100-76. Se acabó el sueño europeo del Fuenlabrada

El Gran Canaria alcanza los cuartos de final de la EuroCup, donde se enfrentará al Hapoel Jerusalem

Alex Llorca: "A pesar de la derrota tenemos que estar contentos del papel que hemos hecho en Eurocup. Personalmente, ha sido una experiencia muy bonita"

Ferrán López: "La Eurocopa nos ha hecho crecer como equipo y como club"

La aventura europea del Fuenlabrada, un estímulo y a la vez una carga

deportes

| 08.02.2017 - 22:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gran Canaria logró una contundente victoria ante el Montakit Fuenlabrada (100-76) y se clasificó para los cuartos de final de la Eurocopa de baloncesto ante el júbilo de la afición isleña, que verá al conjunto de Luis Casimiro medirse al Hapoel Jerusalem de Israel.

Los locales se distanciaron al principio del primer cuarto gracias al acierto en los tiros de tres puntos de McCalebb y Salin, para situarse con 13-3, por lo que el técnico del Fuenlabrada, Jota Cuspinera, pidió tiempo muerto para firmar un parcial de 0-7 y reducir de forma considerable la desventaja (13-10).

PARCIAL DE 9-0

Sin embargo, el Gran Canaria, con un juego rápido y vistoso en ataque, volvió a escaparse en el marcador tras un parcial de 9-0 a falta de dos minutos para el final (24-12), para concluir el cuarto con siete puntos arriba (26-19).

En el segundo parcial las canastas de Rupnik y del corpulento pívot brasileño Hettsheimeir llevaron al equipo madrileño a ponerse por delante en el partido por vez primera (34-36), aunque la inspiración desde la línea de tres de Salin posibilitó alcanzar el descanso con empate a 47 puntos y todo por decidir.

Tras el descanso, el base local Bo McCalebb asumió con determinación las riendas de su equipo, que llegó a seis minutos para el final del tercer cuarto con una renta de 9 puntos (58-49).

LOS LOCALES, DESATADOS

Cuspinera intentó cortar la racha de buen juego del rival con un nuevo tiempo muerto, aunque un triple de Salin llevó a los amarillos a situarse 61-49 y, poco después, los anfitriones vivieron sus mejores minutos en el partido, con el parcial 67-52 tras canasta del joven Paulí.

El equipo grancanario, ya desatado, gozó de sendas ventajas de 20 puntos (72-52 y 74-54), pero el Fuenlabrada redujo diferencias con un parcial de 0-7, para concluir doce abajo (74-62) y poner algo más de emoción al choque. En el último cuarto, la intensidad de los foráneos devolvió algo de emoción al choque y un triple de Smits puso un 76-69 con más de ocho minutos por jugarse.

PARTIDO SENTENCIADO

Con todo, la réplica desde la línea de tres puntos de O'Neale proporcionó un respiro momentáneo al Granca (79-69), que disfrutó de 13 puntos de renta con dos canastas consecutivas de Hendrix a falta de menos de siete minutos.

O'Neale, inspirado en ataque, colocó a los de Casimiro con 88-72, con lo que el Gran Canaria vislumbró la posibilidad de clasificarse para los cuartos de final y, aún más, cuando Aguilar estableció el 92-74 a falta de cuatro minutos.

Dos nuevos puntos de O'Neale, tras una falta antideportiva de Paco Cruz, situaron virtualmente al Herbalife entre los ocho mejores equipo de la competición (96-76). El Gran Canaria Arena fue entonces una auténtica fiesta, con la afición aplaudiendo y jaleando en pie a sus jugadores, que llegaban a la centena con una canasta de su capitán, Eulis Báez.

FICHA TÉCNICA:

Gran Canaria (26+21+27+26): McCalebb (15), Salin (19), O'Neale (19), Báez (7) y Pasecniks (4) -cinco inicial- , Hollins (2), Hendrix (10), Oliver (6), Paulí (4), Kuric (8) y Aguilar (6)

Montakit Fuenlabrada (19+28+14+15): Hakanson (10), Cruz (6), Paunic (10), O'Leary (3) y Sekulic (2) -cinco inicial-, Popovic (15), Rupnik (10), Wear (5), Smits (7) y Hettsheimeir (8)

Árbitros: Pastusiak, Fritz y Obrknezevic. Sin eliminados

Incidencias: Partido de la sexta jornada de la segunda fase de la Eurocopa disputado en el Gran Canaria Arena ante 5.619 espectadores