para Velickovic y otros tantos para Teletovic y Nocioni.

A los nueve minutos de juego, la primera crisis local ya había florecido con diez puntos de ventaja para el equipo vasco, 12-22, que se fue al primer descanso con esa misma renta, 14-24.

La entrada de Sergio Rodríguez, el 'Chacho', dio un nuevo giro al partido. También en estado de gracia, el base tinerfeño aportó la chispa para que el juego de sus compañeros prendiera, en forma de pase genial en transición, anotando él mismo y hasta echando una mano en defensa.

En cuatro minutos la crisis quedó sofocada y la paridad se instaló en el marcador, 25-26. La defensa, la entrada de Sergio Rodríguez y la de Mirotic dieron la vuelta al partido, hasta el punto de que el Real Madrid se marchó al vestuario con el partido empatado, 37-37, después de devolver el parcial en el segundo cuarto, 23-13.

La segunda crisis madridista fue más suave. Un triple de Lampe y un mate de Nocioni en contraataque dieron al Caja Laboral una rápida ventaja, 39-44 en el minuto 23. Pero casi como vino se fue. Un parcial de 8-0 en los siguientes cuatro minutos con Begic, de nuevo reservado por Pablo Laso para la segunda parte, dominando bajo los aros y con un triple de Carroll, casi inédito en la serie, el Madrid se adelantó 47-44.

Baskonia no había dicho su última palabra y de nuevo tomó la delantera, 48-49. Convirtiéndose el partido en un auténtico toma y daca hasta el final del tercer periodo que finalizó con leve ventaja local, 53-51.

La tensión y la presión en la pista comenzó a crecer. A diez minutos para el final todo estaba por decidir y cada acción podía ser clave para lograr el billete para la final.

La paridad en el marcador fue pertinaz, aunque fue el Real Madrid el que llevó la iniciativa, con el Caja Laboral dando la réplica. 59-59 a falta de seis minutos.

Carroll anotó un triple que significó el 65-59, a falta de cinco minutos y medio y 'Chacho' robó un balón y anotó el 67-59.

Con ocho puntos de ventaja, cuatro minutos para el final y las repletas gradas del Palacio de Deportes como una olla a presión, el Real Madrid supo gestionar mejor sus bazas, ante un Baskonia que no estuvo tan clarividente en esos momentos decisivos.

Otro triple de Carroll, 71-63 a falta de casi tres minutos, insufló nuevos bríos a los locales. Al Baskonia se le hizo pequeño el aro en la media y larga distancia y selló el pasaporte del Real Madrid hacia la final, donde se medirá al Barcelona, tras el 76-69 final.