63-83. Paseo del Madrid en Kaunas en su estreno en Euroliga

La defensa y la calidad del equipo blanco no dan opciones al Zalgiris

Laso: "Hemos jugado los mejores primeros minutos de la temporada"

Mirotic, con 18 puntos y 27 de valoración, y Llull, con 17 puntos, máximos anotadores

69-61. Unicaja se desinfló al final en la casa del campeón de Europa, Olympiakos

Mirotic, ante el Zalgiris

deportes

| 19.10.2013 - Actualizado: 10:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Real Madrid se anotó la victoria en su primer encuentro de la Euroliga de baloncesto. Venció con autoridad por 63-83 al Zalgiris Kaunas.

La defensa y la mayor calidad del Real Madrid no dieron ninguna opción al Zalgiris, en Kaunas, en la primera jornada de la Euroliga, en un encuentro en el que los blancos demostraron estar a años luz del conjunto lituano.

Mirotic, con 18 puntos y 27 de valoración, y Llull, con 17 puntos, fueron los máximos anotadores del equipo español, pero lo que determinó el marcador fue la defensa blanca, los 17 robos de balón de los de Pablo Laso frente a los 3 de sus rivales y las 27 pérdidas de éstos ante las 13 de los visitantes.

Rudy Fernández también estuvo entre los mejores del Madrid con 11 puntos y 9 asistencias para llegar a 21 de nota general. En las filas verdes, Jankunas y Jasikevicius mantuvieron a los suyos con 16 y 8 de valoración, respectivamente.

GRAN DEFENSA

Los blancos defendieron bien en el primer cuarto y dejaron a sus rivales en 13 puntos a pesar de que la salida de Jasikevicius mejoró a los verdes, tanto en el juego como en el marcador con cinco puntos seguidos de su estrella.

En cualquier caso, Sergio Rodríguez puso la calidad sobre el parqué del Zalgirio Arenas, de tal forma que el base fue la clave para que los suyos se fueran por ocho puntos (17-25) mediado el segundo cuarto y por doce (19-31) a tres minutos para el descanso. Y eso que su compañeros, a veces, parecían no querer aprovechar todas sus asistencias.

Cuando todos entraron en juego, el Real Madrid se fue en el marcador hasta llegar a los 15 puntos de ventaja en el minuto 18 después de un parcial favorable de 0-9. Sin embargo, cierta relajación en el rebote, la ausencia de Rodríguez -7 puntos en el primer tiempo- y la reaparición de Jasikevicius llevaron a los locales a recortar y a llegar solo once abajo al descanso (24-35).

SILENCIA EL PABELLÓN

Dentmon, base local, siguió sin encontrar la forma de atacar con acierto la defensa del Real Madrid y, a pesar de cinco puntos iniciales del Zalgiris y del dominio del rebote en la reanudación, entre Mirotic, Llull, Bourousis y Rudy, que silenció los pitos del público tras los incidentes de la pasada temporada, pusieron 20 de distancia (34-54) en el minuto 24. Al equipo lituano ya no le bastaba Jasikevicius.

Sergio Rodríguez volvió a la cancha en el último cuarto cuando los suyos tenían ya medio encuentro en sus manos (44-64). La zona del Zalgiris, la mayor agresividad en su defensa y la improvisación de los madridistas, junto con la puntería de Jankunas y Jasikevicius, redujeron a 14 (54-68) la ventaja del Madrid y dieron cierta esperanza a los de Kaunas a cinco minutos para el final.

Fue un espejismo porque Mirotic, Darden y Llull acabaron con la ya escasa resistencia de los locales.

FICHA TÉCNICA:

Zalgiris Kaunas (13+11+20+19): Dentmon (9), Jankunas (15), Lipkevicius (4), Dimsa (6) y Javtokas (7) -quinteto inicial- Jasikevicius (13), Pocius (0), Milaknis (3), Klimavicius (4), Vene (2) y Vecvagars (0).

Real Madrid (16+19+29+19): Llull (17), Rudy Fernández (11), Darden (6), Mirotic (18) y Bourousis (10) -quinteto inicial- Sergio Rodríguez (7), Slaughter (2), Reyes (8), Carroll (4), Draper (0) y Díez (0).

Árbitros: Christodoulou (GRE), Latisevs (LAT) y Mantyla (FIN). Eliminado: Dentmon, en el minuto 38.

Incidencias: Partido correspondiente al grupo B de la primera fase de la Euroliga disputado en el Zalgirio Arena de Kaunas ante 11.600 espectadores.