Los placeres más elevados para el oído

El Orfeón Donostiarra y la Orquesta Filarmónica han deleitado a los amantes de la música clásica este viernes en el Auditorio Nacional.

Interpretaron joyas de la música como la Misa de Coronación de Mozart o la novena sinfonía de Beethoven, el Himno de la Alegría. Este sábado por la tarde volverán a subirse al escenario junto con 200 cantantes voluntarios elegidos a través unas pruebas de voz celebradas el pasado mes de septiembre en Madrid.