2-3. Un Atlético desquiciado se despide de la Copa

Neymar y la pegada del Barcelona contienen la remontada rojiblanca

Gil Manzano expulsó a Gabi en el túnel de vestuarios y a Mario en la recta final del partido

Arda Turan perdió la bota en un forcejeo... y se la tiró al linier

Busquets: "¿Quejas del árbitro? Hay que saber ganar y perder"

Ansaldi, retenido en comisaría por un incidente con la policía

deportes

| 28.01.2015 - 23:08 h
REDACCIÓN

El contragolpe, la pegada y los goles de Neymar sentenciaron el pase del Barcelona a las semifinales de la Copa del Rey y apagaron la ambición y la remontada del Atlético de Madrid, por dos veces por delante en el marcador, en un primer tiempo vibrante, espectacular, con cinco tantos y polémica (2-3).

Todo en 45 minutos de alto voltaje, que engrandecen el torneo con más historia del fútbol español por la fuerza, la emoción y el carácter que ambos equipos desplegaron hasta el intermedio; un intercambio de golpes del que salió vencedor el equipo azulgrana, eficaz en momentos decisivos cuando su rival apuntaba a remontada.

GOL DE TORRES A LOS 40 SEGUNDOS

El Niño, como ante el Real Madrid en cuartos de final, marcó en la primera jugada del partido. Era difícil de presagiar o imaginar, pero la salida del Barça retrocediendo desde el pitido inicial ya era una mala señal para las aspiraciones azulgranas. El héroe rojiblanco igualó el gol de Messi en el Camp Nou y terminó de encender a una grada que no rebosaba optimismo. El Barça parecía haber perdido lo cosechado en las seis victorias seguidas desde el desastre de Anoeta.

Con presión e intensidad, el Atleti sacó del partido a un Barça roto, vulnerable. Sin embargo, los locales quizá pecaron de euforia y descuidaron una defensa que iba a sufrir con las contras visitantes. A los nueve minutos, Messi, Suárez y Neymar conectaron para empatar el partido (1-1).

Aun así, el partido parecía jugarlo sólo el Atleti. Los del Cholo hicieron todo, lo bueno y lo mejor, pero también lo malo. Los locales acertaron a ponerse por delante de nuevo con un riguroso penalti de Mascherano a Juanfran, incluso fuera del área, que convirtió Raúl García.

Era la consecuencia lógica, el resultado justo viendo lo que ocurría en el césped, con un Barça lejos del nivel en el que se instaló precisamente ganando al Atleti en Liga hace tres semanas. Antes del gol del navarro, Griezmann tuvo un remate sólo en el área pequeña. Sin embargo, castigado en su fuerte, el cuadro rojiblanco encajó el empate a balón parado, en un saque de esquina que terminó metiendo en propia puerta Miranda. Con muy poco, el Barça sacó petróleo, pero seguía con ganas de que terminase el partido.

DOBLETE DE NEYMAR

El Atleti lo puso todo, pero la fortuna acompañó a la pegada de un Barcelona que parece subido en el tren de la alegría. Y es que en el tramo final, el envite se guardó un par de órdagos para despedir la primera mitad. Con los locales aún reclamando un penalti de Alba por manos en un tiro, de nuevo a placer, de Griezmann, el Barça se plantó en la meta rival en un abrir y cerrar de ojos con Neymar cerrando prácticamente la eliminatoria.

Sin Tiago, Koke ni Godín, el Atleti cumplió con creces y sólo la eficacia del brasileño le impidió encaminar el pase como hicieran en la Champions hace nueve meses ante los culé.

La empresa se antojaba difícil y se convirtió en búsqueda de milagro cuando al volver de vestuarios Gabi no salió. El capitán rojiblanco resultó expulsado de la polémica con la que terminó el primer acto. Ambos equipos se enzarzaron, ambos pidieron justicia por la polémica que no podía faltar en los dos lados. Con uno menos, la necesidad de hacer dos goles y el Barça con ganas de ajustar cuentas por su pesadilla durante seis partidos el año pasado, el Atleti tiró la toalla, no sin luchar.

Los del Cholo se defendieron con uñas y dientes, así terminó también expulsado Mario Suárez en la recta final, y al menos mantuvieron a raya a un Barça que se dejó la intensidad en casa, pero no el acierto. Los de Luis Enrique llegaron al Calderón con intención de sobrevivir y cumplieron su objetivo.

Sin historia, la segunda mitad no dejó nada más que un monólogo con el balón de los visitantes, buscando matar un partido para el que los locales no tenían ya recursos, con Griezmann sacrificado por la expulsión, a pesar de que debutó Cani.

Triunfó con mucho sufrimiento el Barça, pero el Atleti demostró que lo que pasó en Liga no va a ser lo habitual. Los de Lucho se llevaron la primera batalla, pero olvidaron las buenas costumbres recuperadas. La exigencia máxima de los atléticos se quedó sin premio, pero sin duda los rojiblancos tendrán revancha.

Ahora, el Barcelona sale con media Copa bajo el brazo del Calderón, o al menos con todo el favoritismo, sin olvidar que en 'semis', con Getafe o, sobre todo, Villarreal, habrá un nuevo desafío para este Barça que aún tiene trabajo pendiente.

FICHA TÉCNICA:

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Juanfran (Gámez, min. 58) Giménez, Miranda, Siqueira; Gabi, Mario Suárez; Arda (Cani, min.63), Raúl García, Griezmann (Saúl Ñíguez, min.46); y Fernando Torres

FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano (Mathieu, min.62), Jordi Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic (Rafinha, min.70); Messi, Neymar (Pedro, min.77) y Luis Suárez

GOLES: 1-0, min.1, Torres. 1-1, min.9, Neymar. 2-1, min.30, Raúl García. 2-2, min.38, Miranda (propia puerta). 2-3, min.43, Neymar

ÁRBITRO: Gil Manzano (C. Extremadura). Amonestó a Raúl García (min.15), Gabi (min.43), Arda Turan (min.48), Siqueira (min.76), Giménez (min.83) y Cani (min.86) por parte del Atleti. Y a Mascherano (min.29), Messi (min.44) y Alves (min.74) en el Barça. Expulsó a Gabi (en el descanso) por roja directa y a Mario Suárez (min.69 y min.84) por doble amarilla en el Atleti

ESTADIO: Vicente Calderón