La reina se muestra satisfecha con la "maravillosa" exposición de Antonio López

Antonio López expone 140 obras en el Museo Thyssen-Bornemisza

La reina ha mostrado su satisfacción ante la "maravillosa" recopilación de obras de Antonio López reunidas en el Museo Thyssen-Bornemisza, que abre al público a partir de mañana martes en la primera gran exposición sobre el artista manchego desde 1993. Dieciocho años después de aquella muestra y cuando han transcurrido también casi veinte desde que Antonio López empezara a dar forma a su retrato de la familia real española, aún inacabado, doña Sofía ha inaugurado hoy esta exposición, que permanecerá abierta hasta el 25 de septiembre, acompañada por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.

El acontecimiento ha reunido asimismo a la baronesa Thyssen y al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que ha seguido atentamente las explicaciones con que el artista de Tomelloso comentaba a la reina detalles sobre una parte importante de las 130 obras que forman la exposición, muchas de ellas inéditas.

Entre ellas se encuentra el "Hombre tumbado", recién salido de la fundición, o siete recreaciones de la Gran Vía madrileña todavía en pleno proceso de creación, que enriquecen el espacio dominado por la célebre vista de esta avenida de los años 1974-1981 y a las que la reina ha dedicado gran atención.

Doña Sofía también se ha detenido con admiración ante complejos paisajes urbanos como "Madrid desde la torre de bomberos de Vallecas", esculturas como la impactante "Antonio y Mari" -que reproduce las miradas del autor y su esposa en toda su intensidad-, dibujos y pinturas como los conocidos membrilleros y algunas de las obras más destacadas de los años cincuenta, su etapa menos conocida.

Una reproducción de la colosal cabeza de niña con ojos cerrados ubicada en la cercana estación ferroviaria de Atocha ha recibido a la reina a su llegada a los jardines del museo, mientras que en el vestíbulo aguardaba la monumental "Mujer de Coslada", de cinco metros y medio de altura, antes de que el propio artista, su esposa y sus dos hijas dieran la bienvenida a la reina a esta exposición.

Una de las hijas, María, y el director artístico del Thyssen-Bornemisza, Guillermo Solana, son los comisarios de esta muestra, que ambos definen como un verdadero autorretrato de Antonio López, afirmación que el artista manchego comparte.

COMPLETA RETROSPECTIVA

El gran maestro del realismo español del siglo XX mostrará así una completa retrospectiva de su obra, con cuadros de los años 50 y 60 pero también de las últimas dos décadas, incluyendo óleos, dibujos y esculturas de algunos de sus temas habituales, como son los interiores, la figura humana, sus paisajes y vistas urbanas, principalmente de Madrid, o sus composiciones frutales, hasta el 25 de septiembre.

López busca entre la realidad que le rodea aquellos aspectos cotidianos susceptibles de ser retratados en su obra, y lo hace con una elaboración lenta y meditada, buscando captar la esencia del objeto o paisaje representado.

Además, esta muestra podrá verse de martes a sábado hasta las 23 horas, ya que el museo ha ampliado su horario para que todo el mundo pueda conocer la obra del pintor que mejor ha retratado Madrid.

Los Amigos del Museo que lo deseen podrán asimismo realizar la reserva para participar en la habitual visita privada y guiada en grupos que se organiza en exclusiva para ellos con cada nueva exposición temporal. Se celebrará los días 10 y 17 de julio de 19.10 a 21 horas, o el 18 de julio de 11 a 13 y de 18 a 21 horas