740 efectivos se desplegarán para vigilar el Atlético y el Villarreal

Primer partido en el Calderón tras la expulsión del Frente Atlético

Declarado de alto riesgo por la Comisión Antiviolencia

deportes

| 14.12.2014 - Actualizado: 16:33 h
REDACCIÓN

Un total de 740 efectivos, entre policías, vigilantes de seguridad y servicios de emergencia velarán por la seguridad de cara al encuentro que disputarán el Atlético de Madrid y el Villarreal, declarado de alto riesgo por la Comisión Antiviolencia, según la Delegación del Gobierno en Madrid.

La Comisión Antiviolencia acordó declarar "de alto riesgo" este partido, correspondiente a la decimoquinta jornada de la Liga BBVA (Primera División), que se jugará mañana a las 19.00 horas en el estadio Vicente Calderón.

250 POLICÍAS NACIONAL

Por eso, como ocurre siempre cuando un encuentro se declara de alto riesgo, la Delegación del Gobierno en Madrid ha acogió la reunión para coordinar el dispositivo de seguridad correspondiente.

Éste estará integrado por 740 efectivos de Policía Nacional, Policía Municipal, seguridad privada del Atlético de Madrid y miembros de Samur y Cruz Roja.

En concreto, la Policía Nacional desplegará 250 efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP o antidisturbios), de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), Caballería, Unidad Canina y Seguridad Ciudadana, según la misma fuente.

Por su parte, el Atlético de Madrid anunció que no se permitirá el acceso al partido a personas que porten "pancartas o banderas representativas del Frente Atlético" o cualquier elemento de carácter "político, racista o xenófobo", o que incite a la violencia.

"No se permitirá el acceso al estadio con pancartas o banderas representativas del Frente Atlético, así como con cualquier otro elemento que contenga símbolos prohibidos por la Ley del Deporte o leyendas de carácter político, racista o xenófobo, o lemas que inciten a la violencia o atenten contra la dignidad de las personas físicas o jurídicas", afirmó el club madrileño en un comunicado.

El Atlético informó a sus aficionados para que acudan con "suficiente antelación" al estadio debido a que se van a reforzar los controles de seguridad en los tornos de entrada. También recordó que los asistentes a la Grada Joven deben presentar su DNI como titulares del abono, que es intransferible.

"Todos aquellos socios, peñistas y simpatizantes del Atlético de Madrid que siempre han tenido un comportamiento excepcional y que sólo quieren disfrutar del espectáculo, que son la inmensa mayoría de la afición atlética, podrán acceder al estadio con total normalidad, tal y como han venido haciendo hasta ahora", agregó el club.

El conjunto rojiblanco anunció que en este partido, que se disputará el próximo domingo a las 19.00 horas, se pondrán en práctica una serie de "medidas especiales de seguridad" acordadas ayer con la Delegación de Gobierno de Madrid.

"Con ellas se pretende garantizar el normal desarrollo del encuentro, así como reforzar los controles para identificar, y posteriormente expulsar, a todos aquellos que, bien sea amparándose en la actuación colectiva de un grupo o peña o bien de manera individual, utilicen el nombre del Atlético de Madrid, sus colores o sus instalaciones para defender fines o ideas políticas, racistas o xenófobas, así como para hacer apología de la violencia", indicó el club en este comunicado.