1-2. El Getafe certifica en Vallecas una permanencia agónica | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

1-2. El Getafe certifica en Vallecas una permanencia agónica

Dos goles de Ciprian Marica, el segundo de penalti y en el descuento

Contra: "Ha sido un camino muy duro, somos merecedores de estar en Primera"

Paco Jémez: "Hay muy pocas posibilidades de que yo siga en el Rayo"

Jémez iguala a Juande con el Rayo: 76 partidos en primera

Valladolid (perdió 0-1 con el Granada) y Osasuna (ganó 2-1 al Betis) bajan a Segunda junto al Betis

Ciprian Marica

deportes

| 19.05.2014 - Actualizado: 11:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Getafe logró una victoria agónica en Vallecas, al imponerse al Rayo (1-2) con un tanto del rumano Ciprian Marica en el tiempo de descuento justo después de que el portero Julio César salvara a su equipo, y continuará en Primera División por undécima temporada consecutiva.

Con la permanencia en el bolsillo desde hace varias jornadas, el Rayo acudió a su último partido de la Liga sin nada en juego, todo lo contrario que su rival, el Getafe, obligado a puntuar para seguir una temporada más en Primera.

ONCE DE GALA EN EL GETAFE

Cosmin Contra, técnico rumano del Getafe, salió con su once de gala, en el que destacó la vuelta a la banda derecha de Pedro León, jugador que había recibido un toque de atención por parte de su entrenador, que lo relegó al banquillo en las últimas citas.

En el lado contrario, Paco Jémez, técnico del Rayo, optó por dar descanso a algunos de los jugadores que más minutos venían acumulando, caso del central Alejandro Gálvez o del extremo Rubén Rochina, para premiar el trabajo de hombres como Alberto Perea o Leonel Galeano, casi inéditos durante toda la campaña.

El Getafe, pese a la importancia del choque para sus intereses, no demostró mayor intensidad que su rival, ralentizó mucho el juego y los saques de esquina, y todo su bagaje ofensivo lo fió a las individualidades de Ángel Lafita y Ciprian Marica, que aún así apenas pusieron en apuros al portero Rubén Martínez.

EL RAYO DEL BALÓN

El Rayo, aunque no tuvo ninguna ocasión clara de gol en la primera mitad, sí fue dueño del esférico y de la iniciativa ofensiva, sobre todo por la banda derecha de Alberto Perea, el jugador más desequilibrante de su equipo.

Tres minutos antes del descanso, el rumano Ciprian Marica recibió un balón en línea de tres cuartos, dio dos pasos hacía adelante y lanzó un disparo cruzado desde fuera del área que Rubén no pudo atajar.

El gol desató el delirio en el banquillo del Getafe y se celebró de manera efusiva por jugadores y cuerpo técnico abrazados sobre el césped. Buen colofón para el conjunto azulón antes de un descanso que iba a durar 45 minutos debido a una avalancha humana en el encuentro de Pamplona entre Osasuna y Betis que obligó a retrasar todos los partidos con el descenso en juego.

En el descanso, Jémez, buscando la remontada, retiró al lateral derecho Tito y al centrocampista Raúl Baena para dar entrada a dos delanteros, Rubén Rochina y el uruguayo Seba Fernández.

ERROR DE JULIO CÉSAR

El primer paso para lograrla llegó a los 66 minutos, cuando Roberto Trashorras botó una falta sin aparente peligro que nadie fue capaz de rematar o despejar y se acabó alojando en el fondo de las mallas por un error del portero Julio César.

Con la igualada, la hinchada local enloqueció para animar a su equipo y poner nervioso a un Getafe al que ya de por sí le temblaban las piernas y no le duraba el balón en posesión más que dos o tres pases. Con la lesión de Lafita y tres de los cuatro defensas amonestados y jugando con mucha cautela, el conjunto azulón no daba muestras de reacción más que para mantener el resultado.

Pese a todo, Sarabia pudo marcar a los 82 minutos tras un rechace del portero Rubén, pero su remate lo mandó por encima del travesaño. Centrado en defender y jugando a merced del Rayo, al Getafe lo salvó Julio César al parar un remate a bocajarro de un jugador franjirrojo en el minuto 89.

Justo un minuto y medio después, en una jugada a la contra, Rubén cometió penalti sobre Ciprian y el rumano se encargó de transformar la pena máxima y certificar la permanencia del Getafe en Primera División.

FICHA TÉCNICA:

Rayo Vallecano: Rubén; Tito (Rochina, m.46), Galeano, Zé Castro, Rat; Trashorras, Raúl Baena (Seba Fernández, m.46); Perea (Lass, m.65), Bueno, Iago Falque; y Larrivey

Getafe: Julio César; Valera, Alexis, Lisandro, Rafa; Juan Rodríguez (Borja, m.20), Lacen; Pedro León (Sammir, m.83), Lafita (Mosquera, m.65), Sarabia; y Ciprian

Goles: 0-1: M.42 Ciprian; 1-1: M.66 Trashorras; 1-2: M.91 Ciprian, de penalti

Árbitro: Gil Manzano (comité extremeño). Amonestó a Galeano (m.28) y Rubén (91), del Rayo Vallecano; y a Lacen (22), Lisandro (24), Rafa (39), Valera (58), Mosquera (75) y Pedro León (87), del Getafe

Incidencias: encuentro correspondiente a la jornada 38 de la Liga BBVA, disputado en el estadio de Vallecas (Madrid), ante 8.326 espectadores. Sergio Pachón, exfutbolista del Rayo y el Getafe, recibió un reconocimiento de la afición franjirroja en el descanso

CONTRA: "HA SIDO UN CAMINO MUY DURO"

Cosmin Contra, entrenador del Getafe, afirmó, tras lograr la permanencia en Primera División, que el camino hacia la salvación fue "muy duro" y declaró que su equipo mereció quedarse en la máxima categoría del fútbol español tras un final de curso agónico del club del sur de Madrid.

El técnico rumano se mostró aliviado después de ganar 1-2 al Rayo Vallecano y conseguir los puntos que necesitaba para evitar bajar a Segunda División. Contra reconoció haber sufrido mucho hasta que pitó el árbitro.

"Se sufre hasta el último minuto. Tengo que felicitar a los jugadores. Hemos empezado un poco mal por la necesidad del partido. Pero en los últimos quince minutos de la primera parte y la necesidad para quedarnos en Primera se ha visto al final. Hemos sabido sufrir y al final a la contra hemos sabido matar. Ha sido un camino muy duro desde que llegué como entrenador. Los jugadores han respondido muy bien", comentó.

"Hemos sido justo equipo merecedor de estar en Primera, en los últimos partidos hemos conseguido once puntos de los últimos quince posibles. Aquí nos esperaba un partido muy duro. Ahora a disfrutar un par de días y después a trabajar. No me ha dado tiempo de hacer pretemporada y no hemos hablado de bajas. No me ha importado, sólo me ha importado salvar al equipo", agregó.