2-1. España la pifia con Croacia y se medirá a Italia en octavos

Los croatas bajan de la nube a una selección española que pierde brillo

Sergio Ramos falló un penalti con 1-1 en el marcador

Rakitic: “Hemos dado todo ante la mejor selección del mundo”

Rajoy, tras la derrota: "En los momentos difíciles es cuando más nos tenemos que unir"

Italia espera el lunes 27 y luego Alemania, Francia o Inglaterra...

deportes

| 21.06.2016 - 21:53 h
REDACCIÓN

La selección española recibió una dura bofetada tras perder con Croacia en la tercera jornada de la fase de grupos de la Eurocopa (2-1) y complicó su camino hacia una supuesta final después de cuajar un mal partido, una pesadilla que nadie imaginaba después del gran comienzo en la cita continental.

España perdió su violín, se llenó de dudas e hipotecó su camino en los cruces para levantar el título por tercera vez consecutiva. De jugar contra Islandia, Polonia o Bélgica, a bailar con las más feas: Italia, Francia y Alemania. Ramos falló un penalti, se pinchó la pompa en Burdeos, y se fue al garete la buena sintonía.

MORATA ANOTA SU TERCER GOL EN LA EUROCOPA

Nada funcionó en el Estadio del Girondins pese a que La Roja comenzó pronto con el marcador a su favor. La inercia de las dos primeras jornadas permitió a Morata -pichichi del torneo- conseguir su tercera diana en una acción sensacional de David Silva, de lo poco salvable en el partido y no sólo por su aportación ofensiva.

El canario inventó un pase de fantasía y Cesc la llevó hasta la línea de gol. Ahí no falló Morata, repescado este mismo martes por su club de origen, el Real Madrid, en lo que parecía un nuevo recital de España. Alfombra roja, combinaciones hasta el infinito y dominio ante una Croacia que perdía lustre sin varios de sus habituales, entre ellos Mandzukic y Modric

Éste último, su gran faro, no fue excusa para que la ajedrezada selección fuese poco a poco ganando en ritmo y dominio. Perisic y Kalinic volvieron loco a Sergio Ramos, que se hartó de coleccionar errores y despistes en la salida del balón. Aunque su gran fallo llegaría en la segunda mitad y desde el punto de penalti.

De Gea tampoco tuvo el día y a punto estuvo de permitir que Rakitic inaugurase el marcador con un lanzamiento al larguero. El portero del Manchester, desconcentrado y lento, vio cómo Piqué evitaba el gol de los balcánicos. El susto no sirvió de nada a una España que fue a menos y cuyas pérdidas en tres cuartos de campo dieron vida a los croatas.

RAMOS FALLA Y CROACIA SE CRECE

Así llegó el tanto del empate en una jugada que no tapa Juanfran y a la que no llegó Ramos tras un centro de Perisic. El gol de Kalinic, con la espuela prestada del mismísimo Ibrahimovic, inquietó a la selección nacional, que -por aquel entonces- estaba muy lejos de lo que todos los aficionados habían visto hasta la fecha.

En la segunda mitad, los de Del Bosque no cambiaron su manera de jugar. Con la posesión como arma de destrucción masiva, España no pudo hacer cosquillas a un rival que no se incomodó por el control de la Roja y que vio la luz tras el error de Sergio Ramos en el punto de penalti. Una controvertida acción sobre Silva terminó siendo detenida por Subasic, adelantado un par de metros.

A partir de ahí, y dando por bueno el punto, España levantó el pie del acelerador y dejó creer a sus rivales. Perisic se fue de su marca, apuró línea de fondo y batió a De Gea por su palo. El gol dejó helada a una España que ya no tuvo tiempo para arreglar el desastre. 45 minutos que pueden cambiar la historia de un torneo.

FICHA TÉCNICA:

CROACIA: Subasic; Srna, Corluka, Jedvaj, Vrsajlko; Perisic (Kramaric, min.94), Rog (Kovacic, min.82), Rakitic, Badelj, Pjaca (Cop, min.92) y Kalinic

ESPAÑA: De Gea; Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Iniesta, Silva, Cesc (Thiago, min.84); Nolito (Bruno, min.60) y Morata (Aduriz, min.67)

GOLES. 0-1, min.7, Morata. 1-1, min.44, Kalinic. 1-2, min.87, Perisic

ÁRBITRO: Björn Kuipers (HOL). Amonestó con tarjeta amarilla a los croatas Rog (min.30), Srna (min.70), Vrsajlko (min.70) y Perisic (min.88)

ESTADIO: Stade de Bordeaux, Burdeos.