3-0. El Leganés se acerca a la salvación

Luciano con un doblete y Guerrero marcan en una segunda parte redonda

Garitano: "Hacen falta más puntos para conseguir el objetivo de la salvación"

Rubén Pérez: "Lo fundamental es seguir puntuando"

Mantovani: "La victoria era muy necesaria"

7-1. El Osasuna certifica su descenso a Segunda tras perder con el Barça

deportes

| 26.04.2017 - 22:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El CD Leganés logró una victoria fundamental (3-0) ante la Las Palmas para alcanzar los 30 puntos, seis por encima del Sporting y afianzando sus posibilidades de jugar el año que viene en Primera División.

El Lega no tardó mucho en mostrar su urgencia por puntuar tras cuatro derrotas consecutivas. Los primeros 20 minutos de partido fueron un asedio de los de Asier Garitano, que sumaron cuatro ocasiones claras de abrir la lata. Entre ellas destacó un chut de Diego Rico al larguero desde fuera del área que, de haber entrado, podría haber sido el gol de la jornada.

REGALOS DEL LAS PALMAS

Las Palmas, por su lado, empezó a sentirse más cómodo con el balón a partir de la media hora, pero siguió sin mandar y apenas creó peligro en la meta de Herrerín. El partido se rompió en diez minutos, a partir del 55, cuando los locales metieron tres tantos que devolvieron la calma al feudo pepinero.

Los dos primeros nacieron de errores garrafales de Varas y Hélder Lopes, aprovechados por Luciano, a pase de Guerrero, y el propio Guerrero respectivamente. Los canarios, que al igual que el Valencia no se jugaban nada, bajaron los brazos y renunciaron tanto al balón como al resultado.

La noche, que podría haber sido trágica de haber tenido otro tinte, se convirtió en festiva cuando a la hora de partido Lemos cometió penalti sobre Luciano y el propio punta lo marcó engañando a Varas. El resto del choque fue un trámite del equipo local, que, además de afianzar su posición de salvación con seis puntos más que el Sporting, mandó matemáticamente al descenso a Osasuna.