La vida es a veces inesperada y otras un purgatorio en el Festival de Málaga

La Vida Inesperada
La Vida Inesperada |Telemadrid

El decimoséptimo Festival de Cine Español de Málaga ha completado la presentación de los quince largometrajes que compiten en su sección oficial con dos títulos de muy distinto tono que muestran que la vida puede ser a veces inesperada y en otras ocasiones un purgatorio.

En la jornada de hoy se han proyectado La vida inesperada, una comedia sentimental de Jorge Torregrossa que habla sobre los sueños incumplidos y cómo el destino puede depender de la valentía para traspasar o no las puertas que el azar abre, y "Purgatorio", un drama psicológico con elementos del género fantástico dirigido por Pau Teixedor.

En la película de Torregrossa, Juanito (Javier Cámara) vive desde hace diez años en Nueva York, donde quería triunfar como actor y ahora se gana la vida como puede, y recibe la visita de su primo de Alicante (Raúl Arévalo), un aparente triunfador, aunque la convivencia de ambos descubre la realidad que hay tras ellos.

Rodada durante cuatro semanas en Nueva York, la película ha sido "un viaje largo, maravilloso y memorable desde que Elvira Lindo escribió el guión pensando en Javier Cámara y en esa ciudad", ha afirmado en rueda de prensa Torregrossa.

"En una película de personajes que se encuentran en las calles de Nueva York, era inevitable pensar en Woody Allen, pero quería rodar las secuencias en mi Nueva York, el que yo he vivido y que no está en las guías", ha apuntado el director.

Javier Cámara ha explicado que conoció a Elvira Lindo en 2003 y en ese momento nació su "amistad y el sueño de hacer esta película en Nueva York, una ciudad que es fascinante pero también una tela de araña que te atrapa".

Lo que más miedo le daba de su personaje era tener que rodar algunas secuencias en inglés, porque "decir una frase en otro idioma y que la gente la entienda parece un sueño".

Cámara, que ha recordado que el equipo americano de la película les miraba como si fueran "un cortometraje albano-kosovar", cree que "La vida inesperada" es una historia "de amores a la profesión, a Nueva York, a la madre, y también una película de amor, de cómo las personas se cruzan en la vida".

Para Elvira Lindo, "hay muchos tipos de comedias, algunas que intentan hacer reír del principio al final, y otras que pretenden hacer reír y dejar un poso melancólico, y ésta es una comedia sentimental".

"La película habla del momento que vivimos y de esa época de los treinta y tantos años en la que hay que decidir lo que se hace con la vida, si se cumple el sueño que tenías con 17 o se cambia", según la guionista, que cree que Nueva York "es una ciudad engañosa, en la que se piensa que los sueños se van a cumplir, y luego resulta que no se cumplen exactamente como se esperaba".

En la otra película del día, Purgatorio, Oona Chaplin interpreta a una joven que se ve obligada a cuidar a Daniel, el hijo de su nueva vecina, pero la noche avanza y nadie pasa a recogerlo, mientras el comportamiento del niño se vuelve cada vez más inestable, inquietante y violento, y asegura que en la casa hay escondido otro niño que sólo ve él.

Pau Teixedor cree que, "pese a ser una película de género, tiene muchos elementos para estar en un festival abierto a géneros más amplios", y además en la situación del cine de género hay "un amplio espectro de lo que se considera así o no, y es difícil poner límites de dónde empieza un género y termina otro".

En la historia buscaba "un poco de ambigüedad", porque "mientras la primera lectura es muy clara, hay pequeños detalles que invitan a plantearse por dónde va, una segunda lectura que pretende ser sugerente", ha señalado el director.

Sobre la localización del rodaje, Teixedor ha apuntado que en el proceso de búsqueda llegaron a Seseña (Toledo) y "fue alucinante ver con los propios ojos una ciudad fantasma de la que hablaba la prensa".

"Quería situar la película en un sitio y un momento concretos, en la España de hoy de la burbuja inmobiliaria", ha afirmado el director.