26-27. España vence a Hungría y se acerca a la lucha por las medallas

Se medirá en la segunda fase con Noruega, Rumanía y Dinamarca

Jorge Dueñas: "Equipo ha tenido el aplomo necesario para gestionar los momentos clave"

Carmen Martín: "Esto es una pasada"

Selección española femenina de balonmano

deportes

| 12.12.2014 - 10:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La selección española femenina de balonmano dio un paso de gigante para poder pelear por las medallas en el Europeo de Hungría y Croacia, tras imponerse este miércoles por 26-27 a un Hungría, un resultado que permite a las de Jorge Dueñas acceder a la segunda fase del torneo con pleno de puntos.

Un resultado que premió la fortaleza mental de un equipo español que nunca se vino abajo, ni tan siquiera cuando a falta de ocho minutos todo parecía perdido para las "guerreras", tras situarse con una desventaja de dos goles (25-23) y en inferioridad numérica. Pero si algo tiene esta selección es su carácter irreductible, su resistencia absoluta a la derrota, por muy prefijada, como parecía en este caso, en el guión.

CARÁCTER GANADOR

Carácter que personifican como nadie la portera Silvia Navarro que, emergió en los minutos finales con tres paradas casi consecutivas, y, sobre todo, la lateral Marta Mangué, que se encargó de dar definitivamente el triunfo al conjunto español. Un gol, el cuarto de la jugadora canaria, a falta de un minuto y medio para la conclusión, tras un penetración cargada de potencia y fe, permitió a España afrontar los últimos segundos con ventaja (26-27) en el marcador.

Renta que la propia Marta Mangué se encargó de convertir en definitiva, tras forzar una falta en ataque de la húngara Zsuzsanna Tomori, la gran estrella magiar en ausencia de la embarazada Anita Görbicz, que permitió cantar triunfo (26-27) al equipo español.

Una victoria que posibilitó a España no sólo ya acabar la primera fase como líder invicto del grupo A, sino, lo más importante, arrancar la segunda con un total de cuatro puntos, dos más que Hungría y tres más que Dinamarca y Rumanía, sus rivales por un puesto en la semifinal.

Lucha por las medallas a la que también aspira Noruega, la vigente campeona olímpica, y que al igual que la selección española llegará a la segunda ronda con un pleno de triunfos, que permiten a las noruegas sumar los mismos puntos, cuatro, que el conjunto español.

Una segunda fase a la que las de Jorge Dueñas llegarán pletóricas de moral, tras el triunfo cosechado ante Hungría , en un choque en el que España tuvo que solventar dificultades de todo tipo, empezando por los problemas defensivos que sufrió en el arranque del segundo período.

Muy hundido en defensa, el conjunto español permitió con excesiva facilidad los tremendos latigazos tanto de Tomori como de la gigantesca Szimonetta Planeta, que con tres goles cada una, situaron a las de Dueñas con un más que preocupante 21-18 adverso en el marcador.

Tanteador que obligó a reaccionar con celeridad al técnico español que apostó por 5-1 defensivo, con Alexandrina Barbosa en el puesto de avanzado, ayudada por unas profundísimas Marta Mangué y Lara González, que permitieron obrar el milagro al equipo español.

Un contundente parcial de 1-5 posibilitó a España, que encontró en la infalible Carmen Martín, que no erró ni uno sólo de los diez lanzamientos que intentó, el camino para dar la vuelta al marcador (22-23) a pocos más de diez minutos para la conclusión.

Reacción que se vio frenada por la inoportuna exclusión de Eli Chavez, que volvió a poner a España contra las cuerdas, con la ya mencionado 25-23 adverso, que hizo aflorar el carácter más "guerrero" de un equipo español, que por lo visto en hoy Gyor, quiere reverdecer en este torneo la gloria de la que disfrutó no hace tanto, y que parecía perdida tras sus dos grises actuaciones en los últimos Europeo y Mundial.

FICHA TÉCNICA:

Hungría: Kiss; Bognar-Bodi (1), Klivinyi (-), Szucsanszki (3), Tomori (6), Aniko Kovacsics (2) y Pappne-Szamoransky (-) -equipo inicial- Herr (ps), Biro (ps), Triscsuk (6p), Bulath (1), Mayer (-), Planeta (3), Meszaros (), Erdosi (1) y Monika Kovacsicz (3)

España: Navarro; Carmen Martín (10, 4p), Mangué (4), Eli Chávez (3), Elorza (1), Barbosa (1) y Eli Pinedo (1) -equipo inicial- Temprano (ps), Marta López (1), Nuñez (-), Bea Fernández (-), Aguilar (-), Escribano (-), Pena (3), Lara González (-) y Egozkue (3)

Marcador cada cinco minutos: 3-2, 5-4, 6-7, 8-9, 10-11 y 13-13 (Descanso) 17-16, 19-18, 21-20, 23-23, 25-25 y 26-27 (Final)

Árbitros: Bonaventura y Bonaventura (FRA). Excluyeron por dos minutos a Bulath y Aniko Kovacsics por Hungría; y a Eli Chávez (2), Mangué, Barbosa y Eli Pinedo por España

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera y última jornada del grupo A del Europeo de Hungría y Croacia 2014, disputado en el Audi Arena de Gyor (Hungría)