2-2. El Atleti se cita con el Real Madrid en la Copa

Mandzukic marcó por partida doble en un sorprendente el empate ante el L'Hospitalet

Simeone: "Oblak nos ha salvado de perder al final del partido"

Gámez: "En la eliminatoria ante el Real Madrid hay que ir a por todas"

Iván Pérez y Keita debutaron con los rojiblancos

1-0: El Elche sufre para eliminar al Valladolid y ya le espera el Barcelona

deportes

| 18.12.2014 - 23:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Atlético de Madrid no pasó del empate en el encuentro de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante L'Hospitalet (2-2), en un partido que encararon con tranquilidad en el Vicente Calderón tras hacer los deberes en la ida (0-3), y con el que certificaron su billete para octavos, donde espera el Real Madrid en el primer derbi de 2015, y el plato fuerte de la próxima ronda del torneo del KO.

Los colchoneros no quisieron abusar desde el primer momento de un rival que mostró ser muy inferior en el campo, y que apenas inquietó a Oblak, una de las muchas novedades esperadas en el once, en el que únicamente formaron dos titulares, ya que Koke y Mandzukic se pierden por acumulación de tarjetas el choque liguero en San Mamés.

APENAS 4.000 ESPECTADORES

Sin embargo, aunque no se tratase del partido con el que más medallas ponerse, los suplentes habituales no mostraron demasiadas intenciones de brillar ante los suyos, algo que hizo que los apenas 4.000 espectadores tampoco se entregaran de lleno, entre los que destacó el oficio de Suárez y Saúl, la calidad de Koke y Mandzukic, y la ilusión de Iván Pérez, el único canterano que partió de inicio.

Fruto del dominio en el terreno de juego de los locales, Mario recogió un balón en tres cuartos para tratar de probar a Craviotto, pero el disparo rebotó en la defensa y cayó en los pies de un Mandzukic que no perdonó ante el guardameta de L'Hospitalet, que se venció demasiado pronto y facilitó el tanto inicial del croata.

Después de abrir el marcador, los de Simeone se mostraron conservadores y trataron de mantener el balón en sus pies para evitar ocasiones rivales, a pesar de lo que no causaron demasiado peligro al conjunto catalán, que se acercó al área colchonera sin inquietar a la defensa, que mostró una gran solidez pese a la juventud de la pareja de centrales formada por Giménez y Hernández.

MANDZUKIC DISIPA LAS DUDAS ANTE EL 'SHOW' DE ALCARAZ

Tras el paso por vestuarios, los rojiblancos no cambiaron ni una coma del guion de la primera mitad, llevando el peso de un encuentro que fue un puro trámite para el Atlético, aunque sus ocasiones cada vez causaban más peligro, iniciadas por un lanzamiento de esquina botado por Koke que casi acabó en gol olímpico.

Poco después, los locales perdonaron el segundo, una vez con el guante de Koke como protagonista al botar una falta al segundo palo en el que encontró a un Saúl que optó por ceder al otro lado del área en lugar de rematar, al no tener demasiado ángulo, aunque sin encontrar ningún compañero.

Ante la poca iniciativa local por anotar de nuevo, Alcaraz probó suerte con un disparo desde fuera del área que se convirtió en golazo tras pegar el balón en Saúl, creando una parábola perfecta imparable para Jan Oblak, que no pudo evitar el empate de un L'Hospitalet que encontró el premio a su actitud en el césped.

Tras el tanto, los visitantes comenzaron a animarse, y una duda de Oblak ante un balón que se paseó por su área comenzaba a despertar el recelo en la grada, pero poco después en un contraataque que acabó en la banda derecha, el balón acabó de nuevo en los pies de Koke, que envió un balón perfecto al segundo palo, donde Mandzukic no perdonó ésta vez al rival.

Con la lección aprendida tras el tanto del empate, los de Simeone comenzaron a dar menos opción atrás, y a tratar de sentenciar el encuentro, y aún más la eliminatoria. Sin embargo, Alcaraz volvió a probar a Oblak con un disparo desde lejísimos que el esloveno no acertó a detener, ya que a pesar de la potencia y colocación del misil, que llegó a tocar el larguero, se coló por el centro de su portería.

Una vez más, animados por el tanto, los catalanes trataron de aprovechar el mal día del guardameta colchonero con una tentativa por banda y un disparo lejano ante los que reaccionó bien Oblak, mientras que sus compañeros, sobre todo Saúl y Cristian Rodríguez, trataban de anotar el tanto de la victoria con acciones individuales, pero con poco acierto en el disparo.

De este modo, y con el Real Madrid esperando desde hace una semana tras derrotar con facilidad al Cornellá, el conjunto rojiblanco se medirá a su eterno rival en un nuevo derbi, que medirá a los dos últimos vencedores de la Copa del Rey en un apasionante doble enfrentamiento de octavos de final.

FICHA TÉCNICA:

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Gámez, Giménez, Hernández, Iván Pérez; Mario Suárez, Saúl, Koke (Keita, min.84), Cristian Rodríguez; Raúl Jiménez y Mandzukic (Carlos Ramos, min.84)

L'HOSPITALET: Craviotto; Peque (Aleix Coch, min.74), José Rodríguez, Agustín, Merchán; Alcaraz, Canario (Ranera, min.61), Barrera, Bueno, Rubén Carreras (Eric Via, min.79); y Méndez

GOLES: 1-0 min.19, Mandzukic. 1-1 min.67, Alcaraz. 1-2 min.73, Mandzukic. 2-2 min.84, Alcaraz

ÁRBITRO: Melero López (Col. Andaluz). Amonestó a Mandzukic (min.32) y Cristian Rodríguez (min.35) por parte del Atlético de Madrid. Y a José Rodríguez (min.78) en L'Hospitalet