0-0. El Barça se estrella contra Javi Varas

Guardiola: "Hemos hecho todo y más para ganar este partido"

(archivo)

deportes

| 24.10.2011 - Actualizado: 17:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Media docena de intervenciones de Javi Varas, entre ellas un penalti parado a Leo Messi en el minuto 95, acabaron con la racha de victorias del Barcelona en el Camp Nou y también con el liderato de los azulgranas.

Varas fue el héroe de un Sevilla ultradefensivo que desactivó el juego del Barça desde el primer minuto. Con Negredo y Perotti lesionados y Kanoute en el banquillo, al Sevilla encontró argumentos de sobra, si no los tenía ya, para colocar el autobús ante el todo poderoso Barça.

Y lo hizo a la perfección, especialmente en la primera mitad: presionando la salida del balón de los azulgranas sin hacer una sola falta en los primeros 42 minutos y enmarañando el centro del campo para obligar a los de Guardiola a fabricar su fútbol siempre por fuera.

Marcelino armó dos líneas muy juntas que impidieron al Barça combinar en la mediapunta. De este modo, obligó a Adriano y Villa a actuar muy pegados a la línea de cal y Messi a vivir totalmente aislado en 20 metros a la redonda.

El técnico del Sevilla ganó la partida al del Barça en esos primeros minutos hasta el punto que Guardiola tuvo que renunciar a su 3-4-3 inicial y recuperar la defensa de cuatro mediado el primer tiempo.

Adriano pasó de extremo diestro a lateral izquierdo, Messi cayó en banda y Thiago, Iniesta y Xavi, algo más liberados de tareas defensivas, pudieron adelantar unos metros su posición y alternarse en la media punta.

El Barça empezó a jugar más y a robar más arriba. Y por fin puso cerco, aunque sin la frescura de otras ocasiones, a la portería de Javi Varas, quien hasta entonces solo había tenido que intervenir en un tiro de Iniesta a los diez minutos de juego.

Antes del descanso, llegó un disparó de Villa y otro de Messi que el meta andaluz, en estado de gracia, desbarató gracias a sus excelentes reflejos.

El Sevilla, que solo había llegado en un chute de Navas que Valdés envió a córner cuando éste se colaba por la escuadra, había sobrevivido al Camp Nou en una meritoria primera mitad.

El Barça salió a por el partido tras la reanudación. Sin la precisión quirúrgica de otros días -la buena disposición táctica sevillista tuvo gran parte de culpa- ni la magia habitual de un poco inspirado Messi, lo porfió casi todo al gran momento de Iniesta, quien pegado a la banda izquierda intentó sembrar el caos en la defensa hispalense.

El centrocampista albaceteño, Villa y Messi probaron fortuna antes del cuarto de hora, pero sus remates o no encontraban puerta o se encontraban una vez más con un inmenso Javi Varas.

El Sevilla, cada vez más a gusto en su papel de frontón, apostó definitivamente por blindar su área y buscar su oportunidad en alguna contra del incansable Navas. Pero a estas alturas del choque, el Barcelona le exigía demasiado para tomarse ningún tipo de alegría ofensiva.

El último cuarto de hora se le hizo muy largo a los de Marcelino. Guardiola ya había metido a Pedro y Cesc en el campo y el público del Camp Nou salió en rescate del equipo: una vaselina de Iniesta, un remate de Messi...los locales lo intentaron todo.

Hasta que en el tiempo añadido, Fazio derribó a Iniesta cuando éste se plantaba solo frente a Varas. Iturralde González señaló penalti, pero Messi tardó casi cuatro minutos en tirarlo.

Primero hubo una tangana con agresión de una desquiciado Kanouté a Cesc incluida que le costó la expulsión al delantero del Sevilla. Luego llegaría el paradón de Varas, que adivinó la intención de Messi y rechazó su zurdazo ajustado al palo izquierdo.

El técnico azulgrana Pep Guardiola ha asegurado hoy que su equipo ha hecho "todo lo posible y más" para ganar el partido ante el Sevilla, pese al empate final (0-0) que, a su juicio, no refleja el juego desplegado por los azulgrana.

"Siempre es mejor ganar que empatar, pero hemos hecho todo y más para ganar. Pero cuando tenemos una posesión tan alta, 22 disparos a puerta, un disparo en contra y un Varas perfecto, solo hay que felicitar al Sevilla", ha afirmado en rueda de prensa tras el partido en el Camp Nou.

El técnico catalán ha reconocido sentirse orgulloso por la actitud de sus hombres y de la afición, aunque asimismo ha elogiado el trabajo defensivo de un Sevilla en el que el meta Varas "ha estado muy bien".

"Pero me gusta quedarme con lo que hemos hecho nosotros. Hemos hecho cosas buenas, pero los porteros también juegan. Pero tenemos que levantarnos y recuperarnos", ha señalado.

Guardiola, además, ha restado importancia al lanzamiento de penalti que Messi ha fallado en el último minuto.

"Este chico ha dado mucha felicidad a la gente de esta casa. Ha hecho cosas grandiosas y la gente no olvida los momentos de gloria de estos años, desde que ha llegado al primer equipo, ha sido el más decisivo. Me alegro por este gesto", ha apuntado en relación a la ovación del Camp Nou al astro argentino al final del encuentro, pocos instantes después del fallo en la pena máxima.

"Messi es muy fuerte", ha dicho respecto a si el sevillista Kanouté le había podido distraer al provocar una tangana en la que ha sido expulsado, justo cuando el azulgrana se disponía a lanzar el penalti. "Contra Uruguay, en la Copa América, estuvo también dos o tres minutos antes de lanzar el penalti y lo marcó".