Los recuerdos de Nicolás Muller

La Comunidad ha presentado la exposición Nicolás Muller. Obras maestras, comisariada por Chema Conesa, conmemora el centenario del nacimiento de este fotógrafo fundamental en la historia de la fotografía española.

Obras maestras del archivo de Nicolás Muller, custodiado actualmente por su hija, la también fotógrafa Ana Muller. De esta colección, que cuenta con más de 14.000 negativos, el comisario ha seleccionado 125 fotografías en blanco y negro, y las ha acompañado por un vídeo explicativo de su vida y su trabajo. También se ha incluido un conjunto de documentos y objetos del artista, que permiten al visitante entender su trayectoria vital.

La muestra se complementa con un catálogo, realizado en colaboración con La Fábrica, en el que a través de casi 300 páginas y más de 170 fotografías, realiza una relectura de la obra del fotógrafo. En el volumen se incluye un texto autobiográfico inédito del artista, titulado Recuerdos, así como una amplia biografía.

INFLUENCIAS DE LA BAUHAUS

Nicolás Muller, húngaro de nacimiento (Orosháza, 1913) se vio obligado a salir de su país en 1938 debido al nazismo y a la persecución de los judíos en centroeuropa. A lo largo de su viaje recorrerá distintos países (Francia, Marruecos o Portugal) para recalar finalmente en España en 1947, aspecto del que se hace hincapié en esta exposición, mostrando los diferentes países que el artista fue retratando con su cámara.

Muller, como otros fotógrafos de su generación, Robert Capa, Brasaï o Kertész, está muy influido por las teorías constructivistas de la época y por las nuevas formas visuales que se originan en la escuela alemana de la Bauhaus. Un testimonio excepcional de su época por su valor y su calidad artística. En 2000 falleció en Asturias a los 86 años.