0-1. Manucho en el último suspiro da la victoria al Rayo

Derrota al Granada con un gol en el minuto 92

Paco Jémez: "La alegría es grande porque viendo como estaba el partido era difícil pasar del empate".

Manucho: "Muy feliz por el gol que da una victoria muy importante al equipo. Se lo dedico a la afición rayista"

Baptistao ante el Granada

deportes

| 17.10.2014 - 23:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un gol de Manucho en el minuto 93 dio los tres puntos al Rayo Vallecano ante el Granada, en el duelo celebrado en Los Cármenes y que abrió la octava jornada de la Liga BBVA, una victoria in extremis dentro de un partido que parecía condenado al olvido por su poco fútbol y que alarga la mala racha de los andaluces.

Con muchas imprecisiones y muy pocas ocasiones transcurrieron los minutos. El técnico local Joaquín Caparrós pecó de conservador y el Granada estuvo atenazado por la alineación y por las dudas que generaban las tres últimas derrotas consecutivas.

REENCUENTROS

En un duelo con muchos reencuentros en ambas filas, el fútbol brilló por su ausencia. Igualados en la tabla antes de empezar, el choque no parecía destinado a cambiar las cosas. Los locales buscaron presionar, pero sin demasiada efectividad, mientras que el Rayo, sin sufrir atrás, no se preocupó tampoco por encontrar la portería rival. El parón por selecciones no parecía sentar bien.

Tras el paso por los vestuarios, el Granada pareció querer más, pero la ocasión de Piti al minuto de juego fue solo un espejismo. Sin verticalidad, sin que los cambios en ambos equipos pareciesen ofrecer nada nuevo, el choque caminaba hacia el empate a nada.

Sin embargo, en el último instante, Manucho, casi recién salido al campo, acertó de cara al gol. El Rayo se llevó un tesoro de Granada para dar un salto en la tabla, dejando tocado y con cuatro derrotas seguidas a los de Caparrós.