1-0. El Arsenal gana la Community Shield al Chelsea

Mourinho: "El mejor equipo ha perdido y el equipo más defensivo ha ganado"

Wenger: "Nuestro juego se basa en la unión, en defender y atacar bien"

Wenger esquivó a Mourinho y éste tiró la medalla de subcampeón a la grada

1-1. El Bayern de Pep sigue con su gafe en la Supercopa. El Wolfsburgo, campeón

3-0. El PSV levanta su décima Supercopa de Holanda y el PSG (2-0) en Francia

deportes

| 02.08.2015 - 21:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Arsenal ha conquistado la Community Shield, la Supercopa inglesa, al vencer por la mínima al Chelsea de José Mourinho con un solitario gol del internacional inglés Alex Oxlade-Chamberlain, en un partido que destacó por la ausencia por lesión muscular del delantero hispano-brasileño Diego Costa y que representa el tercer título gunner (FA Cup y dos Community Shield) desde 2014.

Los de Wenger, que nunca había logrado ganar a Mourinho tras trece enfrentamientos, han comenzado con el pie derecho -después de una sobresaliente pretemporada con pleno de victorias- el inicio de la temporada defendiendo el título que ganaron el verano pasado y conquistando la Community Shield al vecino de turno para demostrar sus credenciales de cara a esta temporada.

En una transición, Theo Walcott desplazó hacia la derecha para que el inglés Oxlade-Chamberlain abriera el marcador con un disparo seco al ángulo que se alejó de la estirada de Courtois.

Con el partido muriendo con balones colgados por parte del Chelsea, Arsene Wenger aguantó estoicamente para empezar el año tal y como cerró la temporada pasada: con un título en las vitrinas.

1-1. EL WOLFSBURGO GANA LA SUPERCOPA AL BAYERN

El Bayern de Múnich de Pep Guardiola volvió a tropezar en el estreno oficial de la temporada por tercer año consecutivo al perder este sábado en la final de la Supercopa alemana ante el Wolfsburgo (1-1(5-4), un duelo que se decidió en la tanda de penaltis con Bendtner como doble héroe ante su público en el Volkswagen Arena.

El técnico español arrancó de la misma manera que las dos temporadas anteriores. La Supercopa se le resistió una vez más al Bayern que dirige Guardiola como le ocurriese los dos años anteriores ante el Borussia Dortmund. Los de Múnich recibieron excesivo castigo con el tanto del danés en el minuto 89, después de una floja segunda mitad de los lobos.

El campeón de la Bundesliga, que abrirá la competición doméstica dentro de dos semanas, ofreció las dudas y el juego irregular de esta pretemporada, pero fue superior. No en la primera mitad, donde el Wolfsburgo se destapó tras el fuerte inicio rival de la mano de un gran De Bruyne. Tras el paso por los vestuarios, Robben puso por delante a los bávaros, pero no lograron reflejar la superioridad en el marcador sucumbiendo en los instantes finales.

2-0. EL PSG, SUPERCAMPEÓN DE FRANCIA

El París Saint-Germain derrotó con facilidad al Olympique de Lyon en la final de la Supercopa de Francia, explotando la debilidad defensiva de su rival, para sentenciar el duelo en 17 minutos con tantos de Serge Aurier y Edison Cavani.

No tuvo rival el PSG, vencedor de la Supercopa de Francia sin Thiago Motta, con la cabeza en el Atlético de Madrid, ni los argentinos Pastore y Lavezzi. Si jugó de inició Cavani, que se quitó el mal sabor de boca de la Copa América, con protagonismo en la primera cita oficial de la temporada.

3-0. EL PSV GANA LA SUPERCOPA HOLANDESA

El PSV Eindhoven impuso la lógica para ganar 0-3 al Groningen y lograr su décima Supercopa de Holanda tras una final en la que aprovechó la inexperiencia de su rival, que luchó por primera vez por un título que coronó a Adam Maher, autor del golazo que sentenció el duelo.

Y eso que el PSV de presentó al encuentro con alguna duda tras firmar una pretemporada irregular después de perder dos partidos ante el Basilea y el Mónaco. Además, sin sus dos estrellas del curso pasado, Memphis Depay y Georginio Wijnaldum, vendidos al Manchester United y al Newcastle para ingresar 47 millones de euros, la incertidumbre era mayor antes del primer choque importante del curso..