26-18. Las 'Guerreras' se desquitan con nota ante Rumanía

Suma su segunda victoria en el Campeonato del Mundo de Dinamarca

Dueñas: "Hemos visto la mejor versión defensiva y ofensiva en la segunda mitad"

España - Rumania balonmano femenino

deportes

| 08.12.2015 - 22:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La selección española de balonmano femenino sumó su segunda victoria en el Campeonato del Mundo de Dinamarca tras deshacerse es por 26-18 de Rumanía, desquitándose de la derrota de 24 horas antes frente a Rusia con un buen partido en todas las líneas.

La selección española de balonmano femenino sumó su segunda victoria en el Campeonato del Mundo de Dinamarca tras deshacerse este martes por 26-18 de Rumanía, desquitándose de la derrota de 24 horas antes frente a Rusia con un buen partido en todas las líneas.

FLUIDEZ EN ATAQUE

Pese a no poder contar con su capitana y baluarte en ataque y defensa, Marta Mangué, tocada ante Rusia, las 'Guerreras' tuvieron el buen hacer de Nerea Pena y Sandy Barbosa, que anotaron la mitad de los goles, y a una Macarena Aguilar que dio más fluidez al ataque del combinado nacional, mientras que la defensa atascó a las rumanas y surgió la figura en la portería de una acertada Darly Zoqbi. Las españolas descansarán este miércoles y volverán a la acción el jueves ante la modesta Puerto Rico.

Sin embargo, las españolas parecieron salir todavía con la mente puesta en el partido de la víspera. Rumanía, verdugo en el pasado Europeo, mostró de nuevo las armas del año pasado y con Neagu en el lanzamiento y, de nuevo, Ungureanu, en la portería, tomó la iniciativa en el partido con un peligroso 1-4 de salida.

La mejor virtud de España fue no dejarse llevar por la precipitación. Con Aguilar, excelsa en la circulación y en la penetración, al mando de las operaciones, fue mejorando en ataque y se mantuvo dentro del choque, controlando a su rival. Pero los inusuales errores en los siete metros y la figura intimidatoria de Ungureanu, provocaron que las rumanas volvieran a irse en el marcador (8-11, min.22).

Fue entonces cuando Jorge Dueñas llamó al orden con un tiempo muerto para pedir más calma ante la portería rival. Las Guerreras obedecieron a su técnico y apretaron atrás, encontrando también la positiva aportación de Darly Zoqbi, logrando como resultado un parcial de 4-0 que las mandó a los vestuarios por delante y anímicamente al alza (13-12).

ESPAÑA ATASCA A RUMANÍA

El descanso no trajo la mejor versión de Rumanía, enredada en su enorme carrusel de pérdidas (13) y ya sin poder encontrar a Neagu, lo que le acabó por costar el partido. España alargó su parcial ofensivo hasta el 7-0 para abrir una brecha de cuatro goles (16-21, min.36) que acertó a gestionar.

Nerea Pena cogió el relevo en la primera línea de Sandy Barbosa para hacer daño a la defensa de las centroeuropeas, donde Ungureanu ya no era tan efectiva, mientras que la defensa y Zoqbi no bajaron su intensidad y concentración. El marcador se fue paulatinamente ampliando y las Guerreras pudieron festejar una buena victoria con mucho refuerzo en el ánimo para afrontar el tramo final de la primera fase, con Noruega como última parada y la más que posible pelea por la segunda plaza.

FICHA TÉCNICA:

ESPAÑA: Navarro, Martín (4, 1 de p), Elorza, González (1), Chávez (1), Barbosa (6) y Egozkue (1) -siete inicial-, Zoqbi (ps), Alberto (2, 1 de p), Aguilar (1), Pinedo (2), Pena (7, 1 de p) y Hernández (1)

RUMANÍA: Ungureanu, Nechita (2), Neagu (6), Bradenau, Ardean Elisei (2), Manea (2), Geiger (3) -siete inicial- Munteanu (ps), Szucs, Pintea, Tanasie, Buceschi (3, 1 de p), Vizitiu, Marin y Perianu

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 1-4, 4-6, 7-8, 8-9, 9-12, 13-12 (descanso) 15-12, 17-14, 20-15, 22-16, 24-18 y 26-18

ÁRBITROS: V.Antic y J.Jakovl Jevic (SRB). Excluyeron dos minutos a Lara González, por España, y a Szucs y Pintea, por Rumanía

PABELLÓN: Arena Nord de Frederikshavn