0-0. El Barça se atasca en Málaga

Luis Enrique: "Los jugadores no son máquinas"

Iniesta: "Nos ha faltado una velocidad más"

1-0. Deulofeu guía el triunfo del Sevilla ante la Real Sociedad

0-1. El Levante inflige al Granada su primera derrota

2-2. Eibar y Villarreal se reparten los puntos

deportes

| 25.09.2014 - Actualizado: 17:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El FC Barcelona no pasó del empate ante el Málaga (0-0) en La Rosaleda en un partido en el que los de Luis Enrique perdieron frescura, se desquiciaron y ni siquiera chutaron a puerta entre los tres palos, con lo que gracias a seguir sin encajar goles se van con un punto y la imbatibilidad intacta, pero con la peor sensación desde que Luis Enrique se ha hecho con el control del equipo.

Como muchos otros, el Málaga se subió al carro de plantar una defensa muy poblada y sin espacios para poner nervioso al Barça e intentar tener premio a la contra. Y lo lograron en parte. Fue un empate a nada, pues ningún equipo propuso cosas en ataque a destacar. Quizá el Barça fuera algo mejor, pero no chutó, se atascó, y sigue líder pero sin contar los partidos por victorias.

SIN TIRAR A PUERTA

Preocupante fue ver al mismo Barça que ganó con una manita al Levante en la pasada jornada no poder encontrar el camino a la portería. No al gol, sino a la portería, pues los pocos disparos fueron lejanos, sin obligar a Kameni a intervenir.

Atrás Bravo estuvo bien en la única jugada del Málaga con cierto olor a gol, pero la incapacidad de anular a la defensa malagueña provocó nervios a unos blaugranas desquiciados. No aparecieron los cracks, tampoco la segunda línea ni la Masia, y se dejaron dos puntos en La Rosaleda, que celebró el empate como un triunfo.

Dominó el partido el Barça, pero no a placer. Tuvo el control, el balón, pero no creó peligro. Tampoco un Málaga que no generaba nada, siempre a la espera de poder aprovechar alguna contra con la velocidad y aguante de Nordin Amrabat, y con el autobús plantado atrás. Aguantaron estoicos los de Gracia, evitando lo sucedido al Levante (0-5) en la visita de los blaugranas al Ciutat de València.

EL SEVILLA, COLÍDER (1-0)

El Sevilla se ha puesto colíder de Primera División tras imponerse a la Real Sociedad (1-0) gracias al gol que marcó Gerard Deulofeu, mientras que el Levante infligió la primera derrota de la temporada al Granada, que cedió en su feudo merced a un tanto de Rubén (0-1), en partidos pertenecientes a la quinta jornada de la Liga BBVA.

El conjunto de Unai Emery parece que no tiene fin. Sin la brillantez que pretende el técnico vasco, pero con la eficacia que define a los grandes equipos. Así venció el Sevilla a una Real Sociedad que poco se parece al equipo de las dos últimas temporadas.

El gol de los andaluces llegó pronto, un poco antes de los 20 minutos, y fue tras un excelente servicio de Stephane MBia que estampó en la red a pocos metros de la meta txuri urdín. El 1-0 fue suficiente para que el Sevilla lidere la Liga junto al Barça, en el regreso de Beto a la portería nervionense.

Y EL LEVANTE SORPRENDE AL GRANADA (0-1)

Triunfo del Levante ante el Granada (0-1). La primera victoria de los 'granotas' y la primera derrota de los 'nazaríes', que se vieron sorprendidos en una acción personal de Rubén en el segundo asalto.

El canterano levantinista se hizo un hueco por el carril central y terminó por batir a Roberto, que no alcanzó el cuero. De esta forma, Caparrós no pudo ganar al conjunto que tanto disfrutó con su presencia en el banquillo hasta la pasada temporada.

2-2. VILLARREAL Y EIBAR, REPARTO DE PUNTOS

Por su parte, el Villarreal sacó un punto (1-1) en su visita a Ipurua en un partido duro y muy disputado. Los de Marcelino García Toral comenzaron perdiendo a los diez minutos, pero acabaron dominando el duelo y firmando las mejores ocasiones ante el cuadro vasco.

Mikel Arruabarrena -en una acción de delantero puro- marcó el 1-0 para el Eibar en la primera parte, donde los pupilos de Gaizka Garitano se encontraron más cómodos. No obstante, la mejoría del 'submarino amarillo' tuvo recompensa a 20 minutos para el final con un zurdazo al palo largo de Gerard Moreno, imparable para Irureta.