67-76. El Valencia supera al Barça y se cita con el Madrid en la final

Pedro Martínez: "Creemos que tenemos una opción, es suficiente"

Bartzokas: "El Valencia ha sido más consistente durante todo el partido. Nos ha faltado energía"

San Emeterio, con 16 puntos, fue el líder de un equipo que entra por la puerta grande en su 5ª final copera

Valencia Basket

deportes

| 19.02.2017 - 00:42 h
REDACCIÓN

El Valencia Basket buscará este domingo su segunda Copa del Rey ante el Real Madrid al clasificarse para la quinta final de su historia tras superar a un Barcelona Lassa inferior que acusó su plaga de lesiones y dice adiós a un trofeo que buscaba como bálsamo para su aciaga temporada (67-76).

Los levantinos, que disputarán su tercera final copera en el Buesa Arena, fueron mejores en el conjunto de un choque que se complicaron en exceso con un desafortunado segundo cuarto pero que supieron reconducir tras el descanso con seis triples decisivos en el tercer acto.

UN BARÇA ATASCADO

Desde el salto inicial, las tendencias de ambos equipos parecían una prolongación de sus actuaciones de cuartos de final, con un Barcelona atascado en ataque y falto de ideas y un Valencia con mayor determinación, que golpeó primero ante un rival que solo fue de anotar una canasta en los cinco primeros minutos, un solitario triple de Tyrese Rice, que desapareció para el resto del partido.

Fernando San Emeterio, con sus diez puntos sin fallo en el primer cuarto, mantuvo por delante a los suyos, aunque los azulgranas fueron capaces de recortar desde el perímetro y, con el segundo triple de Vezenkov sobre la bocina, apretaron el marcador (17-19, min. 10).

Coincidiendo con el inicio del segundo acto, al conjunto taronja se le fundieron los plomos, dando sus primeros síntomas de debilidad en esta Copa. Los minutos pasaban y sus jugadores eran incapaces de ver aro, lo que supo aprovechar el Barcelona sin grandes esfuerzos.

38-29 AL DESCANSO

La sucesión de errores de los valencianos fue desesperante. Solo fueron capaces de anotar un triple, una canasta de dos puntos y cuatro tiros libres en diez minutos, con lo que a los hombres de Georgios Bartzokas le bastó con colgar balones a Ante Tomic para ir abriendo una brecha que al descanso era ya de nueve puntos (38-29).

En nada se parecían hasta ese momento los visitantes al equipo que derrotó con solvencia al Herbalife Gran Canaria en cuartos. Su apagón fue similar al que tuvo el Unicaja en la segunda parte ante un Barcelona mermado que parecía asustar solo con su presencia en la pista.

Aunque el paso por vestuarios les permitió pasar página en la reanudación. Pierre Oriola, con nueve puntos en el tercer cuarto, y un soberbio Rafa Martínez que ejerció como revulsivo y anotó tres triples, igualaron la batalla tras cuatro minutos y medio en los que se apreció una sensible mejoría en el Valencia Basket.

MÁXIMA DE 10 PUNTOS

Y no solo eso, sino que su acierto desde el perímetro les empezó a despejar el camino a la final con ventajas que fueron creciendo hasta los diez puntos y que un triple de Petteri Koponen rebajó a ocho sobre la bocina (51-59).

También arrancaron más metidos en el partido los últimos diez minutos los hombres de Pedro Martínez, a los que beneficiaba el intercambio de canastas porque ya manejaban ventajas de dos dígitos y su imagen se asemejaba a la que viene ofreciendo durante toda la temporada.

El Barcelona, con Rice desaparecido, hizo un último esfuerzo y llegó a ponerse a cinco puntos con cuatro minutos y medio por jugar (63-68) pero los valencianos estaban ya lanzados en busca de su quinta final copera, en la que ya le espera el Real Madrid.

FICHA TÉCNICA:

BARCELONA: Rice (3), Renfroe (3), Eriksson (3), Vezenkov (11) y Diagne (-) -cinco inicial-; Koponen (16), Claver (5), Tomic (17), Faverani (-), Munford (7) y Peno (2)

VALENCIA BASKET: Diot (2), Martínez (10), San Emeterio (16), Sikma (2) y Dubljevic (13) -cinco inicial-; Vives (3), Thomas (2), Kravtsov (7), Van Rossom (7), Sato (-), Sastre (11) y Oriola (3)

PARCIALES: 17-19, 21-10, 13-30 y 16-17

ÁRBITROS: García Gonzáles, Pérez Pizarro y Cortés. Sin eliminados

PABELLÓN: Fernando Buesa Arena. 15.412 espectadores. Segundo partido con más asistencia de la historia de la Copa después del Baskonia-Real Madrid disputado justo antes